Sin preocupación

 
 
 
 
 Logo-Clasico

HERMOSILLO, Sonora,-Moisés Alou no ha tenido tiempo ni siquiera de ver los roster de sus rivales en el Clásico Mundial. Aunque Venezuela irá con un equipo lleno de figuras como Miguel Cabrera, Pablo Sandoval, Carlos González, Félix Hernández, entre otras figuras, el gerente general de República Dominicana solo está enfocado en los suyos, esto sin olvidar la calidad de sus rivales. 
 
“La verdad es que no me he fijado en el roster de Venezuela. Tengo suficientes preocupaciones en República Dominicana como para ponerme a revisar qué jugadores irán con los otros equipos. Albert Pujols y José Bautista, por ejemplo, aún no me confirman si irán al Clásico Mundial debido a que sus organizaciones no quieren que jueguen por haber sufrido lesiones recientemente. Mi objetivo es organizar el mejor equipo posible, después me preocuparé por Venezuela”, dijo Alou en el Estadio Sonora de Hermosillo. 
 
“Bautista y Pujols está muy entusiasmados, pero creo que contar con el primero será muy difícil por la gravedad de la lesión. Las limitaciones impuestas me han hecho ver hacia la liga de invierno. Muchos de los jugadores que están en la Serie del Caribe estarán en el Clásico Mundial”. 
 
Alou es un empedernido fanático del beisbol, de hecho siguió las acciones del beisbol profesional venezolano por Internet, vía por la cual se enteró de todo lo que acontecía con su amigo Luis Sojo. 
 
“Me alegra ver a Sojo triunfar. Recuerdo que jugamos en contra en Clase A, él con Toronto y yo con Pittsburgh, y es una gran persona. Seguí por Internet el beisbol venezolano. 
 
Me enteré que muchos fanáticos no lo querían, pero gracias a Dios demostró su calidad como manager. Le deseo toda la suerte del mundo”, comentó el también gerente general de los Leones del Escogido. 
 
El ahora directivo de República Dominicana aún le saca provecho a sus 17 años en las grandes ligas, en los cuales vistió las indumentarias de los Expos de Montreal, Cachorros de Chicago, Mets de Nueva York, Astros de Houston, Gigantes de San Francisco, Piratas de Pittsburgh y Marlins de Florida.

Su experiencia lo ha convertido en un directivo ordenado y estricto, que no deja de trabajar. Estar bajo las órdenes de su padre Felipe Rojas Alou en los Expos y los Gigantes le enseñaron a ser un gerente de cartel. Ya alcanzó la corona en su país y ahora pretende lavar de la eliminación de Dominicana en el Clásico de 2009. 
 
“Tony Peña (el manager) y yo siempre estamos en contacto. Nunca dejó de trabajar. Tenemos un gran equipo y aun estoy luchando los permisos de muchos peloteros. 
 
No he podido ni agarrar vacaciones. Es un arduo trabajo. La gente ni se imagina. Es muy fuerte estar al frente de dos equipos (Escogido y República Dominicana), pero no me arrepiento de haber tomado esta decisión. Estoy feliz por seguir luchando por mi país”, finalizó. 

Luis Carlos Gonzalez
El Nacional, Caracas

Déjanos tu comentario