“Ahora es que queda Licey”, afirma “el 13”

Por DiMaggio Abreu

Prensa@Licey.com
SAN FRANCISO DE MACORIS (Licey.com).- “Ahora es que queda Licey”. La frase de Hanley Ramírez después de decidir el partido contra los Gigantes del Cibao el domingo retrata a alguien que se las pasa motivando a sus compañeros, en las buenas y en las malas del equipo azul.

El bateador designado de los Tigres conectó sencillo que remolcó a Yamaico Navarro desde segunda base para proporcionar triunfo 2-1 en la entrada número 12 para la segunda victoria seguida del club (4-5) y posesionarlo en la segunda posición del round robin, a un juego de los Gigantes y 1.5 del Escogido.

“Bien, bien, bien. Necesitábamos esa victoria, estamos jugando muy bien en equipo en los últimos dos partidos y esto es lo que necesitamos”, dijo Ramírez a Sussy Jiménez para Licey TV, ante la interrogante de cómo se sentía luego de decidir el cotejo en el parque Julián Javier de San Francisco de Macorís.

A decir de los integrantes más jóvenes del equipo, durante la reciente racha de cinco derrotas seguidas que encajó, Hanley era uno de los más motivadores.

“Tenemos que mantenernos positivos; nadie dijo que iba a ser fácil el camino y ese es mi trabajo: mantener a todo el mundo con la cabeza en alto”, es lo que decía Ramírez a sus compañeros en medio de la racha negativa.
Referente a los efectos positivos que generaría el cambio de dirigente que hizo el equipo y los ajustes que haría Audo Vicente, se le preguntó si el resto del camino sería más positivo que hasta ahora.

“Ahora es que queda Licey; a la gente que no se asuste, que ellos saben que los Tigres del Licey hacen sufrir un poquito a la fanaticada, pero lo hacemos (por jugamos) con el corazón; se les quiere: el 13”. Así se despidió de Jiménez.

El partido se encontraba igualado 1-1 desde la cuarta entrada. En la parte alta del 12, ante el diestro mexicano José Flores, Navarro tomó la inicial por transferencia y se estafó la segunda almohadilla (apenas el segundo robo de los Tigres en nueve cotejos del round robin). En cuenta de 2-2, Ramírez conectó el imparable decisivo al campo central.

Fue la cuarta victoria azul (4-5) en el round robin, la primera para el nuevo dirigente Audo Vicente, quien hacía su debut.

Déjanos tu comentario

Tu email no será publicado.