Ser manager novato campeón es memoria favorita de Offerman

Por Alex Rodríguez E

Prensa@licey.com

SANTO DOMINGO (Licey.com).- A pesar de las importantes actuaciones logradas en el terreno, la memoria favorita de José Offerman con los Tigres del Licey no tiene que ver con su juego activo.

“Diría que fue cuando, de jugador, Ravelo (Fernando) decidió darme la oportunidad al final de mi carrera de dirigir y lograr el triunfo (2008-2009) sin tener experiencia como manager. Como jugador fueron muchos los chances para rendir y hacer un buen trabajo”, dijo Offerman al ser entrevistado por Rafael Díaz antes de la transmisión del partido del domingo por la tarde ante los Leones del Escogido.

En la ocasión, Offerman recibió un homenaje y fue el encargado de realizar el lanzamiento de la primera bola.

“He tenido la suerte de conseguir buenos resultados aquí con los Tigres del Licey. La segunda corona como manager (2013-14), luego de venir de una suspensión y poder conseguirla marcó otro momento bueno en mi carrera”, agrega el hombre de béisbol.

Siempre se consideró un jugador capaz de aportar en los momentos buenos lo que dice le ayudó bastante a acumular buenos números y resultados para ayudar a la causa de los Tigres.

Offerman y Pedro Martínez fueron adquiridos desde los entonces Azucareros del Este en un cambio que llevó al equipo de La Romana a George Bell, Manny José, Luis Reyna, Domingo Michel, además de los lanzadores Julio Solano, Andy Araujo, Roberto Delgado y José Ramón Taveras en el año de 1991.

“En ese entonces se me llamó a la oficina y se me dejó saber. Era un jugador regular de los Toros y venir a Santo Domingo a los Tigres fue de buen agrado para mí ya que venía a estar con muchos jugadores de los Dodgers (su organización original). Se me hizo fácil adaptarme de una vez”, añade.

Es el líder de por vida en hits conectados para la franquicia de los Tigres en series semifinales y ostenta el récord de triples en esa instancia de la temporada con los cinco que tuvo en el 1996.

“Siempre que se le reconoce a un jugador es una satisfacción para uno ya que le dejan saber que los frutos que sembró se han cosechado de alguna manera y es algo que uno agradece”, dice el exjugador del cuadro que vio acción en 15 campañas de las Grandes Ligas con Dodgers, Kansas City, Boston, Seattle, Minnesota, Filadelfia y los Mets.

Recuerda que en su primer turno en las Ligas Mayores le conectó un jonrón a Dennis Martínez, de los Expos de Montreal, luego de pasarse toda la campaña en triple A sin poder pegar cuadrangular.

“Estuve en un par de Juegos de Estrellas, pero lo que más recuerdo es estar en los playoffs con los Medias Rojas de Boston y un triunfo en un partido decisivo frente a los Indios de Cleveland gracias a una labor fuera de lo normal de Pedro Martínez”, agrega.

Offerman, quien tiene una academia para ayudar los jóvenes peloteros a firmar para el profesionalismo, dice que tuvo la dicha y el honor de compartir con varias superestrellas del deporte, muchos de los cuales están hoy en día en el Salón de la Fama.

 

Déjanos tu comentario