El Juez de las Grandes Ligas impone su ley en Miami con batazos de puro poder

T-Mobile Home Run Derby

Aaron Judge #99 of the New York Yankees celebrates with the trophy after winning the T-Mobile Home Run Derby at Marlins Park on July 10, 2017 in Miami, Florida.

(July 9, 2017 – Source: Mike Ehrmann/Getty Images North America)
Por Jorge Ebro
jebro@elnuevoherald.com
MIAMI, Florida,-La fiesta del Slugger se tragó al Juego de las Estrellas. Ante un estadio atestado y delirante, Aaron Judge conquistó el 33mo Derby de Jonrones destronando en su estela de poder a Giancarlo Stanton.
Desde la final de la NBA, ningún otro evento deportivo había despertado tanto interés como esta competencia de poder, donde los nombres de Stanton y Judge se perfilaban como los favoritos.
Judge, quien pegó el bambinazo más largo a 513 pies de distancia, levantó a decenas de miles de aficionados de sus asientos y les regaló un espectáculo increíble al superar en la gran final del Derby al dominicano Miguel Sanó, cuando aún le quedaban 1.53 minutos por consumir en el reloj.
El de Nueva York puso en vitrina ese poder que le ha hecho un favorito de los aficionados para dejar plantado en primera ronda a otro de casa, Justin Bour, quien se quedó a uno de los primeros 23 jonrones de Judge.
Ayudado por el coach de prácticas de bateo de los Yankees, el cubano Danilo Valiente, Judge fue todo y mucho más de lo que se comenta de él en las Mayores y ahora conocen de primera mano los 37,027 fanáticos que lo vieron despachar a sus rivales.
Quizá fue producto del cansancio tras arribar a Miami en horas de la madrugada del lunes procedente de San Francisco, pero Stanton distó mucho de ser ese campeón de la pasada competencia en San Diego.
El gigante de los Marlins terminó con 16 bambinazos para ser superado apenas por los 17 del dominicano de los mulos, Gary Sánchez, quien avanzó a segunda ronda junto con Sanó (11) y Cody Bellinger (15), este último había condicionado su presencia en el Derby a que su padre le lanzara. Y así ocurrió.
Sin duda, Stanton y Bour pusieron en alto la bandera de los peces, a pesar de su pronta eliminación, sobre todo el inicialista que se echó al público en el bolsillo con sus gestos en busca de apoyo.
Stanton fue el primero en aceptar la invitación para defender el título ganado en la edición pasada, pero Judge mantuvo en vilo a millones de fanáticos hasta que dio su consentimiento una semana antes.
Pero mucho antes ya se medían batazos, se comparaban números de velocidad, potencia, se auscultaban las declaraciones de ambos y se buscaban intenciones en cada palabra.
El Big G y el Juez ya competían sin saberlo o se hacían los desentendidos.
Judge había ganado el Derby de Jonrones de la Serie Mundial Universitaria del 2012, se apoderó del récord de bambinazos de principiantes dentro de los Yankees con 30 y es el novato con más vuelacercas en una primera mitad de temporada de Grandes Ligas desde que Mark McGwire pegara 33 en 1987.
Se robó el show no solo con su potencia, sino por su variedad. Bateó por la banda contraria y la gente no dejaba de admirar las apititudes de un joven de apenas 24 años.
Judge, la joya de los Yankees, es algo impresionante y lo más bonito fue que la afición pudo disfrutarlo en toda su plenitud.

T-Mobile Home Run Derby

Miguel Sano #22 of the Minnesota Twins competes in the T-Mobile Home Run Derby at Marlins Park on July 10, 2017 in Miami, Florida.(July 9, 2017 – Source: Mike Ehrmann/Getty Images North America)

T-Mobile Home Run Derby

Gary Sanchez #24 of the New York Yankees competes in the T-Mobile Home Run Derby at Marlins Park on July 10, 2017 in Miami, Florida.(July 9, 2017 – Source: Rob Carr/Getty Images North America)

 

 

T-Mobile Home Run Derby

A detailed view of a bracket prior to the T-Mobile Home Run Derby at Marlins Park on July 10, 2017 in Miami, Florida.

(July 9, 2017 – Source: Mark Brown/Getty Images North America)

Déjanos tu comentario

Tu email no será publicado.