Mejía, un infielder natural que se adapta a los jardines

 

Por Alexandro Rodríguez Escarraman
Prensa@licey.com
SANTO DOMINGO (Licey.com).- Aunque Erick Mejía es un natural defensor de las posiciones del cuadro interior, con los Tigres del Licey su mayor desempeño se ha producido en los jardines.
Y esa es una de las encomiendas que ha recibido por parte de su organización en el béisbol de las Grandes Ligas, los Reales de Kansas City.
“Soy un infielder natural, pero ahora estoy en los jardines que es donde he jugado la mayoría de las veces aquí. Es un poco difícil bajar al cuadro ya que ves al bateador más cerca, hay que atrapar un rodado en vez de un elevado. Es lo que hay y tengo que adaptarme”, dijo al ser entrevistado por Juan Nova Jr.
Mejía tiene un promedio de bateo de .257, fruto de 28 hits en 109 turnos al bate con cuatro dobles, un cuadrangular y cinco vueltas remolcadas.
“Los Reales quieren que trabaje en el rol de utilily, que me mantenga jugando en varias posiciones”, añadió Mejía, quien llegó a los Tigres la temporada pasada en un cambio que llevó a José Marmolejos a las Águilas Cibaeñas.
Entiende que el Licey ha estado jugando una buena pelota, pero que a veces hay pequeñas cosas que no se pueden controlar. De todas maneras piensa que el equipo se mantiene en una buena posición.
Uno de los aspectos en que más ha ayudado a los Tigres es en la velocidad. Cuenta con 19 vueltas anotadas, ha tomado 17 bases por bolas -por 18 ponches- y sus ocho bases robadas son la segunda mayor cantidad para el equipo.
“Me siento más cómodo aquí al lado de mi familia, la gente me quiere mucho. Se que con las Águilas hay mucha rivalidad y que son los equipos que tienen a los mejores fanáticos”, agregó Mejía.

Déjanos tu comentario