Miguel Castro regresa a Dunedin

Por Jon Meoli
The Baltimore Sun
DUNEDIN, Florida,-La última vez que la carrera de Miguel Castro tuvo sentido, por lo menos desde la perspectiva del desarrollo común de un jugador, vino en el mismo parque en el empezó su prueba para el puesto en la rotación del 2018 de los Orioles en una derrota el viernes 8 por 5 contra los Blue Jays de Toronto – en Dunedin Stadium.
Antes de ser apuntado como cerrador de los Blue Jays en el 2015 con tan solo 20 años de edad, antes de que ese experimento fallara y provocara un cambio que lo enviara a los Rockies de Colorado, y antes de que los Orioles lo trajeran como un proyecto de recuperación el pasado Abril, hubo dos semanas que estuvo con los Blue Jays de Dunedin en Clase A alta en la Liga Estatal de la Florida.
Fue el fin de una temporada de despegue, cuando Castro, 19 años en ese entonces, lanzó hasta escalar dos niveles desde pelota de temporada corta en solo dos meses.
Lo hizo como abridor, y aunque volvió a subir a Dunedin la próxima temporada en una asignación de rehabilitación, Castro ya había arrancado por la vía rápida.
Formalmente empezó a declarar su caso para un puesto en la rotación luego de dos temporadas de luchas y una de éxito – el año pasado como relevista largo de los Orioles – ahora de vuelta al mismo parque causó emoción a Castro, saliendo luego de tres entradas sintiéndose que fue un digno retorno.
“Me sentí muy bien hoy,” dijo Castro a través de Ramón Martínez, el instructor de lanzadores del club. “Mi rodilla estaba bien – no me molestó nada, y eso significa que todo empezó de la forma correcta. Voy a competir toda las veces, cada vez que salga allí, tratar de hacer lo mejor y ver qué pasa.”
Castro, que su debut en la liga de la Toronja fue dilatada por una tendinitis en la rótula en sus rodillas, tuvo un día parecido al de todos los contendientes para la quinta posición en la rotación de los Orioles esta primavera, incluyendo Mike Wright Jr., Nestor Cortes Jr. y Gabriel Ynoa – el no dominó, pero tampoco se descalificó de la competencia.
Permitió una Carrera con dos indiscutibles, par de boletos y un ponche, dejando el partido empate a uno antes de que los B’Jays empezaran a batear alrededor del relevo. Los Orioles cayeron antes los Azulejos, dejando su record de la liga de la Toronja en 6-8-1.
“Bien, muy bien. Me gustó la forma que tuvo la primera entrada y volvió de vuelta,” dijo el dirigente de los Orioles Buck Showalter. “Pienso que terminó teniendo un buen salido  trabajo que hizo.”
En la primera entrada, con su bola rápido alcanzando las 97 millas por hora en el radar del estadio, Castro trabajó bajo en la zona pero dejó una bola rápida en conteo de 2-2 sobre el plato al veterano jardinero izquierdo Curtis Granderson y vio como rebotó contra la pared del jardín central.
Dos bateadores después, el tercera base Josh Donaldson, disparó un sencillo por el lado izquierdo para que anotaran. Una doble matanza ayudó a Castro cerrar el episodio, y tres rodados más tarde lograron una segunda entrada sin problemas.
Luego de solo localizar su bola rápida con strikes en la primera entrada, empezó a lanzar cambios de velocidad y sliders de buen uso en la segunda entrada, mezclando los tres lanzamientos en la tercera.
 Abrió su entrada final ponchando el jardinero central Kevin Pillar mirando pasar un slider, luego caminando un par antes de lograr dos elevados de out para salir sin problemas.
Aunque mantuvo la velocidad de su bola rápida en toda su salida de 49 lanzamientos, dijo que su slider “fue un poco inconsistente,” pero su cambio de velocidad fue “mucho mejor”. Que no pasó ningunos bates pero tuvo seis de nueve outs por el suelo mostró que Castro estaba operando con la misma fórmula que lo ayudó a tener un PCL de 3.53 en 39 apariciones (una apertura) con los Orioles en el 2017.
Sus equivocaciones contra Granderson y Donaldson fueron conectados con solidez, pero todo lo otro no, dejando que Castro saliera conforme con lo que está por delante de él. Mientras Wright ha permitido dos carreras con cuatro indiscutibles en tres salidas en la liga de la Toronja para dejar claro su caso y unirse a Dylan Bundy, Kevin Gausman, Andrew Cashner y Chris Tillman en la rotación abridora, Cortes pasó trabajo el jueves y Ynoa está fuera por dos semanas con una reacción de estrés en su tibia.
Si los Orioles continúan buscando rellenar su rotación internamente, la candidatura de Castro tuvo un bien comienzo este viernes.
“Es una competencia,” dijo Castro. “Voy a tratar hacer lo mejor de mí.”
“Está ese tiempo del año donde hay casilleros vacíos en el camerino y las personas empiezan a sentirse un poco… hay un poco de ansiedad y a veces se deja ver en el terreno. Ese no es el caso con él,” dijo Showalter. “El no se estáprestandoatención, a el mismo. Creo que ese ha sido el caso los últimos días con otros tipos. Ellos están al tanto, pero otros tipos, lo llevan a otro nivel. Algunos tipos, les pesa cargarlo alrededor de ellos y hay mucha emoción ocurriendo alrededor.
Traducción:
Lionel Senior/Licey.com

Déjanos tu comentario

Tu email no será publicado.