Junto con los Leones, Dragones

Junto con los Leones, Dragones


 


En 1937 fue el último año que se jugó pelota profesional en el país.

El Campeonato de aquel año no envolvió ni a Tigres ni a Leones.

Por Primera vez en la historia de nuestro béisbol fanáticos rojos y azules se unieron en un solo bloque, y los dirigentes de ambos bandos concentraron su paciencia en la dirección del equipo “Dragones” de Ciudad Trujillo, que en representación del Distrito de Santo Domingo se midió a los campeones de las Estrellas Orientales y a las Águilas Cibaeñas.

Y el triunfo les sonrió al final de la contienda. Aquel equipo mezcla de colores rojo y azul, fue algo sorprendente y reunió en sus filas a lo más granado de los jugadores cubanos de aquel año y de los peloteros norteamericanos de color.

En 1937 la temporada de la Liga de Color en Norte-América tuvo que suspender sus actividades por falta de peloteros. El vellocino de oro fue declarada Ciudad Trujillo por los sueldos lujosos que pagó a sus jugadores y todos ansiaban unirse a las filas del conjunto.

Figuras del calibre de Lázaro Salazar, Rodolfo Fernández, Cool Papa Bell, Satchell Page, Cy Perkings, Leroy Matlock, Robert Griffith, Harry Williams, Silvio García, Andrews, Antonio Castaño, Cuco Correa, Enrique Lantigua, Sammy Bankhead, Sonlly, Avispero, Ninín Rodríguez, y por último el más grande bateador que haya producido la Liga de Color Norteamericana, Joshua Gibson, había de derrotar a cualquier combinado que se le enfrentara y ello sucedió efectivamente.

Los equipos de Santiago y Macorís eran magníficos, pero la calidad de la pelota, la agresividad del departamento de lanzadores de Ciudad Trujillo eran superior.

Tras esta pelota de tan grande altura, en la cual los capitales dejaron exhaustos los bolsillos de los magnates beisboleros de cada una de las localidades que aportó un equipo al torneo, hubo un período de 14 años sin que el país presenciara pelota profesional.

Solamente la pelota amateur, en la cual no figuraron nunca los nombres Licey y Escogido, fue la que se sirvió a los fanáticos.

Famoso fue el campeonato nacional de 1937 por la cantidad y calidad de jugadores extranjeros contratados y la cantidad de dinero erogado para costearlo.

Dado que la corona de la temporada anterior (1936) había quedado con el equipo de las Estrellas Orientales de San Pedro de Macorís, Trujillo unificó los equipos de la capital y creó los “Dragones de Ciudad Trujillo” (4 de marzo de 1937), a los que se ocupó de dotar de los mejores refuerzos extranjeros que podía conseguir.

La consigna era vencer a como diera lugar y por eso no reparó en gastos.


El salario promedio de estos jugadores importados era de $150 pesos mensuales –los dominicanos solo obtenían 24 pesos al mes-, pero se llegó a pagar mucho más.

Por Martín Dihigo y Josh Gibson se pagó $2,500 pesos para cinco semanas de juego, a dos partidos por semana; mientras que ocho jugadores significaron a Dragones Ciudad Trujillo la suma de $30 mil dólares.

En ese grupo había seis peloteros que tendrían tres mil dólares de salario cada uno por un período de cinco semanas, como Cool Papa Bell y el receptor Josh Gibson.

El pitcher Leroy Satchell Paige cobró seis mil dólares, un salario imposible de ver en las Grandes Ligas para apenas jugarse 10 partidos.

Como bien señala el Dr. en Historia Joseph Arbena, una de las consecuencias que tuvo este tipo de medidas tomadas e incentivadas por la Dictadura fue la de convertir a la República Dominicana, antes que a ningún otro país (incluyendo los Estados Unidos), en el lugar en donde se reunían y jugaban juntos beisbolistas que en sus países estaban separados -blancos, negros, mulatos, mestizos, cubanos, mejicanos, puertorriqueños, norteamericanos.

La búsqueda de beisbolistas para el campeonato del 37 ocasionó un escándalo en Estados Unidos y un ‘impasse’ diplomático entre los dos países:

En virtud de que los sueldos ofrecidos eran más elevados que lo que se estilaba en la vecina nación, los peloteros no dudaron mucho en aceptar, lo cual hizo que los dirigentes de los Pittsburg Crawfords y Homestead Grays acusaran a un agente dominicano y al cónsul dominicano que lo acompañaba de intento de robo de sus jugadores, poniéndolos a ambos en prisión.

El Gobierno y la Cancillería dominicana debieron intervenir; consiguieron su libertad luego del pago de 500 dólares de fianza.

Trujillo envió a José E. Aybar a New Orleans, en abril de 1937, para reclutar peloteros negros.


Se le ofreció al lanzador Leroy -Satchel- Paige la increíble cifra de 30 mil dólares para que él y otros ocho jugadores -elegidos a su discreción- fueran a Santo Domingo a reforzar los Dragones de Ciudad Trujillo  


Josh Gibson, quien jugaba con los Grays en Puerto Rico, fue contratado por Satchel Paige para jugar cinco semanas con los Dragones, por una suma superior a los 2, 500 dólares.

Por su lado, los jugadores norteamericanos que se decidieron a venir a la República Dominicana fueron expulsados de la Liga Negra de Béisbol por haber abandonado sus equipos.

Statchel Paige, uno de los expulsados, creó su propio conjunto al que llamó Trujillo All-Starts, logrando ganar en el torneo Denver Post.

A despecho de los jugadores que tuvo a su disposición, no fue sin mucha dificultad que Dragones de Ciudad Trujillo consiguió hacerse con la victoria; la directiva del equipo hizo venir desde Haití a un sacerdote vudú para que lo “ayudara” a obtener la victoria.

El pitcher Leroy Satchell Paige cobró seis mil dólares, un salario imposible de ver en las Grandes Ligas para apenas jugarse 10 partidos.

En el campeonato de 1937 Dihigo ganó seis partidos y perdió cuatro, Satchell Paige tuvo récord de 8-2, y Gibson fue con .453 el líder de bateo.

Satchel Paige fue un excelente lanzador en las Ligas Negras y jugó en muchos países de Latinoamérica; en 1948, a la edad de 42 años se le permitió ingresar a las Grandes Ligas, y en 1971 un Comité Especial lo eligió para el Salón de la Fama o de los Inmortales.

Josh Gibson está considerado el mejor bateador de las Ligas Negras; tanto bateaba para alto promedio como para poder.

En 17 años dentro del béisbol negro y otras ligas independientes conectó más de 800 jonrones; nunca debutó en Grandes Ligas, pero está en su Salón de la Fama desde 1972.

Cool Papa Bell era un jugador ambidextro y en su etapa de brillantez era una súper-estrella defensiva del jardín central y a la vez era el pelotero más rápido del béisbol blanco o negro.

Basado en su velocidad y su buen contacto con la pelota, bateó en 20 años en las Ligas Negras para .374 en average; ingresó a Cooperstown en 1974.

El Presidente del país, el dictador Trujillo, se metió de lleno en el béisbol dominicano de 1937, y por un año los salarios en los equipos dominicanos estuvieron en niveles muchas veces superiores a los de las Ligas Negras en EE.UU.  


Para fundar a los Dragones, Virgilio Alvarez Pina aportó 50 pesos, el Circuito de Cines Rialto 50, la Farmacia Lolón Guerrero 20, Julio Santos 25, y Luis E. Rodríguez 10.


Y, por orden palaciega, fueron seleccionadas personas e instituciones que debían en el futuro donar dinero a los Dragones, como Ramón Saviñón Lluberes (Lotería Nacional), Félix Benítez Rexach (contratista de los puertos del país), Cervecería Nacional Dominicana, etcétera.  

Cuando empezó el campeonato nacional de 1937, un jugador dominicano ganaba 24 pesos mensuales, y un extranjero regular entre 50 y 150. Pero, al tiempo que la campaña avanzaba el Presidente Trujillo inició una revolución en los salarios del béisbol dominicano y en las Ligas Negras de los Estados Unidos, a fin de que su equipo Dragones resultara el campeón.   

Como era lógico, los Dragones ganaron el campeonato de 1937, el lanzador Paige tuvo récord de 9-2, y Josh Gibson ganó con .453 el título de bateo.  

El 28 de marzo de 1937, en dos partidos jugados por los Dragones y las Estrellas Orientales en el parque de la ciudad de San Pedro de Macorís, se recaudaron en boletos pagados más de 2 mil dólares.  


En un partido celebrado en la Capital en 1937, entre Dragones de Ciudad Trujillo y Estrellas Orientales, los precios para ingresar al parque de la ciudad Capital eran los siguientes: preferencias numeradas 2 pesos, gradas altas sin numerar 80 centavos, gradas bajas 50 centavos, niños planta alta 40 centavos, niños planta baja 25 centavos, adultos al sol 30 centavos, y campo 20 centavos.  

En 1937, se hacían desde Santiago transmisiones por teléfono hacia San Pedro de Macorís, y los números y las jugadas se apuntaban en una pizarra del restaurante La Viking, frente al Parque Duarte.   

En ese mismo año se produjo la primera triple transmisión de un juego de béisbol en la ciudad de Santo Domingo: en el primer partido de los equipos Dragones de Ciudad Trujillo y Estrellas Orientales, dentro del campeonato de 1937, hubo narración simultánea por las emisoras HIN, HIZ y HIT.


AGUILAS CIBAEÑAS (Santiago)
Clarence Palm (americano)          C
Papín Henríquez                         C
Martín DFihigo (cubano)              P
Luis –Lefty- Tiant (Cubano)          P.
Bert –King Kong- Hunter (Americano)   P.
Andres Julio Báez (Grillo B)          P.
Chester Brewer (americano)         P.
David Thomas (americano)         1B.
Juan Delfino García (Bragañita)      2B.
Pat Patterson (americano)             2B.
Pedro Báez (Grillo A)                    3B.
Santos Amaro (Cubano)                 3B.
Horacio Martínez                         SS
Santiago –Chaguín- Gómez            IF
Clyde Spearman (americano)         OF
Avelino –Belito- Alvarez (cubano)    OF
Cando López (Cubano)            OF
Jacinto –Battling Siki- Roque (cubano) OF
Juan Bautista –Güeba-Rodríguez     OF
Juan Bautista Perdomo (Pajarito)    OF
Roque Holguín                 OF
Roy Parnell (americano)          OF
MANAGER Martín Dihigo

ESTRELLAS ORIENTALES
Julio Rojo (cubano)               C
Antonio –Toñé- Medina             C
Ernest –La Cuchara- Carter (americano) P.
Ramón Bragaza (cubano)           P.
Eleodoro –Yoyo- Díaz (cubano)       P.
Manuel –Cocaína- García (cubano)     P.
Pedro Alejandro San               P.
Rogelio Teherán (cubano)           P
Carlos Blanco (cubano)            1B.
Rafael –Mellizo- Puesán           1B.
Javier –La Marimanta- Pérez (cubano)  2B.
George Scales (americano)         2B.
RTamón –Món- Ruiz              2B.
Pedro Arango (cubano)            3B.
Luis –Piñao- Acosta              3B.
Radamés López (puertorriqueño)     SS
Aladino Páez                  SS
Tetelo Vargas                  OF.
Alejandro –El Caballero- Oms (cubano) OF.
José Beltrán                   OF.
Pedro Julio Fortunato             OF.
MANAGER Julio Rojo


CIUDAD TRUJILLO
Enrique Lantigua   C.
Luis Saint Claire (Güigüí Lucas)  C.
William –Cy- Perkins (americano)  C
Joshua Gibson (americano)  C.
Leroy Stchel Paige (Americano)  P.
Leroy Madlock (Americano)  P.
Robert Griffin (Americano)  P.
Rodolfo Fernández (cubano)  P.
Gustavo Lluberes   P.
Ernesto Sánchez (Nestico)  P.
Francisco –Ninín- Rodríguez  1B.
Checo Delgado   1B.
Lázaro Salazar (cubano)  1B.
Perucho Cepeda (boricua)  2B.
Miguel Solis (cubano)  2B.
Rafael Quintana (cubano)  2B.
Harry Williams (americano)  2B y OF.
Silvio García (cubano)  3B. y P.
José Dolores Pérez (Loló)  3B.
Francisco –Cuco- Correa (cubano)  SS
Sammy Bankhead (americano)  SS
James –Cool Papa- Bell (Americano) OF
José Julio –Huesito- Vargas (cubano) OF.
Antonio –Tony- Castaño (Cubano)  OF.
Pedro Nina   OF
Rafael Amable Alvarado (Sonlly)  OF.
Francisco –Pancho- Coimbre- (boricua) OF.
Herman Andrews (americano)  OF.
MANAGER LAZARO SALAZAR

JG JP AVE DIF
“CIUDAD TRUJILLO”  18 13 581
“AGUILAS CIBAEÑAS” 13 15 464 3 ½
“ESTRELLAS ORIENTALES” 11 14 440 4

En el aspecto de los lanzadores, el líder fue el norteamericano Stachel Paige, considerado el mejor de su tiempo, con ocho victorias y dos derrotas y en cuanto a la ofensiva, Joshua Gibson quedó en primer lugar con average de 453, producto de 24 hits en 53 trnos.

El torneo se denominó “Reelección Presidente Trujillo” y se mantiene como el de mayor categoría de todos los celebrados. Habían tres jugadores ue pertenecen al Salón de la Fama de Cooperstown. Ellos son, Leroy Stachel Paige, Joshua Gibson y Cool Papa Bell. Los tres jugaron con los Dragones

Otras temporadas de pelota profesional se celebraron entre el 1941 y el 1944, sin que tampoco los nunca olvidados nombres reaparecieran, y el éxito económico de las mismas fue un fracaso.

Fue el año pasado, en 1951, cuando gracias a los esfuerzos combinados de dirigentes deportivos, escritores y magnates beisboleros, volvió a resurgir el béisbol profesional con carácter oficial, presentándose un nuevo campeonato con los mismos actores de 1936: Licey, Escogido, Estrellas Oriente, Águilas Cibaeñas.

Los cuatro equipos tradicionales de la República Dominicana fueron completados cuando en 1936 el equipo principal de San Pedro Macorís se le nombraba como Estrellas de Oriente, y en 1937 Estrellas Orientales. 

En el período 1900-1937 se citan otros nombres de equipos de béisbol: Granja Agrícola,Esperanza, Colón, Petrel, Columbia, Nashville, Capital, Weeling, Washington, Herold, Atlético Macorís, etcétera. Bibliografía.

Esperanza, Colón, Petrel, Columbia, Nashville, Capital, Weeling, Washington, Herold, Atlético Macorís, etcétera. Bibliografía.

Déjanos tu comentario