WILLY ADAMES CONTRIBUYE CON EL BATE Y A LA DEFENSA

Adam McCalvy
Milwaukee

Con cincuenta juegos en la temporada regular de 2021, los Cerveceros tienen algunos de los mejores lanzadores abridores de la Liga Nacional. Tienen relevo eléctrico para las dos últimas entradas. Tienen una de sus colecciones de jugadores defensivos más condecoradas. Y son un equipo de .500 porque no han tenido mucha ofensiva.

Pero Willy Adames, el nuevo campocorto contratado para tratar de ayudar a cambiar eso, hizo su parte el jueves para ofrecer la esperanza de que los próximos 50 juegos sean mejores.

Adames pudo lanzar su bate por primera vez con el uniforme de los Cerveceros después de pegar un jonrón de tres carreras en la séptima entrada y dejar sus huellas digitales en una de las victorias más completas del equipo. Terminó con cuatro hits y cuatro carreras impulsadas y estuvo a un triple del ciclo. Hizo un trío de jugadas defensivas destacadas. Y en la mejor de ellas, Adames evitó la carrera de la ventaja en el plato en la octava entrada de la victoria de los Cerveceros por 6-5 sobre los Padres en 10 entradas en el American Family Field.

“Creo que es el tipo de energía que necesitamos en el equipo”, dijo Adrian Houser, quien hizo su parte al lanzar cinco entradas en blanco. “Ha sido enorme para nosotros hasta ahora”.

Los Cerveceros tienen foja de 25-25 luego de que Jackie Bradley Jr. dio un sencillo contra la pared del jardín derecho con dos outs en el décimo, alcanzando la marca de los 50 juegos con una división de su serie de cuatro juegos contra un equipo de San Diego. que llegó con una racha ganadora de ocho juegos a la ciudad.

En el plato, Adames conectó un doble en la primera entrada, conectó un sencillo productor para la primera carrera de los Cerveceros como parte de una quinta entrada de dos carreras y luego, después de que los Padres tomaron la delantera, golpeó una bola quebrada de Craig Stammen sobre el bullpen de los Cerveceros para una ventaja de 5-3 en la séptima. También conectó un sencillo en la parte baja de la novena para darle al equipo la oportunidad de evitar las entradas extras.

Destacó el jonrón. Fue el primero de Adames como cervecero.

“Fue la mejor sensación”, dijo. Especialmente en esa situación. Solo estaba tratando de hacer un buen turno al bate y traer al chico, y tan pronto como golpeé la pelota, fue una gran sensación. Fue algo especial para mí, especialmente para obtener esa victoria después de esos buenos turnos al bate que todos tomamos. Para hacerlo frente a todos los fanáticos, esta es una gran base de fanáticos y estoy emocionado de jugar aquí, con suerte por muchos años”.

Y en el octavo, Adames ayudó a Devin Williams a escapar de una batalla de 32 lanzamientos contra el corazón del orden de los Padres y escapar por poco sin ceder el liderato. Con una carrera ya adentro y hombres en las esquinas después de un sencillo de Eric Hosmer al final de un turno al bate que contó con ocho lanzamientos, siete intentos de sorprender a Fernando Tatis Jr. en primera base y tres fouls, el veterano némesis de los Cerveceros, Manny Machado, alineó un doble como emergente a la pared en el jardín derecho-central. Bradley lo persiguió y lanzó el balón hacia el cuadro, donde Adames lo envió a casa justo a tiempo para cortar al torpe Hosmer y mantener un empate 5-5.

“Crédito a esos muchachos, corrieron un corte limpio y relevos, y Adames se acercó y lanzó un strike absoluto”, dijo el manager de los Padres, Jayce Tingler. “Si está en cualquier lugar a la izquierda o a la derecha, creo que Hoz entra allí”.

“Esa es mi jugada favorita”, dijo Adames. “Siempre estoy listo para lanzar la pelota al plato. Vi que el lanzamiento [estaba] un poco alto, y en ese momento, supe que lo iba a conseguir”.

PIE DE FOTO

Willy Adames, de los Cerveceros, lanza su bate luego de conectar un cuadrangular en la séptima entrada del partido del jueves frente a los Padres de San Diego.

Zona de los archivos adjuntos

Déjanos tu comentario