“Lo mío es trabajar y no la calle”

SANTO DOMINGO (Licey.com).- A pesar de tener 32 años de edad, Willy Lebrón era desconocido por el público que sigue el béisbol invernal.

Este año, entró al Sorteo de Novatos de la Liga Dominicana y fue la segunda selección de los Tigres del Licey. Luego, el veterano fue premiado al recibir la oportunidad de lanzar el primer partido de la temporada.

Actualmente, es una de las piezas claves de la rotación azul.

 

El nativo de las Matas de Farfán es un pelotero que ha tenido que vivir momentos difíciles en el juego, pero ser un hombre persistente ha sido la clave para que haya logrado algunas de sus metas.

 

“Lo mío es trabajar y no estar en la calle bebiendo y enamorándome por ahí. A mi ninguna de esas etapas me ha llegado porque soy una persona que siempre me he mantenido trabajando. El futuro depende de la juventud ya que cuando tienes más de 36-37 años estás cerca del retiro y empiezan a rechazarte. No digo que me quede mucho en la pelota, pero tampoco poco. Cuido mucho mí físico y eso me mantiene vigente”, manifestó Willy al conversar para Licey.com.

 

Ante la dificultad para establecerse en las ligas menores, Lebrón decidió llevar su talento a Nicaragua y Panamá a la espera de que se presentara la oportunidad deseada. Precisamente en Nicaragua, un compatriota le dijo unas palabras que lo llenaron de fuerza para no rendirse.

 

“En el 2007, mi amigo Frank Francisco (relevista de Grandes Ligas) me dijo que yo no debía estar en esa liga, sino en el béisbol norteamericano, porque mi talento era para estar en Doble A, Triple A o en las mayores. Eso influyó mucho en mi y gracias a Dios mi esfuerzo ha valido la pena”, reveló.

 

En lo que va del torneo invernal, el pitcher tiene record de 2-3 y un promedio de carreras limpias de 2.95 en cinco aperturas. Ha acumulado 21 entradas y un tercio de 19 imparables, siete vueltas limpias, 11 bases por bolas y 20 abanicados.

 

De acuerdo al propio lanzador, esa buena actuación que ha tenido se debe a los ajustes que hace en el montículo, a la confianza en su bola rápida y a su localización.

Lebrón ha estado fuera de acción desde el 6 de noviembre, debido a una lesión, pero su regreso está a la vuelta de la esquina.

 

“El martes tuve una sesión de bullpen de 31 pitcheos y hoy (jueves) tuve otra. Ya me siento bien de la molestia y podría lanzar el sábado o el domingo”.

 

Con respecto a su situación contractual en el extranjero, dice que es agente libre pero que tiene ofertas de Kansas City, Japón y Corea, estas dos últimas las calificó como muy atractivas y las que han detenido su proceso de decisión. Sin embargo, Lebrón considera que los Reales tienen ventaja por el chance que le dieron y porque prefiere jugar en Estados Unidos.

Por Daniel Rufenacht

 

 

Déjanos tu comentario