Parecida a Caracas

 01santodomingoaerea

Hablar de Santo Domingo es hablar de la historia latinoamericana. Fue el sitio donde se fundó el primer asentamiento europeo en la época de la colonia y también el primer centro de gobierno del Nuevo Mundo. Sin embargo, en todos estos años la ciudad ha cambiado mucho, al igual que todas las metrópolis de América, pero ésta es la principal referencia del Caribe después de La Habana. 
 
“Aquí se vive bien, no lo podemos negar. Hay su inseguridad y problemas, pero se puede andar”, comentó Matías Jaramillo, un taxista de la capital quisqueyana. “La gente viene aquí a divertirse, eso lo sabemos y por eso tratamos de hacer que la estadía de las personas sean lo más grata posible. De esa manera esperamos que regresen”. 
 
El turismo es hilo conductor de buena parte de las actividades que la ciudad ofrece, además, claro del beisbol. Centros comerciales, bulevares para caminar a la orilla del mar, centro de entretenimiento nocturno, casinos e ir al estadio Quisqueya, son sólo algunas de las cosas que el visitante se puede encontrar en esta ciudad. 
 
Visualmente, Santo Domingo es como Caracas. Un clima muy similar, mismos problemas con el tráfico en las horas pico, pero eso no ha evitado que el venezolano empiece a ver a esta ciudad como una alternativa para emigrar de Venezuela. “Hay muchísimas empresas que están empezando a hacer negocios en la zona”, comento José Grasso Vecchio, presidente de la LVBP y miembro de la junta directiva de Banesco. “El banco lo está haciendo, también el Sambil y microempresarios tienen sedes en la isla”. 
 
Pero el hecho de haber salido de su país de origen no ha evitado que el patriotismo se haga sentir. En los juegos de pelota de los Tigres de Aragua decenas de aficionados dicen presente para apoyar al equipo con cánticos nacionales como gaitas y música llanera. “Es muy bonito apoyar lo de uno, así se esté afuera”, relató Vicente Campos, empresario del ramo seguridad, durante el partido contra los Leones del Escogido. 

Por Ismael Granadillo
El Designado
El Nacional


Déjanos tu comentario