Bonifacio y Melky ayudan a Abreu

Emilioficio

PEORIA, Arizona — La llegada de los dominicanos Melky Cabrera y Emilio Bonifacio a los Medias Blancas de Chicago ha sido no sólo de gran importancia para el equipo, sino también para el primera base José Abreu.

Cabrera y Bonifacio cuentan con una experiencia combinada de casi dos décadas en Grandes Ligas y su impacto ha sido inmediato en lo que corresponde a ayudar al cubano a tener una preparación adecuada esta pretemporada.

“En el caso de Bonifacio y Melky, cuando llegaron [a los entrenamientos primaverales] estuvimos hablando del tema de la rutina y desde que llegaron ellos he cambiado un la rutina, en el sentido de comprender que hay que reservarnos para la temporada”, explicó Abreu en un aparte con ESPNDeportes.com.

“El año pasado no lo hice de esa manera y a lo mejor en ciertos momentos de la temporada me sentí un poco agotado”.

El toletero debutó en abril del año pasado con bombos y platillos, convirtiéndose en apenas el segundo pelotero en la historia en ser nombrado el mejor jugador de la Liga Americana y Novato del Mes en su primer mes en Grandes Ligas, tras liderar en jonrones (10), carreras impulsadas (32) y hits para extra bases (19).

No obstante, Abreu luego tuvo que pasar dos semanas en la lista de inhabilitados a mediados de mayo por sufrir de una severa tendinitis en el tobillo, la cual se estima fue causada por su excesiva rutina de hacer swings en la jaula de bateo.

“Desde que empecé los entrenamientos primaverales el año pasado me llamaron a la atención por estar bateando demasiado en el cage”, señaló el cubano.

“Este año, con la ayuda de [Bonifacio y Cabrera] aprendí, y es una realidad, que es importante administrarse bien, porque esto es spring training, y vale desde un punto de vista, pero hay que estar reservado para estar en la mejor forma en Opening Day”.

Abreu ha desarrollado una cercana amistad con Cabrera y Bonifacio, creando incluso un “club” con el curioso nombre de los “guasanos chiflados”, y afirma que todo pelotero latino quisiera estar rodeado de compañeros como los dominicanos.

El primera base de 28 años confía en que las adiciones a los Medias Blancas, no sólo en la ofensiva y defensiva con Adam LaRoche y Cabrera y Bonifacio, sino también en el pitcheo, con Jeff Samardzija y David Robertson, resultarán en una exitosa campaña para el equipo.

Abreu afirmó que no le cabe duda que los Medias Blancas cuentan con todas las piezas necesarias para avanzar a la postemporada, y que la clave será “tener una mentalidad ganadora”.

“Este año es muy distinto, hemos hecho muy buenas adquisiciones, nuestra directiva de los White Sox han hecho una gran labor y el pensamiento es distinto este año: hay que ganar”, sentenció. “Tenemos que crearnos una meta día a día de que hay que ganar y créanme que a final del año tendremos la meta que queremos como equipo”.

En cuanto a su impresionante debut en el 2014, donde fue nombrado de forma unánime el Novato del Año de las Grandes Ligas, terminando la temporada bateando .317, con 35 dobles, 36 cuadrangulares y 107 carreras impulsadas, Abreu afirma que ya todo eso quedó atrás y que está sólo enfocado en lo que tiene de frente este 2015.

“La temporada del año pasado ya pasó, eso ya quedó en el pasado. Este año lo que podemos mejorar es en ser mejor persona cada día… y lo demás viene solo”.

Por Marly Rivera
espndeportes.com
Marly Rivera ha cubierto los deportes de Nueva York desde 2004 como reportera, columnista y comentarista de MLB, NFL y NBA, además de fútbol internacional. Ella cubre a los Yankees y Mets para ESPNDeportes.com; es también reportera de camerino de Yankees, Mets, Giants y Jets para ESPN Deportes Nueva York 1050AM. Puedes seguirla también en Twitter: @MarlyRiveraESPN. Consulta su archivo de columnas.

Déjanos tu comentario