La Guerra en el Quisqueya

 dehomeaprimera thumbAmigos aficionados al rey de los deportes, estoy escribiendo estas breves líneas desde el Estadio Quisqueya en Palco PC-9 , detrás de home. Estamos en espera de que el equipo mexicano salte al terreno, en lo que se ha resaltado que es un partido de ganar o ganar, de vida o muerte, un JUEGO en que se juega la permanencia en la búsqueda del bicampeonato.
 
 
Hablar de la República Dominicana es hablar del equipo más histórico a nivel de habla hispana, el país con más exportaciones al mejor beisbol del mundo, los jugadores más buscados por los scouts, pero señoras y señores México nos ha mostrado y demostrado que nos achica en este tipo de situaciones.
La copia de una ganador debe de ser tomada de los grandes equipos que ha parado el país tricolor en estas justas, para muestra los campeones de 76′ y 86′ y por supuesto nuestros Yaquis que irrumpieron a terreno boricua para salir victoriosos.
 
 
En los primeros tres encuentros tanto Luis Alonso, Randy y Rollie han tenido salidas fabulosas, de las mentadas salidas de calidad, los tres completando mínimo las siete entradas. ¿Qué más puede pedir un manager?
 
 
Previo al partido hizo su arribo a la capital dominicana el VP de Grupo Modelo Alejandro Irarragorri, quien se hizo acompañar de José Miguel Martínez, Francisco de Dios, René Arturo Rodríguez, el reconocido comentarista deportivo Emilio Fernando Alonso y la esposa de este último. Como toda cábala, la llegada del joven pero exitoso directivo fue de nuevo en domingo, lo hizo en Puerto Rico y lo repite de nuevo, ¿Para qué jugar con la suerte, no cree?
 
 
“El Coloso” lució con su mejor cara, sin duda alguna la mejor entrada de toda la SC, la afición quisqueyana, escogidista, mexicana y por supuesto yaqui se retrató en forma masiva; esto entregaba una responsabilidad adicional a los jugadores en el terreno para efectuar su mejor trabajo y lucirse en la grama de juego.
 
 
Para iniciar este crucial cotejo, Eddie Díaz le dio la responsabilidad al grandesligas, Edgar González, un pitcher de vasta experiencia en juegos grandes, el pilar del pitcheo de los Naranjeros en la LMP trataría de escribir su nombre al lado de los lanzapiedras que no se arrugan a la hora cero. Su contrincante un pitcher que estaba destinado a ser el próximo Johan Santana en la organización de los Mellizos.
 
 
La novedad en la alineación fue el receptor Said Gutiérrez, un jugador que sabía a lo que venía al Caribe y lo había acatado, pero siempre cuando se reciben oportunidades como estas no debe uno de dejarlas ir sin pelear.
 
 
El duelo no desmereció tanto Edgar como Francisco se mostraron caballones, salvo la carrera en el primer episodio, el equipo ofensor de Dominicana no pudo descifrar los pitcheos del regio; el protagonista máximo fue el arsenal de pedradas que tiraron estos dos grandesligas.
 
 
El score final fue un cerradísimo, 2-0, las cosas se complican, pero lo último que se pierde es la fe, necesitamos dos derrotas de la República y dos victorias de los aztecas, eso y solo eso nos llevarían a un séptimo juego.
 
 
“La Guerra en el Quisqueya” continúa hoy, La Tribu contra Indios de Mayagüez “Resistirnos a perder”, ese es nuestro lema y nuestra misión. Cita obligada para asistir al “Coloso del ensanche la fe”, ésto está que arde. México va por el bicampeonato.
 
 
Por hoy se acabó, nos vemos en el Estadio Quisqueya.
 
Por Jaime Ariel Álvarez
 

Déjanos tu comentario