Reyes abanica a trece con rectas de 101 mph

Bv5-Tg8IMAAS8Ic

JUPITER, Florida.-Alex Reyes iluminó las pistolas de los radares con los dígitos triples en la noche del miércoles, pero después de una primera entrada en bruto, se le recordó que tirar duro no es la única clave para lanzar.

“La primera entrada luché con mi bola rápida, pudiendo salir adelante en la cuenta”, dijo el lanzador derecho de los Cardenales. “Hablé con mi coach de pitcheo [Randy Niemann] y él me quería que tirara más mi cambio de velocidad, así que nos ayudó a conseguir un buen resultado con mi bola rápida.”

El prospecto nnúmero tres de San Luis implantó record personal de trece bateadores ponchados llegando a cronometrar su bola rápita a 101 millas por holas en la derrota de los Cardinals de Palm Beach a los Blue Jays Dunedin en el Roger Dean Stadium.

Reyes (2-5) permitió tres tres carreras – dos limpias – y cinco hits y una caminata en seis entradas para sufrir la derrota, pero dominó para superar su marca anterior de once ponches en un partido que impuso recientemente contra las Tortugas de Daytona (Cinncinati) el once de mayo.

“Hoy, me siento bien, como el mejor trabajo que eh hecho durante el año”

Reyes, cuya efectividad se elevó a 2.08, ha permitido dos carreras limpias o menos en 10 de sus 12 aperturas este año. Ponchó a 10 bateadores en sus primeras dos aperturas, el 9 de abril y 15 y ahora ha tienen 90 en 60 2/3 entradas.

Pero nada de eso importaba para el dominicano Elizabeth, Nueva Jersey, cuando en la primera entrada cuando Dunedin conectó dos extrabases y un wild pitch con dos outs que vio tomar una ventaja de 2-0 al equipo visitante. Al menos cuatro de sus bolas rápidas fueron a más de 100 millas.

“He estado lanzando así el último par de salidas, pero no intento sobre tirar”, dijo. “Sólo trato de salir adelante con la bola rápida, ser coherente en la zona y tirar strikes.”

Reyes dijo que trabajó con su “cambo” para ayudar a establecer su recta después de la accidentada primera entrada y que para el tercero, ya se sentía cómodo en su control.

“Yo no sabía que estaba teniendo una buena noche hasta el tercero, ya que los dos primeros innings eran una especie de rutina”, dijo. “Estar ahí, compitiendo y luchando en el montículo, estaba lanzando strikes constantemente, y eso es lo que hace la diferencia en la tercera entrada.”

Palm Beach respondió con una carrera en la parte inferior del inning cuando CJ McElroy fue golpeado por un lanzamiento y anotó con un doble play, pero eso era todo lo que los Cardenales (31-35) podría manejar.

Los Azulejos (30-36) contra anotaron otra carrera en la sexta entrada cuando Matt Dean dio sencillo y anotó en un error de fildeo del jardinero izquierdo Derek Gibson.

Reyes dijo que ha estado trabajando en el perfeccionamiento de s recta desde el verano pasado, cuando se fue 7-7 con una efectividad de 3.62 y 137 ponches en 109 1/3 entradas en Clase A con Peoria.

“El año pasado al final de la temporada, comencé a trabajar en mi cambio de velocidad en Peoria y eso me ayudó y así acomodo más mi bola rápida “, dijo. “Si soy capaz de salir adelante con mi bola rápida y ser coherente en el montículo, me siento como si tuviera la oportunidad de enfrentar una gran cantidad de bateadores.”

Reyes, quien firmó con los Cardenales en la Secundaria de Elizabeth, dijo que se sentía fuerte después de la sexta, pero entendía que ser sacado del juego.

“Siempre es difícil para mí dar la pelota al coach, pero eso es lo que decidieron”, dijo. “Pero ser capaz de dominar los tres lanzamientos, mi curva fue bastante eficaz y tuve la oportunidad de salir adelante con mis pitcheos de strikes, los pude tirar cuando los necesitaba.”

El muchacho de padres dominicanos fue seleccionado por los Tigres del Licey en la tercera selección del turno 16 en el Sorteo de Jugadores Novatos de la Liga Invernal Dominicana en el 2014.

Por Danny Wild
Milb.com

Déjanos tu comentario