Tigres de Licey 5, Caimanes de Barranquilla 2: lluvia de batazos

Por Rafael Castillo
El Heraldo

BARRANQUILLA, Colombia,-No hubo forma de sofocar la artillería visitante, encabezada por el considerado ‘rey del jonrón’ en República Dominicana, Juan Francisco.

No se le mojó la pólvora a la artillería de los Tigres. La prestigiosa y tradicional novena de Licey desató una lluvia de batazos contra Caimanes y se impuso 5-2 en el primer duelo de la serie de dos juegos amistosos, este viernes en el estadio Édgar Rentería.

Este sábado, a partir de las 5 p.m., se disputará el segundo encuentro del intercambio deportivo que le servirá a ambas escuadras para preparar sus respectivas temporadas profesionales en Colombia y República Dominicana.

A pesar de que la escuadra barranquillera se reforzó con varios grandesligas como los bolivarenses Giovanny Urshela y Dilson Herrera y el colombo-venezolano Adrián Sánchez, no hubo forma de sofocar la artillería visitante, encabezada por el considerado ‘rey del jonrón’ en República Dominicana, Juan Francisco.

El equipo reptil pegó primero, pero no dos veces. Un vuelacercas de Dilson Herrera en el episodio inicial, hacia el jardín central, ilusionó con una victoria a la afición que se acercó en regular número a las tribunas del diamante currambero.

Sin embargo, en el siguiente acto comenzó el recital de leña dominicano que padeció en principio el abridor barranquillero Nabil Crismatt, gran prospecto de los Mets de Nueva York que en los próximos días se unirá al roster liceista.

Yermin Mercedes se puso en circulación con un imparable y Rymer Liriano recibió bases por bolas. Crismatt tuvo un respiro ponchando a Aristides Aquino y Emanuel Burris, pero luego fue castigado por Elián Herrera que conectó un batazo hacia el bosque derecho y empujó dos carreras.

Los Caimanes se quedaron sin dientes. El cuadrangular de Dilson fue el único hit hasta el noveno, cuando llegaron dos sencillos.

Dilson Herrera corriendo las bases tras conectar su jonrón.
Dilson Herrera corriendo las bases tras conectar su jonrón. Jesús Rico
El abridor Roger y sus relevistas maniataron completamente la ofensiva anfitriona, mientras Crismatt siguió sufriendo con el poderío forastero.
Juan Francisco precipitó su salida al despachar un bambinazo por el left field.
José Mosquera tomó la decisión de pedirle la bola al incialista, después de dos entradas y un tercio, y mandó a Randy Consuegra a la lomita. Trabajó solo un inning y dos tercios. Luego ingresaron Yeiser Marrugo y otros relevistas. No escamparon los batazos, pero por lo menos remendaron como pudieron la amenaza de más carreras.
No obstante, José Medina, tras batazo largo hacia el center field de Elián Herrera, piso el plato.
Herrera quiso redondear su cañonazo un triple y fue pillado en tercera. El tercera base remolcó su tercera rayita de la noche y puso el tablero 4-1.
Ya se jugaba en medio de una persistente lluvia desde la parte baja del quinto episodio.
El agua espantó a Urshela, Dilson y Sánchez, que prefirieron evitar cualquier riesgo de lesión y salieron, aunque el drenaje del campo funcionó a la perfección y no hubo necesidad de detenerlo.
Ya con el público y el juego en un ambiente frío, en parte por la lluvia y en parte por la superioridad de Tigres, se produjo otra carrera a favor de los visitantes.
Roger, que la laboró durante seis entradas completas, se acreditó el triunfo.
Los Caimanes solo batearon tres hits en todo el juego, el jonrón de Dilson y dos sencillos en el noveno inning que sirvieron para que José Teherán anotara y maquillara la derrota 5-2. Tigres de Licey fue un aguacero de 12 imparables.
Jesús Rico
Jesús Rico

1 comentario sobre “Tigres de Licey 5, Caimanes de Barranquilla 2: lluvia de batazos

Déjanos tu comentario

Tu email no será publicado.