Heath muestra agradecimiento al Licey en mensaje de despedida

Por Alexandro Rodríguez Escarraman
Prensa@licey.com
SANTO DOMINGO (Licey.com).- Si un jugador importado disfrutó su paso por los Tigres del Licey en esta temporada fue sin duda el jardinero central Nick Heath.
En su mensaje de despedida, tras agotar su contrato con el equipo azul, así lo dejó saber a la fanaticada a través de su cuenta de instagram “inheathwetrust”.
“@tigresdellicey y el resto de la familia Licey, gracias, desde el fondo de mi corazón por hacer esta experiencia de la liga de invierno de la que hablaré por el resto de mi vida”, escribe Heath, quien dejó la liga como el líder en bases robadas con 16.
De esta manera se igualó con Alonzo Perry (1953) como los importados que han alcanzado el mayor número de bases estafadas en una temporada con los Tigres.
“Por aceptar a los importados, por apoyarnos siempre y permitirnos convertirnos en uno de ustedes (incluso cuando no jugamos lo mejor posible). Muchas gracias y te amo Liceista.
Hasta pronto #LiceyCampeon”, añade el mensaje del jugador que se ganó el aprecio de los fanáticos por su juego rápido, su velocidad en las bases y excelente defensa en el jardín central.
En la gloriosa historia del Licey, Heath quedó inmediatamente detrás de Luis Castillo, quien lideró el circuito con 17 bases robadas en la campaña de 1997-98.
Dentro de los importados finalizó detrás de Bobby Brower, de los Azucareros del Este en 1986-87, quien se quedó con 18, Ralph Garr, de las Estrellas Orientales, con 23 en 1969-70 y 1970-71 y Lou Frazier, de los Azucareros en 1992-93, con 26, como los líderes estadounidenses con mayor cantidad de robos.

 

 

https://www.youtube.com/watch?v=RP2APVs3-Yk

 

 

 

Déjanos tu comentario