Tigres castigan a unos Caimanes que tuvieron el bateo apagado bajo la lluvia

Los dominicanos demostraron todo su poder ofensivo.
Los dominicanos demostraron todo su poder ofensivo.
Foto: Jairo Cassiani
Por Andrés Noé Gómez
Zonacero.com
BARRANQUILLA, Colombia,-Los Dominicanos superaron 5-2 a los ‘saurios’ en su regreso a Barranquilla.
Los Tigres del Licey demostraron toda su contundencia ofensiva, al propinar una derrota cinco carreras por dos a los Caimanes, en el regreso de la divisa barranquillera a su ciudad y jugando su primer juego en el estadio Édgar Rentería, que terminó pasado por lluvia.
Los dominicanos desplegaron una salvaje ofensiva sobre los barranquilleros, con doce imparables, por tan solo tres de los de casa que lucieron incapaces ante el bullpen de los isleños.
De otro lado, un arranque flojo por parte de Nabil Crismatt, fue suficiente para que los liceístas demostraran que no vinieron hasta Colombia a perder el tiempo.
Los ‘saurios’ fueron los que pegaron primero por intermedio de una de sus figuras de Grandes Ligas, el cartagenero Dilson Herrera.
En la parte baja del primer acto, Herrera engarzó un cañonazo contundente por el jardín izquierdo, ante los envíos de Esmil Rogers, que solo atinó a ver cómo la pelota se desvaneció en el horizonte, cuando había dos outs en la pizarra. Fue el 1-0 a favor de los de casa.
Dilson Herrera después de conseguir un cuadrangular.
Dilson Herrera después de conseguir un cuadrangular. Foto: Jairo Cassiani
De allí en adelante fue un concierto de la ofensiva de los Tigres, quienes en la parte alta del segundo capitulo combinaron una tanda de tres imparables para tomar la ventaja 2-1, gracias a las anotaciones de Yarmin Mercedes y Rymer Liriano, fleteados por Emanuel Murris y Elían Herrera.
Sin embargo, la cuenta continuó aumentando en la tercera entrada, gracias a un cuadrangular en solitario del cuarto bate y estelar bateador dominicano Juan Francisco, que la desapareció por todo el bosque izquierdo ante la mirada atónita de Crismatt, que tras ese bambinazo fue extraído del terreno por parte del manager José Mosquera.
Por otro lado, más allá del cuadrangular madrugador de Herrera, el trabajo monticular de Esmil Roger se mantuvo pulcro durante las cinco entradas siguientes, no concediendo ningún imparable a la novena de casa y colgando ceros consecutivos.
Con su salida del juego, Licey volvió a la carga en el sexto capítulo, ya cuando las primeras gotas de lluvia comenzaron a caer sobre el escenario, logrando la cuarta rayita en las piernas de José Medina, quien primero dio un doble para embasarse y luego fue llevado a la registradora gracias a un tablazo al fondo del jardín central de Elián Herrera para poner el 4-1.
Nabil Crismatt no pudo contener la ofensiva de los Tigres.
Nabil Crismatt no pudo contener la ofensiva de los Tigres.Foto: Jairo Cassiani
De allí en adelante lo más dramático en el Rentería fue la fuerte lluvia que cayó sobre el escenario que hizo pensar en una suspensión del juego. Incluso, por culpa del terreno mojado, Licey ensució su pizarra con dos errores, que por fortuna para la visita no incidieron en el marcador.
Al final, tras unos 20 minutos de fuerte lluvia, aún con los equipos sobre el diamante, el agua cesó del cielo y se concluyó el juego como se venía presentando, con el dominio total de los Tigres que encontraron en sus relevistas la fórmula perfecta para mantener a raya a los Caimanes, quien tras el amago de lluvia sacaron a sus jugadores de Grandes Ligas para no arriesgar de más su condición.
La puntilla por parte de los Tigres llegó en la parte alta de la novena entrada, tras un error del primera base de los caimanes, al que Manuel Geraldo le bateó por la antesala, y le permitió a Engel Beltré anotar el 5-1, un resultado que demostró todo el poder ofensivo y categoría del ‘glorioso’ para aprovechar cada pequeña pifia de su contrario.
Como hecho para la anécdota, el tercera base cartagenero al servicio de Caimanes, José Teherán despachó el segundo imparable para Caimanes en el juego y después ser fleteado al plato por el tercer hit de la noche de los barranquilleros, ante el cerrador Jonathan Aro, para el definitivo 5-2.
La victoria se la agenció Esmil Roger en seis entradas completas donde apenas y permitió un hit. De otro lado, la derrota fue para Nabil Crismatt en dos entradas y un tercio.
El segundo juego de la serie se efectuará este sábado a las 5:00 de la tarde.
El segundo juego de la serie será este sábado a las 5 p.m.
El segundo juego de la serie será este sábado a las 5 p.m.Foto: Jairo Cassiani

Déjanos tu comentario

Tu email no será publicado.