Australia está lista para inicio temporada

Original__9361747_TNSW_MLB_Final_LOGO_TEAMS_1

SIDNEY, Australia (AP)Luego de realizar juegos inaugurales de temporada en México, Japón y Puerto Rico en los últimos 15 años, las grandes ligas expandirán sus horizontes este fin de semana, en que Dodgers y Diamondbacks pondrán en marcha la campaña del 2014 en Australia.

Cuando Wade Miley, de Arizona, haga el primer lanzamiento de la temporada contra los Dodgers en el Sydney Cricket Ground el sábado, los equipos estarán a 12.500 kilómetros (7.800 millas) del Chase Field de Phoenix.

El abridor de los Dodgers Clayton Kershaw festejó sus 26 años el miércoles abrazando a un canguro.

“Ha sido una buena experiencia. Ojalá saquemos un par de victorias y resulte una gran experiencia”, comentó Kershaw. “El día inaugural siempre es divertido, no importa en qué continente juegues”.

Los encuentros se disputarán en un estadio de cricket con capacidad para 40.000 espectadores que ha sido adaptado al béisbol. El duelo inaugural del sábado se jugará a las cuatro de la mañana de la costa este estadounidense. El del domingo tendrá lugar a las diez de la noche del sábado en Estados Unidos.

Las grandes ligas iniciaron la temporada en Monterrey, México (1999), en Tokio (2000, 2004, 2008 y 2012) y en San Juan de Puerto Rico (2001). Esta serie marca el 100mo. aniversario de un juego de exhibición que los Gigantes de Nueva York y los Medias Blancas de Chicago disputaron en enero de 1914.


Dodgers y D-backs en un terreno sagrado

Ya tienen los banderines colgados a tiempo para el Día de Apertura como de costumbre. Los paños rojo, blanco y azul, en este caso, están esparcidos por los barandales de un edificio que tenía casi 50 años de edad el día que Wrigley Field abrió sus puertas.
“Este es territorio sagrado”, afirma Scott Egelton, director del Sydney Cricket Ground.

Quizá sea sagrado, pero algunas partes ahora son territorio de foul — y hay bastante de eso. Grandes Ligas, durante toda la semana, se está adueñando del escenario deportivo más histórico de Australia.

Las tropas británicas jugaron cricket en este sitio a mediados del siglo 19. Lo que hoy es conocido como el Sydney Cricket Ground abrió sus puertas en 1880, y dos de las construcciones originales todavía están de pie. Son de madera con columnas de color verde tenue.

Uno de ellos es el Members Pavilion, y a su lado está el Ladies Pavilion donde, hasta los años 70, las mujeres eran separadas de sus esposos. Algunos han elegido que sus cenizas sean esparcidas en el campo, y sus nombres son conmemorados en pequeñas placas de plata alineadas en una pequeña valla de color blanco.

Grandes Ligas envió aquí a Murray Cook hace varias semanas. Su experiencia es trazar campos de béisbol en territorios donde no se juega béisbol. Él construyó campos en Beijing, Frankfurt, y aquí en Sydney para los Juegos Olímpicos del año 2000. Él y su equipo dejaron el campo en óptimas condiciones utilizando los materiales disponibles en el lugar, aunque tuvieron que importar unas cuantas toneladas de arcilla del Sur de California para crear un cuadro apropiado.

El campo luce como cualquier otro de Grandes Ligas. El territorio de foul es más generoso que la mayoría — aunque no tan expandido como en Oakland — y, para evitar hacerlo un parque favorable totalmente a los lanzadores, Cook apretó las esquinas. Solamente tienes que batear la pelota 328 pies por las líneas para que sea un jonrón.

Los constructores tuvieron que crear casetas donde no las había. Son más pequeñas de lo normal. Los escalones estaban tan empinados, que Mark Grace, coach de Arizona, dijo entre dientes, “Dios mío, ¿acaso no saben lo fuera de forma que están los jugadores de béisbol?”, mientras batallaba para bajarlos durante la práctica del martes.

“Sí, me gusta. Parece un parque favorable a los pitchers, mucho territorio de foul”, dijo el pitcher de Arizona Wade Miley, quien realizará el lanzamiento inicial del primer partido de Grandes Ligas que se haya disputado aquí.

Miley ni siquiera planeaba estar en Australia. Él se hubiera quedado atrás cuando los Diamondbacks se embarcaron en un vuelo de 15 horas a Sydney, lanzando en partidos de entrenamiento primaveral de Ligas Menores, pero el joven as de los Diamondbacks, Patrick Corbin, se lesionó el codo. El equipo le dijo a Miley que él lanzaría el primer juego el sábado por la noche. Él empacó apresuradamente.

“Soy el primer pitcher de la temporada 2014 de Grandes Ligas. Eso es especial”, dijo Miley.

John Blundell, oficial de Grandes Ligas, estuvo aquí en enero y presenció un par de juegos disputados por el equipo local de cricket, los Sydney Sixers.

“No sabía nada, al igual que ellos no sabrán nada acerca de nuestro deporte”, dijo Blundell.

Pronto, ellos quizá sepan un poco más. Aproximadamente 80,000 aficionados podrán ver a algunos de los mejores peloteros en el mundo — pitchers como Clayton Kershaw y cañoneros como Paul Goldschmidt — pero las leyendas que este sitio venera compiten en un escenario totalmente distinto. Encima del jardín central, existe un letrero que dice “Victor Trumper Stand”. Trumper anotó 214 puntos contra Sudáfrica en 1910-11. Sobre el jardín derecho, se observa un letrero que dice “Clive Churchill Stand”. Churchill fue un fullback, uno de los más grandes jugadores australianos de rugby en la historia.

Y luego está Stephen “Yabba” Gascoigne. Él es el aficionado que hostigó al equipo inglés de cricket de forma tan despiadada, que se convirtió en un ícono.

Le construyeron una estatua de bronce en su honor. Si observan detenidamente, mientras juegan los Dodgers y los Diamondbacks, quizá puedan verlo. Él está en la segunda fila, sentado entre jardín izquierdo y central, con sus manos ahuecadas sobre su boca, y una botella a su lado.

Por Mark Saxon
ESPNLosAngeles.com

Déjanos tu comentario