Tras instruccional y pesas, Alcántara llega a hacer su aporte

Por Alex Rodríguez E
Prensa@licey.com
SANTO DOMINGO (Licey.com).- Pieza clave en la consecución del campeonato pasado y aclamado por los fanáticos en las primeras fechas de éste, Sergio Alcántara al fin se ha integrado a las filas de los Tigres del Licey.
“Ya estaba ansioso por comenzar a jugar. Estaba en la liga instruccional y luego en un programa de pesas”, dijo el torpedero al ser entrevistado en la Antesala Azul por Tommy Troncoso antes del partido del sábado por la tarde ante los Leones del Escogido.
Alcántara tuvo un auspicioso debut al batear de 4-1 con una carrera remolcada, que fue la del empate en la octava entrada de un partido que acabó 8-7 a favor de los Tigres tras ir perdiendo con marcador de 6-0 luego de dos innings.
“En la instruccional estuvimos jugando y trabajando en algunas cosas, las debilidades. Luego eligieron a los jugadores para el programa de pesas y fui uno de ellos. Vine a Santo Domingo por tres semanas y después regresé para hacer las pesas”, agregó el novel jugador de 21 años.
Durante el verano, Alcántara fue parte del cambio que envió a J.D. Martínez de los Tigres de Detroit a los Diamondbacks de Arizona, que había sido la organización a la que perteneció desde que fue firmado para el profesionalismo.
“Estaba un poco triste al principio, ya que iba a otro sitio para hacer nuevos amigos, pero luego uno reacciona y piensa que puede ser lo mejor. Solo hay que seguir jugando con la misma intensidad”, declaró el jugador que ahora es un “Tigre” dos veces.
En dos equipos de clase A avanzada, bateó para .266 (466-124) con tres jonrones y 35 empujadas en 121 juegos. Anotó 62 carreras con 19 dobles, 3 triples, 15 robos de base, 48 boletos y 80 ponches. Cometió 24 errores en 506 chances con 181 outs, 301 asistencias y 58 doble matanzas.
“No me esperaba todo lo que pasó el año pasado, pero Dios le tiene preparado cada cosa a alguien cuando lo necesita. Pudimos hacer un buen trabajo junto al equipo para lograr el campeonato y ahora vamos a trabajar con más intensidad”, añadió.
Dijo que se ha dado cuenta que jugar en la pelota invernal es conveniente, ya que se aprenden muchas cosas junto a los veteranos, además de la presión que ejerce el público desde las gradas.
“Uno se enfoca en el juego. Esta es una liga corta en la que no se puede perder mucho, hay que tratar de ganarlos todos ya que si pierdes dos o tres en línea puedes meterte en problemas”, agregó el ganador del Guante de Oro como torpedero en la campaña 2016-2017.
Aunque no está seguro, en su mente está seguir con el club azul hasta el final de la temporada.
“Vamos a aportar el granito de arena que los Tigres necesitan. Estaba desesperado por integrarme, pero ya estamos aquí. Los fanáticos me escribían por Instagram que me querían, que estamos cometiendo errores, que necesitan al siore del año pasado”, añadió.

Déjanos tu comentario

Tu email no será publicado.