Paciencia brinda beneficios a De La Cruz y Asencio

Michael de la Cruz

Por Alexandro Rodríguez Escarraman
Prensa@licey.com
SANTO DOMINGO (Licey.com).- Asumir sus turnos al bate con una mayor paciencia ha sido clave en los resultados obtenidos por Michael De La Cruz y Yeison Asencio en sus primeros partidos del torneo de béisbol otoño-invernal.
“Trabajé bastante el año pasado aquí seleccionando mejor los pitcheos, reconociendo los lanzamientos cuando llegan para tomar una mejor decisión al hacer el swing”, dijo De La Cruz al responder a preguntas de Tommy Troncoso para el programa de prejuego del los Tigres por la 107.7 FM.
De La Cruz tomó una base por bolas con dos outs en la primera mitad de la novena entrada cuando los Tigres perdían con pizarra de 2-1 ante las Águilas Cibaeñas el pasado sábado.
Fue sustituido por Erick Mejía, quien posteriormente anotó la carrera del empate gracias a un doble de Asencio. El Licey hizo un rally de 5 carreras en el décimo inning para ganar el partido 7-2.
“Desde que sacaron los primeros dos outs me dije que la misión era embasarme ya sea por hit, base por bolas o pelotazo, poner la carrera del empate en las bases y gracias a Dios me dio resultado”, agregó el receptor nativo de Tamboril.
A pesar de que solo ha conectado un hit en siete veces al bate (.143), De La Cruz ha recibido seis bases por bolas por lo que su porcentaje de embasamiento está en .538.
“Estoy viendo mejor los pitcheos lo que me da más confianza. Reconozco mejor los lanzamientos por lo que tengo más tiempo para hacer una mejor selección”, añadió el pelotero que también puede defender la primera base y el jardín izquierdo.
Durante el verano, el bateador ambidiestro de 5-10 y 190 libras vio acción en 52 partidos con el equipo de Buffalo, sucursal Triple A de los Blue Jays de Toronto en la Liga Internacional.
Bateó para .278 (162-45) con 23 anotadas, 12 dobles, 5 jonrones, 26 empujadas, 26 bases por bolas y 33 ponches.
Con relación a la defensa y un par de interferencias que ha tenido dijo que “cuando me pasó me pregunté si estaba muy delante del home, pero hablé con los coaches y me dijeron que estaba muy cerca del bateador. Hicimos los ajustes y no va a volver a pasar”.
Asencio, de su lado, también declaró sobre la forma en la que abordó su importante turno al bate durante el encuentro del sábado en el estadio Cibao de Santiago de los Caballeros.
“Me habían dicho de que en caso de que se presentara el turno era mío. Cuando se reunieron en el montículo y se pusieron a pensar sabía que no me iban a lanzar tan fácil por lo que estuve más paciente lo que me ayudó mucho”, añadió el potente bateador derecho.
En seis turnos consumidos hasta el momento, Asencio ha dado un par de hits (.333) que son extrabases (un jonrón y un doble) con una anotada, dos remolcadas y dos boletos.
“Aunque soy un bateador de fuerza no pensé en la recta. Estaba buscando un lanzamiento rompiente, tomar un buen turno. Cuando me puso en tres bolas sin strikes, pensé en batear en cinco. Mentalmente me dije que estuviera tranquilo, sin desesperación, ya que el problema era del pitcher”, agregó el jardinero de 29 años.
Vio acción con tres equipos (Tabasco, Yucatán y Tijuana) en la Liga Mexicana de Verano. De manera combinada bateó para .303 (400-121) con 17 cuadrangulares y 73 empujadas. Anotó 74 vueltas con 21 dobletes, un triple y seis robos de base.

Déjanos tu comentario