Esquinita MGM: Aniversario 104 del Licey

El Licey celebrò su 104 aniversario en grande. Frank Sinatra hubiera dicho “My Way” , pues su garganta y su calidad artìstica eran de liceìsta. Pero no tuvo la suerte de nacer aquì. Pobre Frank.

Se lo perdiò. A pesar de ser lunes y con las Estrellas, excepto del lado del Quisqueya adornado??? con banderas rojas, del home plate “palllà”, casi no habìa espacios vacìos “pacà”. El “palllà” es el lado del enemigo malo, el “pacà” es el lado del Licey.


Pitos, vejigas, bizcochos, 2×1 para entradas, para cervezas, màs de una orquesta en el
parqueo para la fiesta de la salida, fuegos artificiales, premios especiales para el (la) fanàtico 104 de la noche, concursos orquestas, el equipo jugando con ganas, con un uniforme igual que el que usò el Licey Campeòn del 1951, y la misma gorra, cuya rèplica estaba a disposiciòn de los fanàticos en la tienda de souvenirs del Licey a un precio mòdico.

Siendo muy niño, pero ya “siendo”, via al Licey de entonces con su uniforme “antiguo” hoy, y me puse la gorra de entonces. Esta noche me puse la rèplica de esa gorra. Soy viejo y punto. Lo tengo garantizado. Quien no quiera verse como me ve, què se muera joven.

Un bonito acto de reconocimiento a Pedro Martìnez, seguro Hall of Famer por lo que hizo allà, lo cual fue mucho, un No-No (no hit no run) de los pitchers del Licey durante 25 outs, cuyo rompimiento cambiò el tìtulo de mi esquinita originalmente planeada para esta noche: “Cual es el ùnico equipo que en su fecha aniversario….?). Pero faltaron 2 outs. Cònchole.

Felicitaciones para la Directiva en pleno, para Elvira Trinidad, toda estresada y dedicada a lo suyo.

Gran ambiente en el terreno, en las gradas, en el dugout, hasta me tomaron una foto con Pedro Martìnez y Juan Francisco a peticiòn de ellos… lo creen ustedes ??? En fin.

ESQUINITA REDONDEADA: De seguro a Landestoy lo estàn siquitrillando por ahì porque no puso a Victor Marte a iniciar el 9no. y al gringo que entrò le rompieron el no hit y el no run con 3 hits consecutivos. Confieso que al terminar el octavo pensè en Victor Marte porque, como fanàtico, usualmente pienso con el corazòn.


El manager Landestoy entendiò que su relevista gringo zurdo, con lanzamientos laterales, era el màs adecuado, y le saliò mal. Mal, desde el punto de vista de que perdimos el no-no, pero ganamos el juego, objetivo principal de todo dirigente. A los fanàticos nunca nada nos ha salido mal.


Si Landesteoy hubiera traido desde Panamà esta noche a Mariano Rivera en un vuelo especial para lanzar el 9no azul, primero, a Mariano le hibièramos dado un tremendo aplauso todos puestos de pie; segundo, hubièramos visto el no-no asegurado; tercero, si a Mariano le hacen lo mismo que al gringo, los fanàticos hubièramos dicho: “Landestoy no debiò haber traìdo a Mariano. Està fuera de forma.”

Comentarios mgilmejia@licey.com

 

Déjanos tu comentario