La Guerra en el Quisqueya

 dehomeaprimera

Fanaticada Yaqui de nueva cuenta en “La Sala de Prensa Clara”, la sede de Yaquis Network, escribiendo unas líneas para reportarles la actividad del equipo mexicano en este su aventura “La Guerra en el Quisqueya”.
 
 
La noche del jueves, aún con la derrota contra los dominicanos, la totalidad de la novena azteca se encontraba de excelente ánimo y listos para irrumpir de nueva cuenta al diamante. La llegada al hotel sede fue cercano a la media noche, por lo tanto todos subieron a sus habitaciones, pidieron servicio al cuarto y a descansar.
 
 
Siempre el iniciar con una derrota hace pensar a propios y extraños, pero este equipo tiene y posee una mística mágica, su estratega Eddie Díaz no deja que se desvirtúe la química del grupo; aquí todos vienen tras un mismo objetivo, poder escribir historia con letras doradas y llamar a los YAQUIS, un bicampeon caribeño.
 
 
Ayer fue un día en que se salió del Hilton Santo Domingo en punto de las 12:40 el Transporte de los campeones del Pacífico, se llenó y se le dio para “El Coloso”, la planeación del día fue el organizar una larga y fortificante práctica de bateo, fildeo y demás. El mismo Díaz fue el responsable de dirigirla, apoyado por el cuerpo técnico mexicano de Brinkley, Estrada, Álvarez y Vélez. Con ésto se buscaba el entrar más en ritmo, después de lucir muy fuera de timing en la velada anterior.
 
 
Ya avanzada se sentó Eddie Díaz con Héctor Estrada para afinar el lineup, la alineación sufrió algunos cambios, los refuerzos de Guasave Manny Rodríguez y Chuyito López entraron en acción, así como el aguilucho Oscar Robles y el cajemense Sergio Contreras.
 
 
La responsabilidad en la loma la tomó el estadounidense Randy Keisler quien tuvo como sinodal al también Americano Matt De Salvo. En el alineado boricua pudimos ver al ex-Yaqui Jorge Rafael Padilla, un hombre que dejó huella en nuestro circuito, Padilla fue parte del equipo campeón de la 2007-08, inolvidables sus lances, su joseo y su velocidad. Esta campaña Jorge fue el ganador del premio a Jugador Más Valioso de la PBL, tremenda persona, tremendo ser humano.
 
 
El decir que Kiesler salió inspirado sería poco, el zurdo mostró unos tamaños enormes y un control absoluto en todos su pitcheos, sublime es la palabra que cubre lo que vimos en el terreno, como un maestro de orquesta, dirigió un concierto como los grandes. Parecía que el “Blue Bird” estaba jugando a cachar con Iker Franco, impresionante.
 
 
La ofensiva fue suficiente, no se bateó mucho más que un día anterior, pitcheo y defensa es lo que juegan estos Yaquis, suman ya dos salidas de mucha calidad por parte de los tricolores y magrísimo bateo. Los héroes con el madero fueron “El Vaquero” y “Super Manny”, la victoria es lo que importa, sea bonito como ayer o feo como el jueves, esto es de sumar. El beisbol hoy si le dio los brakes a los de Obregón, hermoso partido, de esos que vale la pena no olvidar, valió la pena el boleto. México está más vivo que nunca. Siempre quedará en mi memoria este partido como “El recital de Kiesler en el Quisqueya”.
 
 
“La Guerra en el Quisqueya” continúa hoy; La Tribu contra los Bengalíes, los Tigres de Aragua, “Resistirnos a perder”, ese es nuestro lema y nuestra misión. Cita obligada para asistir al “Coloso del ensanche la fe”, esto está que arde. México va por el bicampeonato.
 
 
Por hoy se acabó, nos vemos en el Estadio Quisqueya
 
Twitter @deprimeraahome

Por Jaime Ariel Álvarez
www.yaquis.com.mx

Déjanos tu comentario