Esquinita MGM: 2014-11-19 La duración de los juegos

Una de las razones que aleja a los fanáticos de beisbol es la larga duración de los juegos. Esta realidad ya ha causado preocupación en las autoridades del beisbol organizado, las cuales han dispuesto un experimento o plan piloto en una de las ligas menores poniendo en práctica algunas nuevas reglas tales como:

  • Si se ordena una base por bolas intencional el bateador es enviado a la primera base de inmediato sin tener que esperar lanzamientos.
  • Los bateadores no podrán salir de la caja de bateo después de cada lanzamiento debiendo mantener siempre  1 pie en la misma a menos que un lanzamiento lo obligue a retirarse, ocurra un wild pitch o un foul tip.
  • Máximo de 3 conferencias del manager, el infield, el catcher o los coaches con el lanzador o el bateador. (HAN CANTADO BINGOOOOOOO..!!!!!!)
  • Topes de 20 segundos para que los lanzadores inicien movimientos de lanzar después de recibir la bola. Habrá relojes electrónicos en el estadio visibles para fanáticos, dirigentes y jugadores en los dugouts, árbitros y jugadores en el terreno
  • Máximo de 2:30 minutos para cambios de lanzadores
  • El primer bateador deberá estar en la caja bateo entre el minuto 2:00 y el 2:15. El lanzador tendrá hasta el minuto 2:30 para hacer el lanzamiento.

Penalidades para el lanzador: el árbitro cantará “bola”

Penalidades para el bateador: el árbitro cantará “strike”

Si existe esa preocupación existe en el MLB es porque el asunto es grave. Pero nuestra liga de invierno el problema es aun mayor por los siguientes motivos:

  • El roster es de 30 jugadores en lugar de 25 lo que permite activar mayor cantidad de lanzadores y realizar un número mayor de cambios durante el juego
  • El problema se agrava si a lo anterior se le agrega el llamado “sube y baja” que propicia tener en el banco muchos lanzadores “fresquecitos” bajando a los que trabajan en cada juego.

El beisbol es, de por sí, un deporte lento y monótono. Si no se conoce la estrategia que esta detrás del juego y fuera del terreno difícilmente se generen emociones. Imaginemos nomás a un fanático que no conozca lo siguiente:

  • Diferencia entre zurdo contra zurdo versus zurdo contra derecho
  • Tocar la bola o dejar batear: importancia del score, de la madurez del juego, de la cantidad de outs, de la velocidad de los corredores, de la destreza del bateador para hacerlo
  • Cuando intentar robar una base? impacto del score, de la velocidad y destreza del corredor, asi como de si el lanzador es zurdo o es derecho
  • Cuando poner un bateador emergente y a quien poner
  • Cuando cambiar un lanzador
  • Cuando cambiar un corredor
  • Cuando los jugadores del infield deben jugar “adentro”
  • Cuando un outfield debe lanzar la bola al plato para tratar de evitar una carrera o cuando debe olvidarse de eso e impedir el avance de los demás corredores

Sin conocer eso el beisbol parece un monótono disparate. Y no hay cosa más monótona que la palabra mo no to no. Si a lo anterior le agregamos:

  • Que los bateadores se desatan y vuelven a atar la guantilla después de cada lanzamiento
  • Que luego de hacerlo se sacuden con el bate la tierra o el lodo de los zapatos aunque el terreno no esté mojado
  • Que a cada rato frotan el bate por la parte fina
  • Que los dirigentes del banco mueven a los outfielders hacia, hacia adelante, hacia la izquierda o hacia la derecha con cada bateador y a veces con cada lanzamiento
  • Que la bola hay que cambiarla cada vez que toca el suelo
  • Que uno o más infielders entra a cada rato a preguntarle al lanzador en cual discoteca terminara la noche
  • Que el lanzador se sale de su caja, mira para todas partes, frota la bola, busca la señal del receptor, se posiciona, mira de nuevo los corredores, lanza hacia el plato, el bateador la deja pasar y nada sucede, salvo un cambio en el conteo.

En volibol la bola y los jugadores siempre están en movimiento y la puntuación cambia al terminar cada jugada.

En baloncesto también y muchas cosa pueden suceder con cada jugada: una falta, uno o más tiros libres, un tiro de tres, un rebote ofensivo, un rebote defensivo, un tapón.

En soccer por igual, bola y jugadores siempre están en movimiento.

En el beisbol la bola pasa la mayor parte del juego en las manos de alguien.

Nos gusta y disfrutamos el beisbol porque conocemos todos esos detalles y criticamos a los dirigentes del dugout cuando difieren de nosotros, sobre todo si la jugada les sale mal.

Pero no exageremos. Comencemos por eliminar el sube y baja ese o por lo menos reglamentémoslo para que un roster permanezca invariable por lo menos durante una semana.

Cuidemos nuestro deporte favorito tomando medidas para que las nuevas generaciones nos releven en el estadio y no se vayan para el baloncesto, el soccer o el volibol.

Todos los conceptos aquí emitidos son de la exclusiva responsabilidad de su autor

Déjanos tu comentario