Apoyan a Cuba

 ciego-de-avila-campeon-17
Cuba rompió el silencio respecto a su determinación a participar en la Serie del Caribe y al menos cuenta con el apoyo de dos de los cuatro países miembros de la Confederación de Béisbol del Caribe, según fuentes consultadas.
 
Autoridades del béisbol en la isla declararon este lunes a los medios de ese país que solicitaron una reconsideración de su caso, a fin de poder ser parte del torneo regional como país invitado, no como miembro de pleno derecho.
 
El comisionado del Caribe, Juan Francisco Puello Herrera, señaló en la rueda de prensa con que se cerró la última asamblea de la confederación, en junio, que la participación cubana en Hermosillo 2013 sólo podía ocurrir si la pelota insular asumía la responsabilidad de organizar la justa.
 
Las fuentes consultadas aseguraron que las ligas de México y Venezuela están de acuerdo con permitir a Cuba asistir bajo la figura de una invitación. Las mismas fuentes indicaron que Puerto Rico y República Dominicana aún no están ganados a la idea.
 
De confirmarse esto, Puello tendrá en sus manos la tarea de destrabar la igualdad de votos. La fecha tope impuesta por la asamblea para tener claro este asunto es este jueves 5 de julio.
 
Higinio Vélez, director nacional del béisbol cubano, expuso los motivos por los que solicitaron una reconsideración de su estatus respecto a la competencia anual, de acuerdo con lo publicado por el diario Juventud Rebelde y el blog Zona de Strike.
 
“Resulta poco factible para el país asumir el gasto de más de un millón de dólares, necesario para organizar el evento e inscribirse en el organismo”, explicó Vélez. “Si nos invitan con esa condición, vamos. Aún no hemos recibido respuesta y esperamos que lo hagan en los próximos días”.
 
Los delegados que participaron en la última asamblea de la confederación aprobaron dos nuevos formatos para la cita, ambos con la disputa de un partido final para definir al campeón.
 
Si Cuba entra, competirán cinco equipos por primera vez en la historia del clásico de febrero, que tiene más de medio siglo de existencia.
 
En el formato aprobado, los cinco países llevarían a cabo una ronda eliminatoria de cinco días, todos contra todos, con un día de descanso para cada escuadra. Al término de la quinta jornada, cada quien habría disputado cuatro encuentros.
 
El sotanero, bajo ese esquema, se marcharía a casa de inmediato. Los cuatro de arriba disputarían una semifinal el sexto día, el cuarto contra el primero y el segundo ante el tercero. Los dos vencedores se verían en la final, en la séptima fecha.
 
Por Ignacio Serrrano

Déjanos tu comentario