Carlos Peña: “Liceísta hasta terminar”

mlbf_37191011_th_45

SANTO DOMINGO (Licey.com).- “Liceísta hasta terminar”. La que parece
una frase lapidaria la expresó el ex inicialista Carlos Peña, quien
aseguró que los siete años que jugó béisbol invernal con los Tigres
del Licey, fueron los más lindos de su carrera, los que nunca
olvidará.

Peña, quien tras su retiro como jugador activo se mantendrá ligado a
las Grandes Ligas como comentarista de MLB Network, dijo creer que en
su nuevo oficio le agregaría otros 20 años a su carrera dentro del
béisbol.

Entrevistado el jueves 19 de febrero en el programa radial “Grandes en
los Deportes”, el bateador zurdo ponderó la posibilidad de trabajar en
el futuro en Operaciones de Béisbol en la Liga Dominicana de invierno,
sobre lo cual ha habido conversaciones, aunque nada en concreto, pero
que ahora está concentrado con su nuevo trabajo.

“Mire Enrique, lo acaba de decir perfectamente: Liceísta hasta
terminar”, exclamó Carlos, sonriente, cuando uno de los
entrevistadores, Enrique Rojas, externó que no se lo imaginaba
trabajando en una oficina, que no fuera la del Licey.

Dijo estar “sumamente interesado” en trabajar con los jóvenes,
ayudarlos a que se desarrollen, “aportar mi granito de arena para que
ellos puedan desarrollarse en su máxima expresión, no solo como
jugadores profesionales, sino como seres humanos, como hombres, a
ejercer una influencia positiva”.

Carlos Peña estableció, que por entender que debía dar más tiempo a su
familia, fue por lo que no dio una temporada más de juego al Club
Atlético Licey en sus últimos años de carrera.

A su juicio, en la carrera de un jugador llega un momento en el cual
las ventajas de jugar (en invierno) sobrepasan las desventajas. “Pero
llega el momento que es lo opuesto: que si juego, estoy agotando mi
cuerpo, deteriorándolo más rápido de la cuenta (y piensa): déjame
prepararme físicamente mejor y de esa manera estaré más listo para la
temporada de Grandes Ligas”.

Fue cuando dijo haberse sentido contento de poder jugar siete años con
los Tigres: “fueron los momentos más lindos de mi carrera, los
momentos que nunca olvidaré”.

Peña, quien fletó 286 jonrones y con 818 carreras remolcadas con cinco
equipos de Grandes Ligas, dijo estar disfrutando muchísimo de las
pruebas para su nuevo trabajo. “La verdad es que ha sido más difícil
de lo que pensaba, pero también más divertido de lo que esperaba…
Estoy contento donde estoy ahora y quiero seguir mejorando”, exclamó.

Proclamó que siempre tuvo interés por la televisión, a tal punto que
estudió Producción de Televisión en la Universidad de Northeastern,
conjuntamente con su carrera de Ingeniería. “Siempre tenía ese interés
por la televisión, el cine, como mi carrera secundaria. O sea, que
siempre estuvo ahí, en mi mente”.

Casado con Pamela Díaz, dos veces madrina del Licey (tienen dos
hijos), Carlos fue reiterativo sobre lo altamente significativo para
él disfrutar junto a su familia, “poder estar unidos en momentos
importantes”.

Sobre Sabermetría

Peña no se mostró muy partidario de la tendencia de última generación
en el análisis del béisbol. “A la Sabermetría se le está dando
demasiado énfasis, demasiado poder y peso a esos números”, dijo.

Y agregó: “Estamos ‘un poquito’ perdiendo esa sensibilidad. A veces
digo: ¡Y los escuchas no van a poder evaluar a un jugador de acuerdo
al valor que tenga, al fogueo, a esa hambre (de juego). Esas son cosas
que no se pueden cuantificar!

Reiteró que esas cosas, en lo particular, no les gustan. Refirió que
le gusta el manager con instinto, con el valor de tomar una decisión,
aunque todo el estadio la considere incorrecta, porque “cuando viene a
ver, gana el partido, por ese instinto.

“Por eso creo que la Sabermetría tiene que ser un complemento y no
algo que pese tanto, que sea lo único que se considere (en el análisis
del juego)”, remató.

Por Dimaggio Abreu

mlbf_21523129_th_43

Déjanos tu comentario