Tigres a enseñar sus garras con misión de levantar trofeo

 

Por Pedro Grullón Briceño

Listin Diario

SANTO DOMINGO,-La campaña pasada, los Tigres del Licey echaron el pleito hasta el partido final sin poder levantar el trofeo, esta vez, directivos, jugadores, instructores y personal de apoyo esperan que la historia sea diferente y la franquicia pueda saborear su corona 23.

En la celebración de su tradicional encuentro para dar a conocer el material que tendrán en el campo desde este 13 de octubre, su presidente, Jaime Alsina expresó que harán todo lo humanamente posible para que ocurra de esta forma.

“No escatimaremos esfuerzos para brindarle a nuestra fanaticada lo mejor que esté en nuestro alcance en el venidero torneo y al final podamos celebrar una nueva corona del Licey”, expresó Alsina durante la presentación oficial dele quipo de cara a la campaña que se avecina.

Retornar el título de campeón al lado azul del Estadio Quisqueya Juan Marichal es la meta que, con el apoyo de los incondicionales fanáticos de la enseña del color del cielo y el mar, está plasmada en el pensamiento de todossus integrantes.

Directivos, ejecutivos, dirigentes, entrenadores, jugadores, personal de apoyo, en fin, todos y cada uno de los que componen las diversas estructuras del Glorioso Tigre, están listos para una nueva temporada del pasatiempo dominicano con el objetivo de siempre: gritar a todo pulmón: “Licey, campeón”. añadió el presidente azul.

Para este año, el conjunto se ira con dos rostros nuevos, tanto en la posición de manager, como en la gerencia, teniendo a Robbie Hamonck y Luis Urueta en ambos puestos determinantes para el puesto en que llegaría el combinado.

Ambos estuvieron presentes en el evento y mostraron su gran confianza de que este año, el Licey será un conjunto que dará mucha “agua a beber”, hecho que quedará demostrado desde los primeros días de la contienda.

“Comenzaremos con un equipo bien equilibrado, con mucho talento en las diversas áreas y nuestra misión es ganar partidos desde el mismo momento en que salgamos al terreno”, señaló Urueta, al hacer uso de la palabra durante la conferencia de prensa.

El Licey estuvo activo durante el receso realizando movimientos donde por diferentes vías llegaron al club, Pablo Reyes, Arístides Aquino y Daniel Corcino, desde el escogido, en tanto que Elián Herrera recibirá una oportunidad de retornar al béisbol invernal.

A ellos se unen entre los nativos los nombres de  Juan Francisco, Yamaico Navarro, Anderson Hernández, Julio Borbón, Engel Beltré, Dawell Lugo, José Marmolejos, Rymer Liriano, Emilio Bonifacio, Erick Aybar, Yermin Mercedes entre otros.

Mientras que entre los importados, el Licey contará con el utility Dilson Herrera (Cincinnati), Michael Hermosillo, (jardinero central, Anaheim) y  (Brian Navarreto, receptor de los Mellizos). De su lado en el pitcheo tendrán a   Randall Delgado, de grata recordación para el club y quien estará por tercera vez. Tommy Milone y Chi Chi González serían parte de la rotación. Algunas otras importaciones de pitcheo son Tyler Gilbert (Filis), Connor Zadzeck (Texas); Nabil Crismati (Mets) y Brendan McCurry (Astros).

Jairo Asencio será nuevamente la luz más brillante en el relevo de los Tigres. El viene de su campaña más fabulosa en la posición de cerrador, tras su 14 rescates que lo convirtieron en el líder de por vida en la pelota dominicana. No aceptó carreras limpias en 19 entradas , en los cuales permitió 14 hits, no otorgó boletos y abanicó a 19.

Transmisiones de radio y televisión
En la actividad fue presentado el equipo de radio y televisión, que estará integrado por Roosevelt Comarazamy,

Ildefonso Ureña y Radhamés González. Mientras que en los comentarios estarán Franklyn Mirabal,

acompañado por Rafelito Díaz, Bienvenido Rojas, Carlos José Lugo, escoltados por las voces comerciales

de Santos Peralta y Fernando Custodio para la radio. Billy Reynoso lo hará en la televisión. Tomás Troncoso Jr, Juan Nova Jr y Roosevelt Comarazamy Jr. realizarán el programa de pre juego del equipo

para Radio, mientras que Sussy Jiménez encabezará el show de la antesala de la televisión.

Asimismo, fue presentado el grupo de porristas que tendrá el club, la cual fue realizada por Mirabal, siempre con su estilo jovial y quien conectó con los asistentes al Hotel Embassy suite by Hilton.

Patrocinios
Gabriela Castillo, ejecutiva del Grupo Ramos, a nombre de tiendas La Sirena, presentó junto al presidente Alsina, el gerente y el manager, los uniformes que lucirá el Licey, como local y de visitante.

Los Campeonatos a partir de 1951

Tan pronto como se iniciaron los campeonatos profesionales formales en la Liga Dominicana (1951), los Tigres del Licey fueron los primeros en coronarse campeones, anotándose la primera de sus 21 coronas. En total ganaron dos de los cuatro torneos de verano celebrados en los terrenos deportivos del estadio de La Normal.

En 1955-56 se comienza a jugar bajo luces en la pelota nuestra, con los azules ganando por vez primera en el 58-59.

En el decenio siguiente y luego de una paralización de dos años, debido al ajusticiamiento del tirano Trujillo, los añiles vuelven a ganar en el torneo de 1963-64.

Para luego conquistar por vez primera, dos justas consecutivas, y 1969-70 y 1970-71, empatando de esa forma con los Leones del Escogido en campeonatos ganados (seis), siendo la última ocasión en que los entonces eternos rivales, estuvieron igualados en diademas obtenidas.

Los Tigres vuelven a ganar de modo continuo en 1972-73 y 1973-74. Volviendo a triunfar de forma separada en esa década (1976-77, 1979-1980).

En los años 80, el Licey empata la marca de la Liga Dominicana, al lograr tres trofeos consecutivos: 1982-83, 83-84 y 84-85, produciéndose de esta forma, la última ocasión en que los felinos han ganado torneos consecutivos, conquistando luego los siguientes campeonatos: 1990-91, 1993-94, 1998-99, 2001-02, 2003-2004,2005-06, 2008-09 y 2013-14.

Licey 2008

Alcanzando un total de 21 coronas, rompiendo el empate a 20 con las Águilas Cibaeñas, y seguidos por el Escogido (17), Estrellas Orientales (2), Azucareros del Este (2) y Gigantes del Cibao en una sola ocasión.

 

< 1951: El año del gran cambio

 

El mejor equipo azul 1907-1974

Enrique Lantigua Catcher
Baldomero –Mero- Ureña Pitcher Derecho
Guayubín Olivo Pitcher Zurdo
Francisco –Ninín- Rodríguez Primera Base
Titico Guzmán Segunda Base
Pedro Báez (Grillo A) Tercera Base
Horacio Martínez Shortstop
Pedro Nina Utility
Sonlly Alvarado Outfielder
Pindú Miranda Outfielder
Alcibíades Colón Outfielder
Luis Báez (grillo C) Outfielder
Charles A. Dore Manager

1951: El año del gran cambio

El béisbol que se jugó en dominicana hasta 1954, es denominado como la pelota romántica, pues no existía mucha organización, pero en 1955 es cuando se afilia a las organizaciones norteamericanas y comienza, naturalmente la época de mayor auge y consecución ordenada.

Del 1938 hasta 1950, no hubo ningún campeonato profesional en el país. En 1951 se reanuda el primer pasatiempo de los dominicanos efectuado desde el 5 de mayo al 24 de septiembre, y el torneo llevó el nombre de “Era de Trujillo”.

Los rectores encargados de organizar ese evento fueron, la Dirección General de Deportes y la Comisión Nacional de Béisbol. La justa se pactó a 108 juegos y el triunfo final correspondió al Licey, Compitieron, los rojos del Escogido, los tigres del Licey, las Águilas Cibaeñas de Santiago y las Estrellas Orientales de San Pedro de Macorís.

De 1951 a 1954, se originaron los llamados campeonatos de verano. Todos los juegos celebrados fueron diurnos, sábado y domingo de cada semana, incluyendo los domingos en la mañana.

El héroe en el triunfo de los Tigres recayó en la figura del refuerzo norteamericano Su Majestad Alonzo Perry, quien batearía para 400 puntos en la serie regular y 400 en la final, con un célebre jonrón que le disparó al derecho Enrique Reynoso, del Escogido con tres embasados.

También es de rigor señalar las actuaciones de los pitchers azules Guayubín Olivo (10-5) y el boricua José Luis Velázquez (9-4).

Equipo 1951

Equipo 1951

El campeonato de 1952 se inició el 26 de abril y culminó el 25 de septiembre. Compitieron los mismos equipos de 1951 y los organizadores repitieron, la Dirección General de Deportes con Humberto Gómez Olivier a la cabeza y la Comisión Nacional de Béisbol bajo la presidencia del inmortal Pedro Julio Santana.

El torneo llevó el nombre de “Pro Elección del General Héctor B. Trujillo Molina” y fue ganado por las Águilas Cibaeñas, era su primer triunfo en esas lides.

El campeonato de 1953 fue titulado “Leónidas Radhamés” y se llevó a cabo desde el 25 de abril hasta el 6 de septiembre, entre los cuatro equipos tradicionales.

Los organizadores de la ocasión fueron, en esta vez, la Comisión Ad-Hoc de Béisbol Profesional, compuesta por el licenciado Benigno del Castillo Santamaría, presidente: señor Sebastián Valverde, secretario; doctores Juan Tomás Mejía Feliú, Rafael Miranda, Gilberto Morillo Soto, Rafael González M. y licenciado Manuel Vicente Feliú, miembros.

En la primera vuelta del campeonato, los felinos se adueñaron de la primera posición al ganar 20 partidos y perder 7 para un porcentaje de 741, y en la segunda ronda, que fue muy reñida, quedaron las Águilas en primer lugar.

Ambos ganadores se enfrascaron en la serie final, resultando victorioso el equipo azul. Volvió a ser el hombre clave de la jornada, Su Majestad Alonzo Perry, el cual terminó líder en estafadas (16), impulsadas (53), en cuadrangulares (11), en bases acumuladas (119), veces al bate (229) y slugging (519).

La actuación del zurdo Guayubín Olivo fue fundamental en el triunfo de los Tigres. En la serie regular ganó 6 desafíos y en la final logró dos victorias y un juego salvado, con una efectividad de 0.82.

Liceístas que se destacaron en aquella contienda, Alcibíades Colón, campeón carreras anotadas (42); hits conectados, Olmedo Suárez (72), el campeón pitcher, Federico –Chichí- Olivo, con record de 10-4, average de 714 y el líder en efectividad, el cubano Santiago Ulrich, con promedio de 1.98.
Al año siguiente se efectuó el campeonato de 1954, del 15 de mayo al 15 de agosto. El torneo llevó por nombre “Benefactor” y fue protagonizado por los mismos equipos.

Para esa fecha el Director General de Deportes era Juan Isidro Vicioso, hermano del inmortal Bolo Vicioso y la Comisión Nacional de Béisbol Profesional la presidía Manuel Vicente Feliú. Ellos eran los organizadores de esa temporada.

En aquella justa, el Licey ganó la primera vuelta (19-5) y las Estrellas ocuparon el primer lugar en la segunda vuelta (22-5).

Ambos pelearon el play off decisivo y los verdes superaron a los azules (4-1). En los campeonatos de verano 1951-1954, el Licey venció dos veces, en 1951 y en 1953. Los Tigres continuaron siendo los dueños del play.

 

 

< 1937-1951: Béisbol aficionado

 

Los Campeonatos a partir de 1951 >

 

1937-1951: Béisbol aficionado

Desde 1937 hasta 1951, el beisbol que se jugó en el país fue solo de aficionados.

En el campo deportivo del Distrito, se anunció en febrero de 1938 la inauguración de la temporada de beisbol entre los Osos Blancos de del Santo Domingo Sport y un equipo compuesto por jugadores criollos, en marzo por la Copa Anónima Tabacalera ya 17 juegos se enfrentaron Licey y Escogido.

A finales de año, la Asociación de Cronistas Deportivos (ACD), organizaron una serie con los mejores jugadores disponibles en el país, una serie de quince juegos, por la diputa de la Copa Compañía Anónima Tabacalera en donde enfrentaron a Licey y Escogido.

En el primer trimestre de 1939, Licey estuvo jugando una serie en la vecina isla de Puerto Rico, pero no concluyó, pero por el amplio margen que tenían en el torneo, la casa licorera Cofresí, le otorgó la copa al conjunto dominicano.

A mediados de año, Licey ganó en la serie dominico-boricua, junto a Escogido y Ponce Cofresí, siendo Horacio Martínez el campeón bate. En agosto Licey le ganó la serie a los Osos Blancos de Santo Domingo Sports en los terrenos del campo deportivo del Distrito.

En febrero de 1940, Licey ganó la serie de 17 juegos al Escogido dirigida por la Comisión de Campeonatos de la Asociación Cronistas de Deportivos. El 30 de junio, inició otra serie pactada a 17 partidos que fue ganada por el Escogido.

Equipo 1941

Equipo 1941

La Copa Siboney Platino, se efectuó en mayo de 1941, patrocinada por la Casa Cochón Calvo y Co, fue ganada por el Licey.

En el Hipódromo Perla Antillana, se efectuó en julio de 1946, una serie de beisbol se enfrentaron, el Ejercito Nacional, Veteranos, Licey y Escogido (ganador) en pro de la reelección del Presidente Trujillo. Un año después, en 1947, Licey ganó 4-3 al Escogido, la serie de siete juegos pro-reelección del presidente en el Estadio de La Normal.

En la primavera de 1948, con motivo de la llegada de los Dodgers de Brooklyn y los Royals de Montreal, se amplió el Estadio de La Normal, a unos 10 mil fanáticos a cargo del ingeniero Bebecito Martínez Brea. Jugaron Dodgers, Reales, un equipo de Santiago.

En julio, los Diplomáticos del Licey se enfrentaron al Escogido, cada uno ganó una vuelta.

 

< El Campeonato de 1937

 

1951: El año del gran cambio >

 

El Campeonato del 1937

En 1937, Rafael Leónidas Trujillo quien buscaba la reelección presidencial, ideó un “equipo especial” para el campeonato a celebrarse ese año. Propuso reclutar los mejores beisbolistas de los dos equipos de Santo Domingo para fusionarlo en uno, en representación de la ciudad.

Fue tan buena la clase de refuerzos que vinieron de Norteamérica, que provocó que las Grandes Ligas de Color no pudieran terminar su acostumbrado torneo anual, ya tradicional en aquel país. Con las grandes contrataciones que se hicieron al mercado gringo, no le quedó más remedio que claudicar.

Trujillo envió a José Enrique Aybar con una misiva a las Ligas Negras para contratar al lanzador Satchel Paige, quien además lo ayudaría a organizar el equipo. De un presupuesto total de 30,000 dólares, a Paige se le pagó 6,000, y el resto para los demás beisbolistas, todos provenientes del equipo Pittsburgh Crawford.

El equipo fue denominado Dragones de Ciudad Trujillo en honor al dictador, además contó con una inversión sobre los 50,000 dólares.

El equipo ganó el campeonato con un récord de 18-13, seguido de las Águilas Cibaeñas 13-15, mientras que las Estrellas Orientales quedaron en último lugar con 11-14. Josh Gibson tuvo un promedio de bateo de .453 (con 21 carreras impulsadas). Silvio García bateó 38 hits en 128 turnos al bate, incluyendo 14 dobles. Martín Dihigo y Santos Amaro de las Águilas Cibaeñas, cada uno conectó cuatro jonrones

El equipo estaba dirigido por Lázaro Salazar y consiguió el título nacional, al derrotar al recién creado equipo Águilas Cibaeñas.

Los Dragones coronaron campeones después de un calendario de juegos que comenzó el 28 de marzo de 1937 y terminó el 11 de julio del mismo año. El campeonato de aquel año no envolvió ni a Tigres ni a Leones.

Por primera vez en la historia nuestro béisbol profesional, fanáticos ROJOS Y AZULES se unieron en un solo bloque, y los dirigentes de ambos bandos concentraron su paciencia en la dirección de los Dragones de “Ciudad Trujillo”!. Aquí se pagaron sueldos tan lujosos, que llamó la atención en el extranjero y la mayoría de los buenos jugadores ansiaban venir a Quisqueya.

Ciudad Trujillo fue declarada la plaza ideal para jugar béisbol, e irse con los bolsillos llenos. La pelota de 1937 fue tan fuerte que dejó a los magnates y empresarios sin dinero y hubo un período de 14 años sin que el país presenciara béisbol rentado. Solamente se jugó a nivel amateur, donde nunca figuraron los nombres de Licey y Escogido.

En toda esa pléyade de peloteros había una amalgama de estrellas, cada una en su posición era un señor jugador con categoría de Grandes Ligas.

Los árbitros que actuaron durante el campeonato, fueron: el cubano Eustaquio Gutiérrez, y los dominicanos, David Molineaux, Félix Gallardo, Luis Arias, Libio Guerra, Salvador Alba, Alfonso Paniagua, Domingo Domínguez y Eugenio Lefranc. Tanto Paniagua como Lefranc eran oriundos de Puerto Rico.

En cuanto a los lanzadores, el líder fue el norteamericano Satchel Paige, considerado el mejor de su tiempo, con ocho victorias y dos derrotas, y en cuanto a la ofensiva, Joshua Gibson quedó en primer lugar con average de 453, producto de 24 hits en 53 turnos.

El torneo se denominó “Reelección Presidente Trujillo” y se mantiene como el de mayor categoría de todos los celebrados. Había tres jugadores que pertenecen al Salón de la Fama de Cooperstown. Ellos son, Leroy Satchel Paige, Joshua Gibson y Cool Papa Bell. Los dos jugaron con los Dragones.

 

< 1936: Torneo toma forma


1937-1951: Béisbol aficionado >

 

1936: Torneo toma forma

Después de celebrado el interesante campeonato profesional del año 1929, que tan sensacionalmente ganaron los Tigres del Licey, no hubo otro torneo que pudiera titularse campeonato hasta 1936, cuando se enfrentaron por vez primera en una contienda los equipos hoy tradicionales de: Licey, Escogido, Santiago o Águilas y Estrellas Orientales.

Se acordó aceptar cuatro refuerzos para las Estrellas y tres para cada uno de los otros conjuntos. El señor Enrique Mejía, hablando por la gente de San Pedro de Macorís hizo saber que su club estaría respaldado por todas las ciudades de la región del este y que el equipo llevaría el nombre de “Estrellas de Oriente”.

El torneo profesional de 1936 fue precursor del famoso campeonato de 1937, considerado todavía el mejor de todos los celebrados en la República Dominicana hasta los días presentes.

La victoria oriental en la justa del 1936 hizo clamar de alegría a toda una rica región cañera que anhelaba ganar un premio de esa naturaleza, en contra de adversarios de la categoría de un Licey, Escogido y Águilas. Los macorisanos no olvidan aquella bella experiencia de 1936, pues la misma les hizo vivir mañanas y tarde de emoción deportiva.

El campeonato de 1936 fue un capítulo brillante en aquel béisbol romántico de los años 30, que enardeció a la fanaticada del Este.
 

< 1929: La gran victoria

El Campeonato de 1937 >

 

1929: La gran victoria

Después del torneo de 1924, no hubo más campeonatos hasta 1929. En aquel año, en fecha 9 de marzo, se produjo la apertura del evento, el cual hasta ese momento llegó a ser el más importante de todos los efectuados, por la calidad de los jugadores y lo reñido que resultó. Tres equipos se enfrentaron, Licey, Escogido y el “Sandino”, representativo de Santiago.

Equipo Campeón 1929

Equipo Campeón 1929

Los partidos del campeonato se escenificaron en el diamante del Hipódromo La Primavera, de Santo Domingo, donde se jugaba durante las tardes de los sábados y las mañanas de los domingos. En algunas ocasiones excepcionales los partidos se celebraban en las tardes de los domingos

Los Tigres del Licey vencieron a sus rivales y se coronaron monarcas del béisbol profesional dominicano en donde actuaron refuerzos cubanos y puertorriqueños, que para entonces eran los mejores en el mercado beisbolero de las Antillas Mayores.

El beisbol local se sumió en un prolongado letargo desde 1930 en adelante por la migración de los mejores jugadores de la época a las ligas de Cuba, Puerto Rico y Venezuela.

En enero de 1933, Licey reapareció jugando contra Good Year y el Escogido en el Campo Municipal de los Deportes, antiguo Gimnasio Escolar, que no estaba inaugurado formalmente. Se jugó en fines de semanas pro fondos de terminar la reconstrucción del estadio.

Jugaron una serie de quince juegos entre Licey y Escogido, jugando con figuras locales que no viajaron a las demás ligas del Caribe. Durante este año Licey tenía marca de 12-9 con un empate contra el Escogido. A finales de julio Licey tenía marca de 14-9, dos empates y viajo a Santiago a jugar en el Campo Municipal de los Deportes. Dividió honores.

Equipo 1931

Equipo 1931

Ponce regresó en septiembre a jugaron con Licey, Escogido y Santiago. Una vez terminada la serie Licey y Escogido, siguieron jugando los fines de semana.

Los Alacranes del Almendares o Cuban Stars, llegaron en noviembre derrotando a Licey y Escogido, respectivamente. A finales de mes el Richmond, que venía desde Puerto Rico, se enfrentó a Santiago, Licey y Escogido. El equipo norteamericano Hazleton perdió una nueva serie ante Licey.
A finales de enero de 1934, Licey, Escogido y el Concordia disputaron la Copa Trujillo Martínez, ganada por los venezolanos. Licey le ganó al Escogido la Copa Dominican Tobacco en el mes de mayo.

Formaron un equipo de recogidos de otros equipos, lo llamaron Caribe BBC para enfrentarlo al Licey, y en el primer juego perdieron 13-1. Luego Licey fue a Santiago con el cubano Lefty Tiant ganando los dos partidos que realizaron antes de viajar a Puerto Rico a una serie con equipos de ese país.

La serie jugada en octubre fue la primera transmitida por radio, enfrentándose a Leones de Ponce, Norfolk Stars, Concordia, regresando al país con pobre marca de 2-6.

Comenzando el año de 1935, a los 28 días, mediante decreto 1190, se incorporó el Club Atlético Licey, por instancia suscrita de su presidente Virgilio Abreu.

Licey y Escogido, jugaron mas juegos, luego de que en enero llegó el Concordia desde Puerto Rico, realizándole la serie dominicano-venezolana ganada por los criollos. Licey y Escogido siguieron jugando antes de la serie dominico boricua con el Ponce. Ponce no ganó ningún juego, Licey gano cuatro y el Escogido cinco, para ser el ganador.

En abril, Francisco Hernández, fue elegido presidente del Club Atlético Licey; Luis E. Rodríguez A, vicepresidente; Fernándo A. Gómez O, tesorero; Manuel A. Salazar, Secretario y Luis del Castillo, vocal.

Equipo 1934

Equipo 1934

 

 

< 1924: Licey Campeón!!!


1936: Torneo toma forma >

 

1924: Licey Campeón!!!

El campeonato nacional de 1924 comenzó el domingo 31 de agosto, en los terrenos de “La Primavera” con un jurado presidido por el licenciado Julio Ortega Frier. El calendario de los juegos estuvo pactado a 32 encuentros, entre Tigres del Licey y los Leones del Escogido. Aún cuando en el torneo sólo participaron dos equipos, en ellos se concentraban los mejores peloteros de aquellos tiempos.

El juego número 32, según un cronista de la época comenzando del triunfo azul: “Tres juegos faltaban al Licey cuando el Escogido podía lograr el anhelado galardón ganando tan sólo uno, pequeño esfuerzo que ponía todas las probabilidades a favor de las huestes de Luis Alfau.

Pero he aquí que los Tigres realizan el más colosal de los esfuerzos, triunfando tres veces consecutivas, jugando en una semana dos juegos limpios, sin la sombra de un error, récord estupendo que difícilmente igualará otra novena criolla, único en los anales del deporte nacional”.

El “Listín Diario” del martes 23 de diciembre, dice en sus titulares de ese día “El Licey obtiene el título de campeón nacional de béisbol”. Luego en los subtítulos, se lee: “Derrota al Escogido en el juego más reñido y sensacional de la historia beisbolera” y “Mero pitchea fenomenalmente, y el campo lo respalda jugando sin un solo error por tercera vez en el campeonato…

“Acorralados hoy Tigres y Leones en el diamante del Hipódromo para celebrar el juego decisivo del Campeonato Nacional de Béisbol, se ha dado por primera vez en la historia del béisbol dominicano la singular ocurrencia de que un campeonato tenga que decidirse en el último juego fijado en el programa y pudiéndole tocar la gloria a cualquiera de los dos contrincantes.

Este campeonato profesional de 1924 resultó sumamente interesante y reñido.

Equipo Campeón 1924

Equipo Campeón 1924

En marzo de 1925, ll lanzador Baldomero Ureña, del Licey, viajó a New York contratado por un equipo de beisbol de Allentown se convirtió en el primero en ser contratado por un equipo norteamericano. Ureña estaba jugando con los Leones de Ponce en Puerto Rico.

En julio, Licey siguió viajando por la geografía del país, ganando todas las series celebradas contra el Central de la Romana y los Doctores de San Pedro de Macorís. Licey C y el Isabelita jugaron en el Gimnasio Escolar. Luego Licey ganó en una serie de cinco partidos se enfrentaron a un equipo de la Policía Nacional Dominicana (PND).

El Escogido apareció y fue vencido en un doble juego el nueve de octubre de 1927.

En 1928, Licey y Escogido, con motivos de la conmemoración de la llegada al poder del presidente Horacio Vásquez, declarándose un empate en el Gimnasio Escolar. En Julio jugaron otra nueva serie en la reapertura del Campo Deportivo de la Primavera. Licey ganó los dos juegos.

En agosto, los Leones de Ponce iniciaron una llamada “Temporada Extranjera” en el Estadio La Primavera junto a Licey, Escogido y las Estrellas Capitaleñas (Licey y Escogido), los boricuas dividieron con todos. Terminado el mes los eternos rivales volvieron a jugar entre sí.

En octubre se jugó la Copa Presidente Vásquez a cinco juegos, pero no terminó por divergencias entre Licey y Escogido. Ambos equipos jugaron series por separado con Sandino y Municipal de Santiago. Luego terminados los problemas la Copa se reanudo y la ganó el Escogido. Los equipos de la capital y los de Santiago, siguieron jugando entre si, en diciembre.

 

 

< 1922: Inconcluso


1929: La gran victoria >

 

1923: Inconcluso

El campeonato de 1923 fue pactado entre cuatro equipos: Escogido, Licey, Santiago y San Pedro de Macorís, y dio inicio el domingo 22 de abril, p ero el 24 de junio, el equipo de San Pedro desertó del torneo. La prensa de la época no señaló los motivos que llevaron a Macorís a retirarse, pero el equipo se encontraba en el último lugar y sólo había podido ganar un desafío en 10 juegos.

Este torneo de béisbol profesional, que con tanto entusiasmo se desarrolló, discutiéndose el título de campeón nacional quedó decididamente inconcluso con la inesperada retirada de los Leones Rojos del Escogido, quienes habían sido los victoriosos en la contienda de 1922. Por lo tanto, de cuatro equipos, dos abandonaron la justa, desluciendo al torneo.

El partido número 34, efectuado en la tarde del domingo 12 de agosto, fue el último que se jugó, motivo por el cual se conoce el torneo como “El Campeonato inconcluso”. De los 48 juegos programados en el calendario se efectuaron únicamente 34. El Licey finalizó a sólo un juego detrás de los rojos.

La causa de la suspensión del campeonato tuvo su origen cuando los Tigres protestaron un juego en el cual el árbitro principal Pindú Miranda cantó un balk al lanzador Mero Ureña provocando que Diógenes Lara entrara en carrera desde tercera base, ganando el Escogido.

El jurado del campeonato determinó que el juego era nulo, cancelando la victoria de los melenudos. De inmediato los Leones protestaron y se retiraron de la justa, y naturalmente el campeonato quedó sin ningún ganador, pero con el Escogido en primer lugar.

 

< El primer campeonato o campeonato de la reina


1924: Licey Campeón!!! >