Inmortales

 fAMAmexico

HERMOSILLO, Sonora — Cuatro jugadores mexicanos y dos directivos fueron inmortalizados el sábado en una sencilla, pero emotiva ceremonia del Pabellón del Salón de la Fama de la Serie del Caribe, que tiene su sede en Mayagüez, Puerto Rico.
 
 
Fernando “El Toro” Valenzuela, Alfonso “Houston” Jiménez, Ever Magallanes y Francisco “Paquín” Estrada — quien también fue manager –, fueron los jugadores inmortalizados, acompañados de los ex presidentes de la Liga Mexicana del Pacífico, Arturo León Lerma y el fallecido Renato Vega Alvarado.

La ceremonia se llevó a cabo por la mañana en el Salón de la Artes de la Universidad de Sonora y fue encabezada por el presidente de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe, Juan Francisco Puello Herrera, y los presidentes de la cuatro ligas afiliadas, México, Puerto Rico, Venezuela y República Dominicana.
 
El maestro de ceremonias lo fue Eduardo Ortega, voz oficial en español de los Padres de San Diego y entre los invitados estuvo el inmortal de Cooperstown y cronista de la transmisión radial en español durante cinco décadas de los Dodgers de Los Angeles, Jaime Jarrín.
 
Valezuela jugó en tres Series del Caribe con Hermosillo y Mazatlán y lanzó 25.2 entradas en total, con 18 hits admitidos, tres carreras, cinco bases por bolas y 17 ponches, además de una efectividad de 1.05.
 
En 1982 con los Naranjeros de Hermosillo, en el Estadio Héctor Espino — tras ser Novato del Año, Cy Young y campeón en la Serie Mundial con Dodgers en 1981 — tiró 14.1 entradas en dos partidos con una carrera, dos pasaportes, 11 ponches y efectividad de 0.63.
 
“Houston” Jiménez participó en cuatro Series del Caribe con Culiacán, Mexicali y Tijuando, dejando promedio de bateo de .330, con 33 imparables — ocho dobletes — en 24 juegos. En tres de la series bateó arriba de .300 y en una compiló .409. En la peor tuvo un muy aceptable .280.
 
Magallanes participó en tres Series del Caribe con Culiacán y Mexicali, y en todas ellas estuvo en el Equipo Ideal, bateando en total para .358 en 18 juegos, con tres jonrones y 10 producidas. En 1997 con Tomateros bateó .526 y en 1999 con Mexicali produjo siete carreras.
 
“Me siento privilegiado y muy honrado de ser elegido al lado de grandes nombres, me siento pequeño comparado con todos ellos”, expresó Magallanes, al referirse a Valenzuela, Jiménez, Estrada, León Lerma y Vega Alvarado.
 
“Paquín” Estrada participó en ocho Series del Caribe como jugador y en siete estuvo como dirigente — en dos de todas ellas fue manager-jugador. Como jugador participó en 38 juegos en 1971, 1974, 1978, 1983, 1984, 1985, 1986 y 1989. Estuvo como dirigente en 1983, 1985, 1996, 1997, 1999, 2002, 2004.
 
Al tomar el micrófono, “Paquín” tuvo el momento más solemne de la ceremonia al recordar a su esposa Nena — fallecida hace 8 meses — y soltar el llanto, llegando a no continuar más. Pero tomó fuerzas y siguió hablando.
 
“Estar en cualquier Salón de la Fama del Béisbol Profesional es un logro que pocos pueden conseguir, pero hay que hacerlo con gusto y se puede lograr”, dijo Paquín al tomar el micrófono de nuevo.
 
León Lerma fue presidente de la Liga Mexicana del Pacífico por 16 campañas y desde 2005 es directivo de Naranjeros de Hermosillo. Durante su gestión se celebraron cinco Series del Caribe en México, tres en Hermosillo y dos en Mazatlán.
 
Desde 1992, la Confederación del Béisbol Profesional del Caribe se rige bajo el esquema económico que él propuso hace 21 años.
 
Vega Alvarado fue presidente de la LMP en nueve campañas y tuvo a su cargo tres Series del Caribe en México en 2001, 2005 y 1009, ganando México dos títulos en su gestión, el primero de ellos en territorio mexicano por Venados de Mazatlán en 2005.
 
Por Rubén Castro

Déjanos tu comentario