Robby Hammock será el manager del Licey

 

Por DiMaggio Abreu P
Prensa@licey.com
SANTO DOMINGO (Licey.com).- La espera por el nombramiento del dirigente de los Tigres del Licey para la temporada invernal 2018-19 ya terminó. Y la incógnita sobre quién estará al frente del equipo más ganador de títulos del país (22) y de la Serie Caribe (10) la despejó este martes 17 de abril el equipo de Operaciones de Beisbol de los Tigres.
Será Robby Hammock, un exreceptor  de Grandes Ligas con cinco años de experiencia como dirigente en circuitos menores de Arizona Diamondback, informó el departamento de  Operaciones de Beisbol a través del portal del equipo “Licey.com”. Cumplirá 41 años en mayo.
Quien fuera receptor de partidos sin hit ni carrera lanzado por el extraordinario zurdo, inmortal de Cooperstown Randy Johnson, se desempeña en la actualidad como coach de control de calidad del equipo de Grandes Ligas de los Cascabeles de la División Oeste de la Liga Nacional.
Robert Wade Hammonck ha estado dos años bajo la tutela de Torey Lovullo, el dirigente los Diamondbacks, quien fuera nombrado Manager del Año de la temporada 2017 de la Liga Nacional,  del que el propio Urueta funge como asistente de banca en la presente temporada 2018.
El nombrado capataz de los azules tiene experiencia como jugador en la Liga de Béisbol Profesional de la  República Dominicana (LiDom), ya que se uniformó con las Águilas Cibaeñas en la temporada 2006-2007.
Por otro lado el ex lanzador de origen puertorriqueño David Rosario es el nuevo coach de pitcheo de los Tigres del Licey, según anunció el gerente general Luis Urrueta.
Nacido en Nueva York, Rosario fue un lanzador relevista que laboró por 15 años en ligas menores y quien se desempeña desde hace 11 en el sistema de fincas de los Cachorros de Chicago.
Tiene larga experiencia como entrenador de pitcheo, tanto en Puerto Rico como en Venezuela, México y con Tigres y Águilas en la Liga Dominicana.
En su isla estuvo por tres años con Cangrejeros de Santurce y con los Atenienses de Manatí. En Venezuela fue campeón con los Tigres de Aragua en la estación 2007-08 y vino a la Serie del Caribe de Santiago, donde se coronó el Licey.
Luego fue a México y retornó a Venezuela por tres campañas entre 2010 y 2012 con Águilas del Zulia.

 

David Rosario

Esquinita MGM: 2014-11-19 La duración de los juegos

Una de las razones que aleja a los fanáticos de beisbol es la larga duración de los juegos. Esta realidad ya ha causado preocupación en las autoridades del beisbol organizado, las cuales han dispuesto un experimento o plan piloto en una de las ligas menores poniendo en práctica algunas nuevas reglas tales como:

  • Si se ordena una base por bolas intencional el bateador es enviado a la primera base de inmediato sin tener que esperar lanzamientos.
  • Los bateadores no podrán salir de la caja de bateo después de cada lanzamiento debiendo mantener siempre  1 pie en la misma a menos que un lanzamiento lo obligue a retirarse, ocurra un wild pitch o un foul tip.
  • Máximo de 3 conferencias del manager, el infield, el catcher o los coaches con el lanzador o el bateador. (HAN CANTADO BINGOOOOOOO..!!!!!!)
  • Topes de 20 segundos para que los lanzadores inicien movimientos de lanzar después de recibir la bola. Habrá relojes electrónicos en el estadio visibles para fanáticos, dirigentes y jugadores en los dugouts, árbitros y jugadores en el terreno
  • Máximo de 2:30 minutos para cambios de lanzadores
  • El primer bateador deberá estar en la caja bateo entre el minuto 2:00 y el 2:15. El lanzador tendrá hasta el minuto 2:30 para hacer el lanzamiento.

Penalidades para el lanzador: el árbitro cantará “bola”

Penalidades para el bateador: el árbitro cantará “strike”

Si existe esa preocupación existe en el MLB es porque el asunto es grave. Pero nuestra liga de invierno el problema es aun mayor por los siguientes motivos:

  • El roster es de 30 jugadores en lugar de 25 lo que permite activar mayor cantidad de lanzadores y realizar un número mayor de cambios durante el juego
  • El problema se agrava si a lo anterior se le agrega el llamado “sube y baja” que propicia tener en el banco muchos lanzadores “fresquecitos” bajando a los que trabajan en cada juego.

El beisbol es, de por sí, un deporte lento y monótono. Si no se conoce la estrategia que esta detrás del juego y fuera del terreno difícilmente se generen emociones. Imaginemos nomás a un fanático que no conozca lo siguiente:

  • Diferencia entre zurdo contra zurdo versus zurdo contra derecho
  • Tocar la bola o dejar batear: importancia del score, de la madurez del juego, de la cantidad de outs, de la velocidad de los corredores, de la destreza del bateador para hacerlo
  • Cuando intentar robar una base? impacto del score, de la velocidad y destreza del corredor, asi como de si el lanzador es zurdo o es derecho
  • Cuando poner un bateador emergente y a quien poner
  • Cuando cambiar un lanzador
  • Cuando cambiar un corredor
  • Cuando los jugadores del infield deben jugar “adentro”
  • Cuando un outfield debe lanzar la bola al plato para tratar de evitar una carrera o cuando debe olvidarse de eso e impedir el avance de los demás corredores

Sin conocer eso el beisbol parece un monótono disparate. Y no hay cosa más monótona que la palabra mo no to no. Si a lo anterior le agregamos:

  • Que los bateadores se desatan y vuelven a atar la guantilla después de cada lanzamiento
  • Que luego de hacerlo se sacuden con el bate la tierra o el lodo de los zapatos aunque el terreno no esté mojado
  • Que a cada rato frotan el bate por la parte fina
  • Que los dirigentes del banco mueven a los outfielders hacia, hacia adelante, hacia la izquierda o hacia la derecha con cada bateador y a veces con cada lanzamiento
  • Que la bola hay que cambiarla cada vez que toca el suelo
  • Que uno o más infielders entra a cada rato a preguntarle al lanzador en cual discoteca terminara la noche
  • Que el lanzador se sale de su caja, mira para todas partes, frota la bola, busca la señal del receptor, se posiciona, mira de nuevo los corredores, lanza hacia el plato, el bateador la deja pasar y nada sucede, salvo un cambio en el conteo.

En volibol la bola y los jugadores siempre están en movimiento y la puntuación cambia al terminar cada jugada.

En baloncesto también y muchas cosa pueden suceder con cada jugada: una falta, uno o más tiros libres, un tiro de tres, un rebote ofensivo, un rebote defensivo, un tapón.

En soccer por igual, bola y jugadores siempre están en movimiento.

En el beisbol la bola pasa la mayor parte del juego en las manos de alguien.

Nos gusta y disfrutamos el beisbol porque conocemos todos esos detalles y criticamos a los dirigentes del dugout cuando difieren de nosotros, sobre todo si la jugada les sale mal.

Pero no exageremos. Comencemos por eliminar el sube y baja ese o por lo menos reglamentémoslo para que un roster permanezca invariable por lo menos durante una semana.

Cuidemos nuestro deporte favorito tomando medidas para que las nuevas generaciones nos releven en el estadio y no se vayan para el baloncesto, el soccer o el volibol.

Todos los conceptos aquí emitidos son de la exclusiva responsabilidad de su autor

Final de película

 BolaFranca-MannyActablog
 
Saludos y Felicitaciones en Navidad y Año Nuevo!!!
 
Aquí estamos de vuelta luego de dos semanas ausente. Y con qué nos encontramos? Con el final de la serie regular… Y vaya final. Los últimos tres días fueron de película, llenos de suspenso y emociones para cuatro equipos que fueron modelo de mediocridad o inconsistencia durante los 50 juegos de la serie regular, obligando la temporada a extenderse a 51 partidos, por lo menos para los Leones y los Gigantes…

En los últimos 3 partidos, los Leones demostraron porqué son los actuales monarcas y ganadores en dos de los últimos 3 campeonatos “Se les vió que creen que pueden ganar…y creer es poder”. El dirigente Audo Vicente merece mucho crédito, los ha manejado bien.
 
No es tan común en nuestra pelota que 4 de los 6 equipos jueguen por debajo de .500… Eso es desastroso, significa que las Águilas y las Estrellas jugaron buen béisbol de principio a fin, y el resto de la liga buscaba casi diariamente como perder sus partidos de una manera u otra. Las formas más ocurrentes fueron el pobre pitcheo (especialmente del bullpen) y la errática defensa que como una plaga se adueñó de la Liga.
 
Para citar dos casos; la increíble y muchas veces vergonzosa defensa del Licey, solo se podría comparar con el ineficiente bullpen del Escogido (22 blown saves). Fallar en proteger la ventaja en 22 juegos, cuando la temporada es de 50 partidos y usualmente para clasificar sólo necesitas ganar 25? Ufff como diría Johnny Trujillo… eso es sinónimo de Peptobismol, alta presión, insomnio y eventualmente la cancelación del dirigente.
 
Pero los Leones se sobrepusieron a estos problemas y están en la fiesta. Los Tigres, por el contrario, fueron dejados buscando culpables… Que conste que a pesar de la abismal mala defensa, cancelación de supuestos culpables y más… Fui testigo de dos partidos donde éstos ganaban con ventaja 5-1 en el noveno inning y perdieron ambos, que de haberlos ganado, la historia fuera otra. Pero como dice el refrán: “Si mi abuela hubiese tenido ruedas, fuera una bicicleta” o en buen lenguaje callejero, “Si mi abuela no estuviera muerta, estaría viva”.
 
Los Gigantes y los Toros confrontaron sus propios problemas, se les hizo difícil mantener consistencia en sus rosters; lesiones, entradas tarde de jugadores insignia (por razones entendibles) y la ya común paradera de jugadores por la fatiga extrema, claramente les afectó…

Cómo pueden los Gigantes sustituir al campeón de bateo y SS regular, Jean Segura?… Todo esto los puso a pasar por malos momentos que terminaron costándoles el trabajo a sus respectivos dirigentes. Los Toros finalmente, tomaron el camino correcto, pero los Gigantes no pudieron mantener su racha de 7 años consecutivos acudiendo al Round Robin.
 
Por otra parte, las manos firmes y experimentadas de Félix Fermín guiaron un sólido conjunto mamey a volar alto…Apoyados en una excelente combinación de jóvenes con talento (JC Pérez, Taveras, Yan, etc…) y los veteranos (Luna, Tejada, Ramírez, Peña, etc…). También hay que resaltar que sus verdaderos héroes fueron, los veteranos Lorenzo Barceló, Miguel Batista, Ángel Castro y TJ Peña… Estos son lanzadores ideales para estos tiempos de béisbol invernal, por las siguientes razones: 1.-Son efectivos y te dan muchos innings; 2.- Lanzan desde el principio al fin y no hay que preocuparse por la regla de “Fatiga Extrema”; 3.- Lanzan en diferentes roles si se les pide y te dan más de un inning del bullpen, eliminando match ups innecesarios.

En San Pedro, las verdes Estrellas de mi Macorís del Mar, guiados por el experimentado Dave Jauss avanzaron muertos de risas… Apoyados en un talento joven con mucho atleticismo y un bullpen que no dio tregua toda la temporada. Las actuaciones de Junior Lake, Jiménez, Sanó, Pie, Valdez, Rogers y otros… Sumada a los refuerzos Linden, Snyder, Lewis, etc… Dan esperanza de que se rompa el maleficio verde. Queda preguntar como dice Ernesto Kranwinkel… Brillarán Las Estrellas?
 
Pues disfruten con moderación y a seguir el Round Robin, donde como dice la canción de José José… “Ya lo pasado, pasadoooo”. Todos comienzan iguales 0 – 0.
 
“Buen entrenador o coach, es aquel con la habilidad de corregirte sin crear resentimientos” – John Wooden
 
“El que vive y muere sin impactar positivamente la vida de alguien… Es como si no existiera”.
 
Manny Acta
 

No veremos otro como el.

 
 BolaFranca-MannyActablog
 
 
 
Saludos mi gente,
 
Mientras veía un juego por TV esta semana, el del miércoles 28 de Noviembre… Sí, ese mismo, el que duró más de cinco horas, se cometieron más de diez errores y en el que las Águilas vinieron de atrás para ganar de manera sorprendente a los Leones. 
 
Me llamó la atención de como estando abajo por seis carreras temprano en el juego, Miguel conectó un doble y gritaba hacia su dugout: “vamo’ arriba, vamo’ arriba…” Mientras toda la atención se concentraba en otro jugador, “El Pelotero de la Patria” jugaba lo que para él era un juego más, yo como admirador de jugadores con el carácter y la actitud de Miguel, no lo veía así… Me alegraba y me entristecía a la vez, viendo algo tan especial que está llegando a su final.
 
Hay quienes son más populares, algunos han puesto mejores números y otros han ganado más dinero… Pero jamás veremos otro como Él. Sus habilidades naturales, humildad y respeto al juego lo hace un peloterazo… Mas lo que en realidad lo convierte en especial y lo separa de los demás, ha sido su durabilidad y entrega tanto en MLB como en nuestra pelota invernal.
 
Lo de su participación en la Liga Invernal es legendario, especialmente considerando su estatura como jugador en sus años mozos y los riesgos que se tomaba en medio de todos los contratos millonarios que firmó. 
 
En estos tiempos, donde los equipos de Grandes Ligas cuidan tanto sus inversiones y con la regla de la fatiga extrema en efecto, Miguel ha sido la constante excepción… No hay un niño de la presente generación que no le haya visto jugar.
 
Sé que en las décadas de los 60’ y los 70’, nuestros jugadores de GL participaban en nuestra pelota, pero cabe apuntar que aparte de hacerlo por amor, el sueldo mínimo en las mayores era de $10,000 dólares… Lo que también forzaba a jugadores nativos y extranjeros a trabajar o jugar durante el invierno para juntar unos chelitos.
 
Habría que remontarse a la generación de: Tony Peña, Alfredo Griffin, Rafael Ramírez, etc… Como los últimos que siendo titulares en la gran carpa, jugaban consistentemente en nuestra pelota.
 
En lo que concierne a representar nuestro país, bien merecido lleva el sobrenombre de “El Pelotero de la Patria”. Nunca ha puesto trabas para representarnos en Series del Caribe (gane quien gane) o El Clásico Mundial de Béisbol.
 
Recuerdo que en la Serie del Caribe 2004 celebrada aquí en Sto. Dgo., Miguel hizo lo que pocos se atreverían a hacer: Acababa de firmar un contrato por más de 70 millones de dólares con los Orioles de Baltimore, éstos le pidieron que debería viajar a la caravana de invierno para presentarlo a la fanaticada. 

En ese entonces, nuestro récord era de 3-1 y todavía no habíamos asegurado el título… Miguel, desde el club-house habló con sus agentes y la gerencia de Baltimore y les dijo: “No salgo de aquí hasta que no ganemos la Serie del Caribe, pero díganle a los fanáticos que si fallo en la caravana, pueden ir al Mall de Baltimore el lunes y les firmaré autógrafos a todos”. Nos quedamos sorprendidos, pero se quedó hasta el final… Demostrando porque lo del sobrenombre.
 
En Major League Baseball, tampoco verán otro como El… No porque fuera el AL MVP en el 2002 o seis veces Todos Estrellas, sino porque fue y será el último jugador en participar en más de 1,000 partidos consecutivos. 
 
Su racha de 1,152 juegos, ósea, algo más de siete temporadas consecutivas sin estar fuera de la alineación…Ya es cosa del pasado. Hoy en día es casi rutina descansar cada jugador mensualmente y si no lo haces… el jugador o el entrenador físico te lo piden. Por favor avísenme cuando alguien llegue a 500 juegos consecutivos.
 
Por esto y muchas cosas más, deberíamos de apreciar cada inning y cada turno que Miguel, La Guagua, El Metro o La Jeepeta como dice mi Mamá (quien nunca se acuerda del apodo) nos brinde… “Jamás veremos otro como Él”.
 
“Los jóvenes necesitan modelos a seguir, no críticos”. – John Wooden
 
“El que vive y muere sin impactar positivamente la vida de alguien… Es como si no existiera”.
 
Manny Acta

“Baseball es Béisbol” -3-

  BolaFranca-MannyActablog
 
Saludos mi gente,
 
En nuestra tercera entrega de “Pelota e’ Pelota”, vamos a exponer nuestro punto de vista del llamado “Juego Pequeño” o “Small Ball”. Lo primero que me gustaría explicar es qué incluye el llamado juego pequeño ?; ya que en un sin número de ocasiones, he escuchado personas, atribuirle jugadas del juego que en realidad no pertenecen a éste… El juego pequeño se basa en: toque de bolas, robo de bases y la jugada de bateo y corrido.
 
Vamos a estar claro, cuando un corredor está en segunda base sin outs, y el bateador lo mueve a tercera, bateando la bola hacia el lado derecho del terreno o cuando hay corredor en tercera con menos de dos outs y el bateador conecta un rodado con el infield jugando atrás, o un elevado de sacrificio…

Eso no es “Juego Pequeño”, eso es jugar la pelota de la manera correcta, ósea, ejecutando los fundamentos. Esto es lo que está supuesto a hacer el bateador… Sea rápido, lento, fuerte o débil.
 
Con corredor en segunda sin outs, se hacen algunas excepciones con bateadores de poder que usualmente batean en el medio del line up y tienen problemas para usar todo el terreno, aquellos que prefieres que traten de empujar la carrera y que no cambien su swing y pierdan poder al hacerlo…

Sin embargo, los bateadores élite del juego, no tienen problema en ejecutar esta jugada, ya que tienen la habilidad y la confianza de batear la bola a la banda contraria (si son derechos) con poder, como lo hacen Miguel Cabrera, Albert Pujols, David Wright, José Bautista, Adrián Beltré, etc… y si batean a la zurda, pues se les hace más fácil, sólo buscan el pitcheo adecuado y halan la bola con autoridad, como lo hacen David Ortiz, Josh Hamilton, Robinson Canó, Chase Utley, Ryan Howard, etc…
 
Si me dan a escoger, prefiero un equipo con alto porcentaje de embasarse y poder, que un equipo rápido con buenos tocadores… Lo ideal sería tener la combinación de poder y velocidad, ya que todos sabemos que la velocidad no entra en slump, pero en la vida y en la pelota no se puede tener todo.

Un ejemplo reciente de velocidad y poder era el equipo dominante de las Águilas Del Cibao, que contaba con la velocidad de Bernie Castro, Luis Polonia, Félix (El Gatico) Martínez, etc… y el poder de Tony Batista, Mendy López, Miguel Tejada, Guillermo Garcia, etc…
 
He aquí las definiciones del juego pequeño:
 
1.- El Toque de Bolas (sacrificio):
 
Como todo, tiene su espacio en el juego y es una de las jugadas favoritas en el llamado “Béisbol Caribeño”, rutinariamente se oye decir: “Es que ese equipo no toca lo suficiente” o “Aquí hay que tocar la bola”. En realidad son sólo 27 outs y cada vez que regalas uno, te vas muriendo poco a poco…

Desde mi infancia y antes de tener conocimientos de la sabermetría en el juego, escuchaba las dos campanas: Los que decían “Juega pa’ rally, no regales outs” y los que clamaban por el toque de sacrificio.

Personalmente sólo me gusta usarlo con corredores en primera y segunda base sin outs, o si tengo un bullpen confiable y anotando una carrera me asegura ganar el juego… En ambas ocasiones que no involucre mis mejores bateadores y que no sea muy temprano en el juego.
 
Mi manera de pensar con respecto al toque de sacrificio, cambió una mañana mientras trabajaba para Los Mets de NY, se me acercó uno de los jovencitos que lavaba uniformes (hoy en día es abogado) y me dijo: “Coach Acta, sabía Usted que un corredor en primera base sin outs, tiene mejor chance de anotar que un corredor en segunda con un out?

Sólo se regala el out, si el bateador tiene menos de .230 de promedio y el siguiente bateador es mejor que él… Me dijo que se habían hecho estudios con millones de turnos al bate que avalaban ésto.

Me llené de curiosidad y decidí leer dos libros recomendados por él; uno fue el famoso “Moneyball” y el otro, mi libro favorito de béisbol “Mind Game”, que detallaba como Los Red Sox se hicieron inteligentes y construyeron un equipo ganador en el 2004.

Desde ahí aprendí, que cuando piensas que estás “fabricando” una carrera, la mayoría de veces te estás matando solito regalando outs. Las personas sólo se fija cuando después de un toque, el siguiente bateador remolca la carrera, pero no cuentan las veces que regalas el out y el corredor no anota… Investíguelo si quiere, no se lleve de mí.
 
2.- Robo de Bases:
 
Esta es sencilla, a todos nos gustan los jugadores que puedan robar bases, pero robar bases no te garantiza éxito como equipo… En la mayoría de los casos, los equipos ganadores, no son los que más bases roban. No puedes estar intentando robar bases como loco, sólo para que la gente diga que eres agresivo.

Lo importante es robarse la que realmente cuenta y que llegues quieto (safe) por lo menos el 70% de los intentos… Si no, estás regalando demasiado outs y estos son preciosos por lo que hay que protegerlos. Ejemplos bien productivos como robadores son: José Reyes, Emilio Bonifacio, Mike Trout, etc…
 
3.- Corrido y Bateo:
 
Otra jugada que al fanático le encanta, es bien arriesgada y se necesitan varios elementos para intentarla: un corredor decente, un bateador de contacto, un conteo favorable y por supuesto, menos de dos outs…

Usualmente no se hace con tus mejores bateadores, ya que el concepto es hacerle swing a la bola por donde venga, y no es bueno forzar a tus mejores bateadores a que le hagan swing a una bola fuera de la zona, además si el bateador falla la bola, la mayoría de veces el corredor es out en segunda base, porque el corredor no sale como un robo de bases, ya que la jugada depende del bateador no del corredor. Qué ganas? puedes evitar una doble matanza o alcanzar una base extra si se ejecuta perfectamente.
 
4.- Toque suicida (Squeeze):
 
Es una jugada excitante, ya que se hace de sorpresa y el riesgo la hace emocionante… Usualmente se hace tarde en el juego para añadir una carrera importante. Lo principal es tener un buen tocador de bolas y un conteo donde sientas que el lanzador necesita tirar un strike, además el corredor de tercera base no puede salir muy temprano para que la defensa no adivine la jugada.
 
En ésto consiste el llamado “Juego Pequeño”…Sea usted el jurado, no es siempre productivo, pero es excitante.
 
“Hay gente que miran el juego, pero hay otros que lo ven”, ósea “Cuando llueve, hay gente que sienten la lluvia… y hay otros que se mojan” – Tony Bernazard
 
“El que vive y muere sin impactar positivamente la vida de alguien… Es como si no existiera”.
 
Manny Acta

“Baseball es Béisbol” -2-

 BolaFranca-MannyActablog
 
Saludos mi gente,
 
En esta segunda columna de Pelota e’ Pelota, vamos a hablar de la ofensiva según nuestro criterio personal. Como hemos dicho anteriormente, en béisbol hay muchas ocasiones donde no hay correctos o equivocados, sino personas haciendo cosas de diferente maneras… Al final del día, la que salga bien, lucirá correcta. 
 
Antes de entrar en detalles, me gustaría resaltar una de mis frases favoritas de quien fuera una estrella del béisbol, el boricua Víctor Pellot Power, quien solía decir: “En el béisbol como en la vida, las cosas se hacen bien para que salgan bien… No mal, esperando que salgan bien”.
 
El juego, como el mundo, ha cambiado muchísimo, y gran parte de eso, se debe al avance tecnológico en la humanidad. En estos tiempos, las computadoras y estudios hechos por personas inteligentísimas, nos han permitido ver el juego, sus decisiones y estadísticas, de una manera diferente. Aunque en el juego, siempre han existido personas que han estado adelantados a sus tiempos… 
 
En los casos más recientes, podemos mencionar a Earl Weaver, quien siempre se expresaba en contra del toque de bola y la jugada de bateo y corrido, sin embargo, los que no entendían su pensar o estaban en desacuerdo con su filosofía lo catalogaban de “El dirige esperando por el cuadrangular de 3 carreras”.
 
Otro fue Gene Mauch, que aunque nunca ganó una Serie Mundial, fue considerado buen estratega. Siempre utilizaba estadísticas que compilaba de la vieja manera (Papel y Lápiz). Recuerdo que mientras dirigía las Estrellas Orientales en el 2002, uno de mis coaches, el gran Jesús (Pepe) Frías, que había jugado para él, me decía: “Todos esos match ups que ustedes hacen hoy en día, Gene Mauch los hacía aunque en menor dimensión.

El viejo zorro anotaba todo, y pues cuando repasaba sus apuntes, notaba de los zurdos que no le bateaban a zurdos o derechos a derechos y utilizaba estas informaciones al dirigir”.
 
Cuando se habla de ofensiva en MLB o en Liga Invernal, Pelota e’ Pelota, la meta es anotar la mayor cantidad de carreras posible, así que lo más importante es el porcentaje de embasarse (OBP en inglés)… 
 
Eso es fácil de entender, mientras más jugadores se embasen, mejores las probabilidades de anotar carreras. Y esto no importa en qué estadio juegues, desde el Estadio Cibao, pasando por el Estadio Juan Marichal (Quisqueya) y llegando al Francisco Micheli de La Romana, si no te embasas… no anotas.
 
Como se embasen no es importante, siempre que estén por encima de 330 puntos en su porcentaje… Aunque hay que estar claro, que solo unos pocos con excelente talento para batear, pueden alcanzar esa cifra sin tomar bases por bolas. 
 
Claro, a falta de porcentaje de embasarse, hay que tener poder para batear extra bases (slugging) y cuando se juntan los dos… Pues tienes una maquinaria ofensiva difícil de frenar. Donde lo mejor que hace el dirigente, es dejar que la ofensiva corra por si sola y no involucrarse mucho con jugadas como: toque de bolas, bateo y corrido, etc… Que van en detrimento de esta ofensiva.
 
OPS (porcentaje de embasarse + slugging) Es la estadística individual de luxe en lo que a ofensiva se refiere. De aquí es fácil deducir, que los mejores jugadores ofensivos son aquellos que pueden hacer ambas cosas… El que se embasa mucho y batea extra bases es como decimos popularmente, un “matatán”, ya que tendrá un OPS por encima de los 800 puntos y terminará anotando y empujando muchísimas carreras.
 
En este juego no existen muchos genios, cada Gerente General estructura su equipo de la mejor manera posible y la gran mayoría, obviamente toma en consideración sus respectivos estadios. El trabajo de nosotros los dirigentes, es ajustarnos al talento que tenemos en las manos y correr el juego de acuerdo a ese talento.
 
En la próxima columna, trataremos el controversial tema del famoso “Juego Pequeño” o “Small Ball”… Qué significa en realidad? y si es productivo o no.
 
Y otra vez como diría Víctor Pellot Power (EPD), “Las cosas se hacen bien, para que salgan bien… No mal, esperando que salgan bien”.
 
“El que vive y muere sin impactar positivamente la vida de alguien… Es como si no existiera”.
 
Manny Acta

“Baseball es Béisbol” -1-

 BolaFranca-MannyActablog
 
 
Saludos mi gente.
 
El título de esta columna, suena más chévere en nuestro vocabulario popular: “Pelota e’ Pelota”. Me viene de esto a la mente, porque por años he escuchado muchísima gente decir: “Esta pelota es diferente”, “esto es pelota caribeña”, y “aquí hay que hacer esto y aquello de esta manera” (la mayoría de veces se refieren a toque de bolas, robar bases, sacar el pitcher rápido y despedir jugadores con 10 turnos o 2 salidas malas).
 
La realidad es que en todos los idiomas y en todas las ligas, lo que hay que hacer es tener pitcheo y aparar la pelota para tener mejor chance de ganar un juego de baseball o béisbol.

Vamos a dejar claro, que sí existen ciertas diferencias que inciden en la manera de dirigir el juego… Pero al final del día “Pelota e’ Pelota”. He aquí un par de ellas:
 
1.- El Calendario de Juegos.

Es mucho más corto, en lugar de 162 juegos de la serie regular en MLB, aquí se juegan 50… Por eso, los factores presión y pánico abundan a diario. Existe la necesidad de jugar cada juego como si fuese el último, por lo menos hasta que estés en una posición cómoda para clasificar.

De aquí, también viene la necesidad de que los importados resuelvan de inmediato, sino corren el riesgo de, como dice Bienvo Rojas, graduarse de “Licenciado”… Aunque sabemos por experiencia que un jugador de posición necesita por lo menos 25 turnos y un lanzador por lo menos de 3 salidas para agarrar su forma, hemos visto lanzadores despedidos después de una salida y jugadores de posición ser despedidos con solo unos cuantos turnos.
 
2.- Rosters de 30 jugadores y sube y baja.

Con tantos relevistas a disposición el dirigente es más agresivo, tan pronto al lanzador abridor le hacen dos o tres carreras lo sacan… Pero, ¿quién no ha visto un lanzador permitir tres carreras y después recuperarse y dar una salida de calidad?… A veces esa agresividad te afecta, porque el plan del equipo contrario es siempre hacer que saquen al abridor y aprovecharse del relevo medio. No es secreto que los que lanzan en el medio es porque no caben en la rotación o no pueden cerrar los juegos y son un poco más vulnerables.
 
Por esta razón, la fanaticada en el béisbol del Caribe ya está acorde con la agresividad que es manejado el pitcheo… Tan pronto le conectan dos hits al lanzador, ya se oyen gritos de fanáticos “sáquenlo, sáquenlo” o como dirían en Venezuela: “No lo saques nunca”.
 
En MLB, la mayoría de las veces el dirigente, diariamente sólo cuenta con siete lanzadores en el bullpen y en ocasiones dos de ellos no están disponibles, ya sea por haber lanzado dos días consecutivos, dolencias, etc. Por esta razón, el dirigente tiene que ser más paciente con los abridores y tratar de empujarlos lo más que pueda, ya que si utiliza el bullpen como en la liga invernal, lo explotaría en un mes.
 
Estas son las diferencias más palpables, aunque tenemos otras que nos encantan… Bailarinas, música de moda, venta de bebidas alcohólicas sin límite de tiempo y otras más…
 
Después de estas diferencias… La realidad es que Baseball es Béisbol, no importa donde lo juegues. El pitcheo es lo primordial, y cuando me refiero a pitcheo, estoy hablando en general: buenos abridores y un bullpen confiable. La defensa va de manos con el pitcheo, ya que aunque es preferible tener lanzadores de poder (ponchadores), éstos no se consiguen en cualquier esquina.
 
La defensa es clave, pues son 27 outs en un juego normal. Mala defensa significa oportunidades extras para el contrario, y eso en el béisbol se paga caro, ya que es sin límite de tiempo y no puedes congelar el balón como en el baloncesto.
 
Si tienes buen pitcheo y buena defensa, tienes buen chance de ganar, ya que hasta las ofensivas débiles encuentran la manera de promediar cuatro carreras por juego. Los Gigantes de San Francisco lo volvieron a demostrar en la pasada Serie Mundial.
 
En la próxima columna cubriremos la parte ofensiva de “Baseball es Béisbol” (tocar o no tocar…). Y recuerden: “Evita las personas ruidosas y agresivas, ya que son un fastidio para el espíritu” – Max Ehrmann.
 
“El que vive y muere sin impactar positivamente la vida de alguien… Es como si no existiera”.
Por Manny Acta

Momento de Ajustarse

   BolaFranca-MannyActablog


Esta columna estaba supuesta a ser la cuarta, dentro de la serie de escritos que les voy a ofrecer… Pero cualquiera no aguanta esta pela, y eso que sólo veo los juegos por TV desde la comodidad de mi hogar.

 

Los juegos están promediando alrededor de tres horas y cuarenta minutos, y con regularidad llegan a las cuatro horas, “eso no tiene Madre ni Padre”, como decía un merenguero. No es conveniente por un sin número de razones, y aquí mencionaremos algunas causas y efectos del grave problema.

 

1.- El horario de los juegos

 

Aunque se han hecho ciertos ajustes, no es suficiente… Tenemos tendencias a imitar lo que se hace en USA, pero a veces no imitamos lo bueno. Los juegos deberían de empezar a las 7:00 pm, los días de semanas en todos los estadios, no importa quienes se enfrenten.

 

He escuchado todas las excusas y en realidad no me convencen… Con la criminalidad que hoy existe y la necesidad de ir a trabajar al día siguiente, nadie se merece salir de un estadio a las doce de la noche. Esto también aleja a los niños del juego, un niño con reglas normales de ir a la cama a una hora decente para tener mejor desempeño en la escuela, no puede ver ni siquiera seis innings de beisbol.

 

No compro la excusa de que hay que darle tiempo a los fanáticos, de ir a la casa a prepararse después de salir del trabajo durante los días de semana, me explico; he sido parte de la liga y continuo siguiéndola, en la Capital cuando visitan los Toros, Estrellas y Gigantes no van suficientes personas al estadio para justificar el horario.

 

Sin embargo, en los juegos que envuelven Licey, Escogido y Águilas, la gente asistirá a las siete de la noche igual que a las siete y media. En las otras ciudades, sólo con los problemas del transporte y la violencia es suficiente para estar preocupado.

 

Los horarios para juegos durante el fin de semana me gustaría que fueran: Sábados 5:00 pm y los Domingos 2:00 pm. No pueden existir excusas de los jugadores, porque en Estados Unidos juegan a la 1:00 pm y muchas veces a las 12:30 pm.

 

Que hace calor? Vístase apropiadamente para el calor. Además conviene a todos…Los niños podrán ir al estadio todo el fin de semana, hoy en día quien lleva un niño al estadio un domingo a las cinco de la tarde, está abusando de él, porque el niño necesita dormir temprano ya que al otro día hay escuela y necesita rendir académicamente.

 

Los Domingos, los fanáticos pudieran almorzar en su casa, ir al estadio y después del juego, salir a cenar en familia, además que aquel que se quiera dar unos palos también tiene tiempo después del juego. Los jugadores también tendrían mas tiempo libre después de un juego a las dos de la tarde, ya que usualmente los lunes son días de descanso en nuestra Liga. La costumbre hace ley y cuando al fanático se le imponga esto, al final ellos se ajustarán, adaptarán e improvisarán.

 

2.- El roster de 30 jugadores con sube y baja diario

 

Este es el problema principal en la duración de los partidos, y aunque es un tema delicado debido a las restricciones que ponen los equipos de Major League Baseball a sus jugadores, como todos los problemas, tiene solución.

 

Me explico: En nuestra pelota se utiliza un roster diario de treinta jugadores activos, además los rosters se pueden cambiar diariamente sin límites (sube y baja), ósea, si el dirigente quiere sustituir el bullpen completo lo puede hacer juego a juego. Esa cantidad de jugadores protege a los lanzadores, ya que al principio de temporada no están estrechados (en forma) para lanzar mucho y pues se requiere de más lanzadores de lo acostumbrado.

 

Mi solución sería comenzar la primera semana con un roster de 27 a 30 jugadores, pero después de la primera semana, cortarlo a 25 por el resto del camino… Qué necesidad hay de tener un bullpen de trece lanzadores, si a diario los puedes cambiar en el roster?

 

Entiendo lo de principio de temporada, pero después de ahí, sólo trae la cansona situación de ver 18 lanzadores diarios. Los últimos cuatro innings de cada juego, duran una eternidad, ya que los dirigentes, salvo ocasiones donde los equipos tienen un bullpen definido con hombres del séptimo., octavo. y noveno  inning, optan por los llamados match ups y después del quinto inning, un bateador zurdo jamás se enfrenta a un lanzador derecho.

 

No podemos culpar a los dirigentes por eso, pues si tienen todas esas opciones pues ni modo…las usan. Recuerdo cuando trabajé con los Tigres para la campaña 2003-04, los juegos vs Gigantes, dirigidos por Miguel Diloné, duraban una eternidad, ya que los dos usábamos todo el bullpen si era necesario.

 

Como dice un amigo, “En esta liga, o los bateadores son muy buenos o los relevistas son muy malos que hay que hacer tanto match ups”. Esto solo se solucionaría, no dándoles todas esas opciones a los dirigentes… Si tienes ocho en el bullpen en lugar de trece, significa menos cambios de lanzadores y menos tiempo de juego. En nada afectará a los lanzadores, ya que los puedes sustituir en el roster al día siguiente.

 

La Liga ha avanzado y crecido muchísimo, el Dr. Matos Berrido y su equipo de trabajo merece mucho crédito… También la Liga ahora cuenta con gente emprendedora y con mucha visión, la directiva de los Leones del Escogido le ha puesto las pilas al resto de los equipos con su agresividad y excelente mercadeo, especialmente a los otros dos grandes…

 

Los Toros, las Estrellas y los Gigantes hacen un gran trabajo con todo y las limitaciones que tienen por estar en mercados más pequeños. En fin vamos bien… Así que aunque tengan que lidiar con los fanáticos o la televisión, es tiempo de:

 

Ajustarse, Adaptarse e Improvisar…La vida se basa en estas tres palabras.

 

“El que vive y muere sin impactar positivamente la vida de alguien… Es como si no existiera”.

 

Por Manny Acta

macta@licey.com

¡Bola Franca!

    BolaFrancaMannyActa
 Saludos a todos los fanáticos del beisbol invernal. Me he animado a escribir mis opiniones, por supuesto, ahora desempleado tengo suficiente tiempo para escribir y otras cositas más…

Vamos a dejar algo claro, aquí dejare mis opiniones personales en diferentes temas que envuelven el beisbol en general, y como siempre he dicho: “En el beisbol, en la mayoría de casos, nadie está correcto o equivocado… sino haciendo las cosas de maneras diferentes”.
 
Play Ball!!!
 
Acaba de comenzar nuestro beisbol con un entusiasmo enorme, no recuerdo la última vez que nuestra temporada invernal fuera esperada con tanta anticipación. La razón principal es el balance que existe entre los equipos, hoy en día cada fanaticada se siente con oportunidad de ganar la corona, algo que no se veía en el pasado.

Una muestra de esto es; que en las últimas siete temporadas, los seis equipos han tenido oportunidad de coronarse campeones… y eso es beneficioso para el juego.
 
El draft de jugadores nativos es responsable por el equilibrio que hoy existe, y para mí ha sido la decisión más justa y progresista en la historia de nuestro beisbol invernal. No pretendemos vender la idea de que los seis equipos, están en el mismo nivel en todas las áreas… 
 
Todos sabemos que Licey, Águilas y Leones poseen presupuestos más altos, lo que les aumenta la posibilidad de contratar ciertos refuerzos que para los otros equipos son inalcanzables, pero hoy en día con dinero y sin dinero…Teniendo buenos drafts de nativos, garantiza consistencia competitiva para todas las franquicias.
 
Para la juventud de hoy o para aquellos que ya se olvidaron, les explicaré cómo funcionaba el antiguo sistema… Era tan desigual, que hasta un punto es penoso que no se haya resuelto antes.
 
Los equipos tenían un sistema de reservas, que era suplido mayormente por afiliaciones con ciertas organizaciones de MLB y sus scouts, muchos de estos cobrando un salario por los equipos de invierno para proveerlos de sus mejores prospectos (nada ilegal en esto, sólo un mal sistema).
 
 Existían algunos casos, donde dependiendo de que parte del país fuera el jugador, el scout lo acomodaba cediéndolo al equipo de su región… Pero esto era bien raro y solo sucedía con los jugadores que no eran súper prospectos o si el scout no tenía compromisos directos con el equipo invernal. 
 
Esto causaba una desigualdad increíble, porque los equipos con más dinero no solo tenían más afiliaciones con organizaciones y scouts, sino que además como no había un límite en el número de jugadores en reservas, estos podían firmar una mayor cantidad de novatos y convertirlos en su propiedad… Y obviamente mientras más números juegas, mejor es tu chance de sacarte la lotería.
 
He aquí solo algunas de las antiguas afiliaciones:
 
ÁGUILAS: Pittsburgh Pirates (Miguel Diloné, Tony Peña, Fermín, Cecilio Guante, Alberto Lois, Denio González, Moisés Alou, etc…)
 
Oakland A’s (Miguel Tejada, Luis Polonia, Tony Batista, etc…)
 
Cleveland Indians (Bartolo Colon,  Omar Ramírez, Manny Ramírez, Julián Tavárez, etc, etc…)
 
LICEY: Toronto Blue Jays (Tony Fernández, Dámaso García, Silvestre Campusano, Luis Reyna, etc…)
 
LA Dodgers (Ramón y Pedro Martínez, Juan Guzmán, Juan Bell, Henry Rodríguez, J.R. González, Domingo Michel, Braulio Castillo, Balvino Gálvez, etc…)
 
ESCOGIDO: Phillies (George Bell, Juan Samuel, Julio Franco, Alejandro Sánchez, Sammy Sosa vía Quique Acevedo, Wilfredo Tejada, etc…)
 
Montreal Expos (Cesar Hernández y Mario Brito)
 
Cincinnati Reds (Mario Soto)
 
ESTRELLAS: Atlanta Braves (Rafael Ramírez, Rufino Linares, Leonel Vargas, Inocencio Guerrero, Bienvenido Rivera, etc…)
 
Houston Astros (Cesar Cedeño, Rubén Robles, José Vargas, Pedro y Manny Hernández, Julio Solano, Simón Rosario, Ricardo Aponte, Porfirio Paris, etc…)
 
Cleveland Indians (Alfredo Griffin y Pedro Guerrero)
 
AZUCAREROS/TOROS: Houston Astros (Tony Eusebio, Andújar Cedeño, Rodrigo Rosario, etc…)
 
Kansas City  Royals (Carlos Febles, Águedo Vásquez, Hipólito Pichardo, etc…)
 
GIGANTES DEL CIBAO: es la franquicia más nueva y no bailaron en eso.
 
Algunas de las afiliaciones cambiaron de equipo en equipo y regaron sus prospectos por toda la liga, como fue el caso de los Dodgers con José Vizcaíno en el Escogido y José Offerman con los Azucareros-Toros- del Este.
 
Me alegro que esos jugadores dejaran su historia grabada en esos equipos, pero por el bien de nuestro beisbol… Que viva el draft!!!
 
“El que vive y muere sin impactar positivamente la vida de alguien… Es como si no existiera”.

Por Manny Acta