Mercedes se presentó al Licey en buena forma

Por DiMaggio Abreu P
Prensa@licey.com
BASEBALL CITY, Boca Chica (Licey.com).- Con basa de 16 jonrones y 20 dobles en 380 turnos en las Ligas Menores, Yermín Mercedes se sumó a los entrenamientos en mejor condición física y sin el fantasma de una lesión que le alejó gran parte de la temporada invernal pasada.
El receptor, inicialista o bateador designado se presentó a las prácticas más de rebajado de lo habitual y dispuesto a trabajar más para lograr una mejor forma física.
Aseguró que durante el verano no tuvo visos de la dolencia que le aquejó y se mostró satisfecho de su actuación en el verano, cuando repitió temporada en Clase A Avanzada (98 partidos), más 12 en Doble A con la organización Orioles de Baltimore.
“Este año no tuve ningún problema en las menores y me fue sumamente bien”, le dijo el romanense a Sussy Jiménez en el entrenamiento de los campeones nacionales en la academia de los Rojos de Cincinnati, en Boca Chica.
“Bueno…, caliente, pero están los muchachos con la misma intensidad en trabajo, siempre activos”, refirió Mercedes a la cuestión de cómo ha visto a sus compañeros al llegar a las prácticas el pasado lunes.
 “Siempre estamos ahí, haciendo nuestro trabajo, los muchachos están bien y vamos por buen camino”, continuó.
El jugador de 24 años admitió que su participación en parte de tres inviernos con el Licey, aunque sin abundantes juegos, le han servido para ser mejor pelotero, ya que aquí comparte con jugadores de Grandes Ligas, veteranos y con más alta clasificación que él.
“Es una bonita experiencia para mí, porque estoy viviendo casas que no había vivido”, complementó.
Agradeció a la fanaticada, que por las redes sociales le expresaron su cariño cuando se lesionó la temporada pasado.
“A la fanaticada que se mantenga activa con Yermín Mercedes, que siempre les voy a dar lo mejor de mí, para que sigan con esa alegría y entusiasmo de seguir apoyándome y les doy las gracias…”, mandó como mensaje.
En 110 encuentros en las menores con Baltimore promedió .276 en bateo, por 105 hits en 380 turnos, impulsó 62 carreras, anotó 53. Recibió 35 bases por bolas, lo que aumentó su OBP (porcentaje de embasarse) a .340, se ponchó 67 veces.
Esa participación incluye 12 partidos que disputó en la Liga del Este (AA), donde fue subido para suplantar un receptor que fue subido cuando se lesionó Welington Castillo con el equipo mayor de los Orioles. Bateó de 44-13 (Ave .295), con jonrón, tres dobles, siete remolques. Ha sido el más alto nivel en las Menores.

 

Déjanos tu comentario

Tu email no será publicado.