Erick Mejía solo trata de poner la bola en juego

Por Alexandro Rodríguez Escarraman
Prensa@licey.com
SANTIAGO (Licey.com).- Con una arrolladora ofensiva, Erick Mejía ha sido el catalizador de los triunfos de los Tigres del Licey en los dos primeros partidos de la serie semifinal Todos Contra Todos.
Pero no hay nada de especial en la forma que ha estado asumiendo sus turnos al bate, a pesar de que los resultados han sido catastróficos para los rivales de turno.
“Estoy tratando de no hacer mucho, me siento muy cómodo en el home. Solo intentando poner la bola en juego”, dijo el útil jugador tras el triunfo 13-7 sobre las Águilas Cibaeñas en el partido del domingo pasado en el estadio Cibao de Santiago de los Caballeros.
Mejía atacó el pitcheo aguilucho al conectar de 5-4, incluyendo jonrón y triple con tres vueltas anotadas y cuatro compañeros llevados al plato.
“Estoy disponible para jugar donde me pongan. A veces hay cosas que no puedes controlar, como un rodado que da un mal bote, los errores, pero son parte del juego”, añadió el pelotero que ha sido utilizado tanto en los jardines como en el cuadro interior por el dirigente Pedro López.
En los dos primeros encuentros de Round Robin -ambos acabados en triunfos para los Tigres con un total de 26 carreras anotadas-, Mejía ha pegado seis hits en nueve veces al bate para un .667 en porcentaje de bateo. Tiene cinco anotadas, un triple, dos jonrones y ocho empujadas. Ha remolcado cuatro vueltas en cada uno.
Sin embargo, no tiene la seguridad de poder terminar la campaña con el equipo azul ya que dependerá de la decisión de los Reales de Kansas City, organización de las Grandes Ligas a la cual pertenece.
“Hay que ver lo que ellos dicen, cómo me siento. Ahora no tengo la información (sobre el tiempo que le queda para seguir jugando). Espero en Dios que sea hasta el final”, agregó Mejía.

Déjanos tu comentario