TEMPORADA GRANDES LIGAS INICIARÍA 20 DE JULIO

Tras días de dimes y diretes en torno del dinero entre las Grandes Ligas y el sindicato de peloteros, el comisionado Rob Manfred comenzó a dudar si habría una temporada en 2020, y lo dijo así en televisión.

Luego, llamó al líder sindical Tony Clark, a quien le dijo que, si aceptaba, viajaría de Nueva York a Arizona para sostener una reunión por primera vez en tres meses. Ambos charlaron cara a cara el martes, durante varias horas, en una habitación del Westin Kierland Resort & Spa de Scottsdale.

El plan incluye paga completa, aunque prorrateada, pese a jugar sin fanáticos, dijeron a The Associated Press fuentes cercanas a los detalles del documento, quienes hablaron a condición de permanecer en el anonimato porque los detalles no se han anunciado.

Cada equipo disputaría 60 juegos —en vez de los 162 que conforman una temporada normal— durante 10 semanas a partir del 20 de julio. Sin embargo, podría añadirse al calendario un encuentro inaugural, el 19.

El marco de trabajo derivaría en que los peloteros recibieran aproximadamente el 37% de sus salarios. Así, éstos totalizarían casi 1.480 millones de dólares en vez de los 4.000 millones contemplados originalmente.

La postemporada se expandiría de 10 a 16 clubes este año, y los dos duelos de comodín se transformarían en una ronda completa de ocho equipos. Habría así ocho series, a ganar dos de un máximo de tres juegos.

Ello crearía un mínimo de 14 nuevos compromisos de playoffs, cuyos derechos de transmisión podrían venderse. Las Grandes Ligas tendrían la opción adicional de involucrar a 14 o 16 equipos en la postemporada de 2021.

Las mayores garantizarían un fondo de 25 millones de dólares a distribuir entre los peloteros en la postemporada. Se repartirían así participaciones de playoffs para los jugadores en caso de que no puedan venderse boletos para los juegos.

Podría emplearse el bateador designado en todos los juegos por primera vez en la historia, incluyendo a los clubes de la Liga Nacional para 2020 y 21.

Ambas partes realizarían contribuciones conjuntas a iniciativas en favor de la justicia social.

Los peloteros con los llamados contratos divididos —que pagan un salario menor cuando el jugador es enviado a las ligas menores— no tendrían que pagar el adelanto que recibieron ya: 16.500, 30.000 o 60.000 dólares dependiendo de su convenio para un total de unos 33 millones de dólares.

Las Grandes Ligas consideraron que este marco debe ser promovido por el líder de cada una de las partes entre sus representados. El sindicato no emitió comentarios.

“A mi solicitud, Tony Clark y yo nos reunimos ayer varias horas en Phoenix”, dijo Manfred en un comunicado. “Dejamos la reunión con un marco desarrollado en conjunto que acordamos podría ser la base de un acuerdo y sujeto a discusión con nuestros respectivos representados”.

“Resumí el borrador varias veces en la reunión y le envié hoy a Tony un resumen”, agregó. “En coherencia con nuestras conversaciones de ayer estoy alentando a los equipos a seguir hacia adelante y confiar en que Tony está haciendo lo mismo”.

La última oferta del sindicato, entregada el 9 de junio, contemplaba un calendario de 89 encuentros, con la totalidad del salario prorrateado. Esto resultaría en el 55% del sueldo y cerca de 2.200 millones de dólares.

Las grandes estrellas, como Mike Trout y Gerrit Cole recibirían 13,33 millones de dólares cada uno con el plan más reciente de las Grandes Ligas y 19,78 millones con el planteamiento del sindicato. Un jugador con un salario de 1 millón de dólares recibiría 370.370 dólares con el plan de los equipos y 549.383 con el del sindicato.

El salario mínimo de 563.500 dólares se ubicaría en 208.704 con el plan de la MLB y 309.577 con el del sindicato.

El sindicato tendría que renunciar a cualquier reclamo adicional que pudiera desembocar en un oneroso pleito legal.

Manfred y Clark entraron en tanto detalle durante el encuentro, que declararon un receso para permitir que el comisionado consultara a los dueños sobre temas de la comisión de políticas laborales de las Grandes Ligas.

Tras analizar el marco, los jugadores podrían rebatir con una propuesta de más partidos, quizás incorporando dobles carteleras.

Antes de esta semana Manfred y Clark no se habían reunido desde el 13 y 14 de marzo en Arizona, dos días después de que se suspendió la pretemporada debido al coronavirus.

Manfred sostuvo la semana pasada que estaba “100 por ciento” seguro de que habría campaña. Tras las airadas discusiones del fin de semana, reconoció el lunes que “había un riesgo real” de que no se realizara la temporada.

El béisbol se ha deteriorado hasta llegar a un conflicto laboral, mientras la NBA, NHL y MLS han avanzado en los planes para reanudar sus campañas.

Aunque las Grandes Ligas acumulan ocho paros laborales de 1972 a 1995, las partes han negociado cuatro contratos colectivos de manera consecutiva sin interrumpir la actividad. Pero las tensiones se han agravado en los años recientes.

El sindicato perdió una queja en que acusó a los Cachorros de Chicago de manipular el tiempo de servicio de Kris Bryant para posponer el momento en que podía declararse agente libre. Recurrió a otra querella en la que acusó a varios clubes de no utilizar de manera apropiada dinero destinado a compartición de los ingresos.

En este contexto y con la posibilidad de un nuevo contrato colectivo que reemplace el actual acuerdo que expira el 1 de diciembre del 2021, se incrementaron las tensiones debido al virus.

Ambos bandos llegaron el 26 de marzo a un acuerdo en los que los jugadores aceptaban recibir salarios prorrateados, 170 millones en salarios por adelantado y garantizar el tiempo de servicio si no se disputaba ningún partido este año.

A cambio los jugadores renunciaban a cualquier reclamación de pago adicional, cediendo la posibilidad de probar si Manfred podría invocar de manera exitosa la provisión de los contratos que permite suspender esos convenios durante una emergencia nacional.

Los jugadores interrumpieron las conversaciones el sábado, un día después de que las Grandes Ligas dieron la última propuesta, y dijeron que era inútil seguir con las conversaciones. Los jugadores conminaron a MLB que estableciera el calendario de manera unilateral, pero Manfred indicó que las Grandes Ligas no lo harían mientras existiera la amenaza de una demanda.

 

COMISIONADO DE MLB, ROB MANFRED, AHORA TIENE MENOS CONFIANZA EN TEMPORADA 2020

ESPN

El comisionado de Grandes Ligas, Rob Manfred, le dijo a ESPN el lunes que “no está seguro” de que habrá una temporada de béisbol en 2020 y que “mientras no haya diálogo” con la Asociación de Jugadores de la MLB, “ese riesgo real continuará”.

En una conversación con Mike Greenberg para el especial “The Return of Sports” de ESPN, Manfred retiró los comentarios hechos a ESPN la semana pasada, cuando dijo “inequívocamente que vamos a jugar Major League Baseball este año” y calculó la probabilidad de “100 por ciento”.

“No estoy seguro. Creo que hay un riesgo real; y mientras no haya diálogo, ese riesgo real continuará”, dijo Manfred cuando se le preguntó si confiaba en que habría una temporada.

Se le preguntó a Manfred qué están haciendo las conversaciones para la óptica de MLB, mientras que el país ha sido cerrado por la pandemia de coronavirus y solo recientemente ha comenzado a reabrirse.

“Es solo un desastre para nuestro juego, absolutamente no hay dudas al respecto. No debería estar sucediendo, y es importante que encontremos una manera de superarlo y volver a poner el juego en el campo para beneficio de nuestros fanáticos”, dijo.

Manfred dijo que la “decisión de la MLBPA de poner fin a las negociaciones de buena fe” y la necesidad de un acuerdo con el sindicato sobre protocolos de salud y seguridad “fueron realmente negativos en términos de nuestros esfuerzos”.

“Los propietarios están 100 por ciento comprometidos a recuperar el béisbol en el campo”, dijo Manfred. “Desafortunadamente, no puedo decirte que estoy 100 por ciento seguro de que eso va a suceder”.

El director ejecutivo de MLBPA, Tony Clark, siguió con una declaración pidiendo a la liga que use su derecho del acuerdo de los lados del 26 de marzo para establecer un calendario, diciendo: “Desafortunadamente parece que un diálogo adicional con la liga sería inútil. Es hora de volver a trabajo. Díganos cuándo y dónde”.

Manfred dijo que cree que el sindicato tenía la intención de presentar una queja, por el hecho de que la liga no había cumplido con su obligación bajo el acuerdo del 26 de marzo de jugar la mayor cantidad de juegos posible, lo que consideró una “táctica de mala fe”.

El lanzador de los Cincinnati Reds, Trevor Bauer, respondió a los comentarios de Manfred, calificándolos de “fanfarrón” en una serie de tuits.

“Tenía la esperanza de que una vez que llegamos a un punto en común sobre la idea de que íbamos a pagar el salario prorrateado completo de los jugadores, que obtendríamos algo de cooperación en términos de proceder bajo el acuerdo que negociamos con la MLBPA el 26 de marzo”, le dijo Manfred a ESPN.

“Desafortunadamente, durante el fin de semana, mientras Tony Clark declaraba su deseo de volver al trabajo, el principal abogado del sindicato estaba diciendo a los periodistas, jugadores y eventualmente revirando a los propietarios que tan pronto publicaramos un calendario –como lo solicitaron– pretendían presentar una queja alegando que tenían derecho a mil millones de dólares adicionales. Obviamente, ese tipo de táctica de mala fe hace que sea extremadamente difícil avanzar en estas circunstancias”.

Manfred fue uno de los seis comisionados deportivos profesionales entrevistados para el especial, que se emitirá el lunes a las 9 p.m. ET en ESPN.

 

REUNIÓN DEL LICEY SE CENTRÓ EN EL PITCHEO

Por Dimaggio Abreu

SANTO  DOMINGO (Licey.com).- El pitcheo fue el tema central que abordó la presidencia de los Tigres del Licey con su oficina de Operaciones de Béisbol en la segunda reunión que realizan luego del retorno a labores por la pandemia de coronavirus.

El presidente del Club Atlético Licey, doctor Domingo Pichardo, en compañía del tesorero y expresidente Miguel Ángel Fernández, se reunió por varias horas con el gerente general Junior Noboa y su elenco, como parte de los aprestos para conformar el equipo ideal con que los Tigres pretenden competir en el torneo invernal 2020-2021.

“Hoy se habló mucho de pitcheo, se barajaron algunos nombres importantísimos, sobre todo criollos y algunos nombres de extranjeros que ya han venido por aquí y comenzamos a hacer la lista de los posibles pitchers que podrían ayudarnos este temporada”, refirió Pichardo a la salida del encuentro en las oficinas del equipo en el Estadio Quisqueya Juan Marichal.

Como había adelantado esta semana Noboa, el presidente confirmó que el dominicano Jairo Cuevas será el coach de pitcheo del equipo, de quien recordó que está asignado al equipo Triple A de los Angelinos de Los Ángeles de Anaheim y que “está proyectado para trabajar en el equipo grande en cualquier momento”.

Indicó que Cuevas está al tanto de todo lo conversado, se les están enviando las informaciones y que “estamos trabajando en contacto, junto a la gerencia y Operaciones de béisbol en todo lo que tiene que ver con el área del pitcheo”.

El presidente del glorioso conjunto azul explicó que en estas reuniones se analizan las deficiencias que tienen los Tigres, qué deben fortalecer y cambiar para mejorarlo y tratar de llegar a octubre con el equipo ideal.

Se recuerda que luego de la primera reunión de directivos con la gerencia tras el parón por el COVID-19, el Licey realizó dos cambios que buscan conformar un equipo más atlético.

Adquirió al receptor Pedro Severino de las Águilas a cambio de Arismendy Alcántara; y al jugador del cuadro y los jardines Rosell Herrera por Juan Francisco, quien pasó a los Gigantes del Cibao.

En la reunión, Noboa estuvo acompañado por sus asistentes Carlos José Lugo, Daniel Rufenacht, Rafael Mateo y Eduardo Soriano.

PICHARDO: REUNIÓN CON CANDIDATOS FUE PARA SOLICITAR FACILIDAD CREDITICIA

Por DiMaggio Abreu

SANTO DOMINGO (Licey.com).- La reunión de la Liga de Béisbol Profesional con los tres candidatos punteros para las elecciones presidenciales del 5 de julio, no fue para pedir que le regalaran nada, sino solicitar al futuro gobierno una facilidad crediticia que permita montar el torneo invernal 2020-2021 de manera segura, aunque con las limitantes que impone la  del COVID-19.

Fue por tal razón que la Liga, encabezada por su presidente Vitelio Mejía y los titulares de los seis equipos solicitaron una reunión con los candidatos que se apuntalan como favoritos (Luis Abinader del PRM, Gonzalo Castillo por el PLD y Leonel Fernández de FP), para ver qué piensan sobre torneo.

“Hasta ahora las respuestas que recibimos fueron positivas, todos están de acuerdo en que el torneo debe realizarse; los candidatos ninguno está de acuerdo con que se haga un torneo recortado; ellos prefieren que sea un torneo tradicional como se hace, desde octubre hasta febrero”, aseguró Pichardo en una entrevista el viernes 12 de junio en el programa “Mañana Deportiva”, que por CDN Radio dirigió Yancen Pujos, acompañado de Máximo Díaz.

En ese sentido, informó que ya se crearon las comisiones que están hablando con los gerentes financieros de cada uno de los candidatos, para cuando se llegue el momento definir cómo se le daría curso a la facilidad crediticia, si es través del Banco de Reservas, el Banco Central u otra instancia del Estado.

“Lo importante es que todos (los candidatos) están positivos en querer ayudar a la Liga y que se realice el próximo torneo”, remató Pichardo ese punto.

 Protocolo para el torneo

En cuanto al protocolo de salud que aplicaría el Licey con visto al próximo torneo, “Don José Manuel Fernández, In Memoriam”, dada la pandemia por coronavirus, el doctor Pichardo dijo que la organización azul está a la espera del protocolo que habrá de enviar las Grandes Ligas del béisbol estadounidense.

Dijo creer que esta vez no habrá declaratoria de “fatiga extrema” y los jugadores que pretendan jugar necesitarán el visto bueno de sus organizaciones de Estados Unidos, por cuanto, necesita saber cuáles son los protocolos que ellos tienen preparados o que le envíen los que tienen diseñados.

El presidente adelantó que el Licey tiene previsto hacer pruebas semanales a todos los jugadores; ya dio órdenes para que los cubículos (lokers) de los jugadores estén separados con uno de por medio; en los partidos como local en la casa club solo estarán los jugadores del roster del día, mientras que los demás, los coaches y el personal de apoyo -como los receptores de práctica- estarían en el club house de equipos visitantes, que dijo están en excelentes condiciones.

Expuso que también se está evaluando si los jugadores podrán ducharse en el estadio, que con comunes y el contacto sería muy próximo o si se marchan a bañarse en sus casas. Es por eso que espera conocer los protocolos que emanará el béisbol organizado de Estados Unidos.

Reducirán coaches

En ese sentido, el doctor Pichardo anunció que el Licey va a reducir la cantidad de sus coaches “a no más de nueve, un máximo de diez, no más de ahí”, de una cuantía de 22 que el equipo tiene en nómina, lo cual ya conversó con el gerente general Junior Noboa. En ese sentido, dijo que en cada juego solo estarían con el equipo los entrenadores que sean necesarios.

Confirmó que por las limitaciones económicas que ha provocado el COVID-19, la temporada que viene se va a cancelar la Liga Paralela, la Liga Infantil Tigres del Licey y el campamento “Licey Summer Camp”, todo por razones de seguridad y, por tanto, “todos esos coaches van a quedar libre”.

Respecto a montar el torneo con público, estuvo conteste en que las proyecciones que se hacen sobe el nivel de contaminación del virus, es que para septiembre y octubre estaría muy bajo, por cuanto se podría jugar con público tomando medidas preventivas, porque “el virus se va a quedar, no se va a ir”.

Así las cosas, prevé que se jugaría con fanáticos en las gradas, todos portando mascarillas; se analizaría si se venden boletas con asientos separados de uno o dos para el distanciamiento personal a fin de proteger al fanático; ver si se ponen de acuerdo en cuanto a si los túneles desinfectantes se puede aplicar o no en las entradas de los estadios y los club houses, porque hay opiniones encontradas al respecto.

 

Niega salida de Lugo

De otra parte, el presidente del Licey dijo ver con asombro rumores que han circulado sobre cancelaciones de personal en la organización y negó de plano que Carlos José Lugo haya sido cesado en sus funciones como asistente en Operaciones de Béisbol y analista de la cadena de transmisión.

“Esto de Carlos José Lugo, en lo absoluto”, negó. Y acotó que es un analista del béisbol, de los que aseguró que no abundan en el mercado del periodismo deportivo; que es un activo muy valioso para los Tigres del Licey “y es un honor para nosotros contar con un individuo como Carlos José Lugo, que aporta ideas, conocimientos sobre jugadores y nos ayuda mucho en sus comentarios y en la selección en el draft de jugadores al momento de elegir.

Definió de falsos los rumores de cancelación del pofesional, que sigue en el equipo. Aseguró que a Lugo solo se saca él mismo del Licey, que se marcha cuando él desee del equipo. Apreció que “es un excelente ser humano”, que cuando le llama para que le hable de algún jugador, le da siempre respuestas bien dirigidas y bien objetivas, porque es un buen analista del béisbol y sus comentarios en las transmisiones son excelentes.

En cuanto a otras supuestas cancelaciones, recordó que el Licey no es ajeno a la crisis que vive el mundo y que su deber como administrador del equipo es preservar la empresa lo más que se pueda.

Añadió que lamentablemente, no son momentos de tomar decisiones sentimentales, sino objetivas para que el Licey pueda seguir hacia adelante. “Son medidas administrativas y nada más”.

Explicó que el equipo tiene que prever y prepararse, porque no se sabe hasta cuándo llegará la crisis y que eso lo están haciendo todas las empresas en el mundo.

En el caso del retirado comentarista de la Cadena Azul, don Tomás Troncoso, el presidente de los Tigres informó, que se le tenía una pauta publicitaria a su programa radial, “Los Deportes en Marcha” y que “lamentablemente, todas las medidas tocan todos los aspectos”.

Rosell Herrera dice estará con Licey desde primer día

Por Dimaggio Abreu

SANTO DOMINGO (Licey.com).- Rosell Herrera, la nueva adquisición de los Tigres del Licey, tiene una decisión: integrarse el conjunto desde el primer día de la temporada que se avecina y mantenerse en el equipo durante el torneo completo.

Su manifiesta disposición refleja el grado de satisfacción que le produjo su pase a la gloriosa organización capitalina, a la que por adelantado expresa agradecimiento por convertirlo en un miembro del equipo y se declaró “un liceísta al 110 por ciento”, al tiempo que externa gratitud a los Gigantes del Cibao y la ciudad de San Francisco de Macorís por el apoyo que recibió allí.

“Es una oportunidad tremenda que Dios me ha dado de poder estar en la organización del Licey y sé que las cosas van a salir bien; solo hay que seguir confiando y vamos a llevar la corona hacia allá”, estima el nativo del sector Los Mameyes, Villa Duarte, en Santo Domingo Este, quien arriba a los Tigres a cambio de Juan Francisco.

Explica que en invierno dio prioridad a su preparación física para asistir a los entrenamientos primaverales de los Yankees en busca de hacer el equipo de Grandes Ligas este 2020 y por tanto no pudo jugar con los Gigantes, “pero ahora si Dios quiere”, va a estar en el equipo desde el primer día de campaña y completarla. Lo último dependerá de las circunstancias y del equipo.

Reiterativo en su conversación de lo que significa la preparación física para el atleta y el mucho tiempo que dedica al trabajo para estar al tope y seguir su progreso, afirma que con el Licey jugaría donde el equipo crea que puede aportar, como hizo en Grandes Ligas con los Reales de Kansas City en 2018, cuando defendió seis posiciones entre el cuadro interior y los jardines y solo cometió un error.

“La cuestión es ayudar al Licey a ganar el campeonato”, explica el jugador de 27 años, bateador de ambas manos y veloces piernas, durante una entrevista para los medios y redes sociales de los Tigres, realizada al caer la tarde del martes 9 de junio por el director de Comunicación de la organización, periodista Ildefonso Ureña.

Revela que se siente más cómodo bateando a la zurda. Los primeros años fueron difíciles a la derecha, pero se ha ido desarrollando y en los últimos le ha ido bien “y considera que puedo hacer daño de los dos lados y para eso estamos trabajando”.

Cree que una de sus mayores fortalezas es su bateo, “aunque todavía no lo he demostrado en Grandes Ligas”, pero es lo que sabe que puede hacer, batear por todos los lados del terreno y al Licey puede aportarle velocidad y mucho movimiento en las bases.

En cuando a la defensa, “me considero un jugador que puedo darle confianza a mi manager de jugar cualquier posición”, y que en ese sentido dedica tiempo a practicar cada posición del cuadro para los que tiene habilidades y los jardines.

Hijo de beisbolista profesional, Frank Herrera, jardinero que perteneció al Licey a mediados de los 80s y está “súper contento por el cambio”; con dos hermanos mayores también peloteros, Rosell declara que proviene de una familia liceísta, que igual que él, todos sus integrantes se sienten muy satisfechos por el giro que da en la pelota dominicana.

Asegura que su padre ha sido el principal soporte en ruta al profesionalismo y que es vecino de jugador de grandes ligas Carlos Santana, quien le da muchos consejos, a quien toma como ejemplo para superarse y ya conversaron sobre el cambio al Licey, por lo cual se alegró.

Rosell Herrera revela que mantiene buenas relaciones con varios jugadores como los hermanos Bonifacio, el capitán Emilio y Jorge, especialmente con el último; también Adalberto Mondesí y el lanzador Leurys Gómez, con quien ha jugado en contra, pero llevan buena amistad y el día de el cambio al Licey, conversaron.

Firmado como torpedero en julio 2 de 2009 por los Colorado Rockies, solo jugó un año en la Dominican Summer League (LDS), antes de ser enviado a Estados Unidos. A los cuatro años, luego de crecer tres o cuatro pulgadas lo convirtieron también en jardinero.

Adujo que uno de sus puntos fuertes han sido sus piernas, que siempre ha tenido velocidad, pero fue en 2013 estando en Doble A, cuando un coach le sugirió que usaras piernas y le enseñó algunos trucos para robar bases. Se estafó 36 para ocupar el tercer lugar del circuito.

Estima que ese año no pudo disparar jonrones en la cantidad que se proyectaba, pero entendió que podría hacer otras cosas, como el uso de sus piernas. Al final de temporada se lastimó el hueso de su muñeca derecha y los siguientes dos años prácticamente se los perdió.

Su ascenso a Grandes Ligas lo sorprendió en 2017, cuando dominaba las dos ligas Triple A (Internacional y Costa del Pacífico) en extrabases conectados cuando fue llamado por los Rojos de Cincinnati. En 2018 compartió triple A con el conjunto mayor de Kansas City en en 2019 con los Marlins de Miami.

Respecto a este 2020, cuando aún no se sabe si habrá acción en las Grandes Ligas, mantiene las expectativas de hacer el equipo mayor de los Yankees. Informa que al momento del paro por la pandemia del COVID-19, todavía no lo habían bajado. Mejor aún, el equipo mantiene la comunicación con él y le recomiendan que se mantenga ready, por lo que continúa con su rutina de trabajo.

Aunque reconoce entiende que no ha podido demostrar su buen bateo en el tiempo que ha jugado en la pelota invernal, reconoce que esta liga enseña mucho, que todo depende de la mentalidad que tenga el jugador cuando participa en ella. En su caso, afirma que tomó lo mejor, con lo que puede sacar provecho en el béisbol de los Estados Unidos.

NOBOA VE CAMBIO OFRECE ALTERNATIVAS AL LICEY; NUEVO COACH PITCHEO

Por DiMaggio Abreu

SANTO DOMINGO  (Licey.com).- El cambio de Juan Francisco a los Gigantes del Cibao no solo lleva a los Tigres del Licey un jugador versátil que puede actuar en casi todas las posiciones del cuadro interior y los jardines. También abre más oportunidades de jugar a figuras como Yermín Mercedes, Domingo Santana, Michael De la Cruz y otros.

El tema lo puso en perspectiva el gerente general del Licey, Junior Noboa, quien apreció que Rosell Herrera dará al club la posibilidad tener una alineación más atlética, batea a ambos lados del plato y puede hacer las mismas cosas que Arismendy Alcántara, recién transferido a las Águilas para recibir al receptor Pedro Severino.

Explicó que la salida del líder jonronero de todos los tiempos permitiría que Yermín Mercedes esté todos los días en la alineación, como receptor o designado, puesto puede actuar de tercero hasta sexto al bate; participación al grandes ligas Domingo Santana, quien ha expresado interés; al receptor Michael De la Cruz, quien a su juicio fue el JMV del Licey la campaña pasada y no había recibido chance; además Hanley Ramírez puede actuar como designado, lo mismo que Pedro Severino cuando no esté detrás del plato.

Concedió que el cambio será beneficioso a las dos franquicias envueltas como al propio Juan Francisco, quien va a tener una nueva carrera en el equipo en el que surgió; y al Licey le dará la oportunidad de contar con una alineación más atlética.

El gerente general del conjunto azul dio estas declaraciones durante una entrevista este martes 9 de junio en el programa “Mañana Deportiva”, que por CDN Radio conducen los comunicadores Yancen Pujols, Satosky Terrero y Máximo Díaz.

Explicó que fue muy difícil cambiar a Francisco por la clase de jugador que es, así como por su personalidad en el club house. Aseguró que recibió informes de que las Estrellas estaban interesadas en el toletero, pero el jugador que ofrecían no satisfacía al Licey, que se inclinó por la oferta de los Gigantes, ya que Rosell Herrera es más interesante por su versatilidad y está cotizado.

“Es un buen cambio para nosotros”, acotó Noboa en referencia al capitalino de 27 años, 6’3” de estatura y 195 libras, quien los últimos tres años ha estado en Grandes Ligas con Rojos de Cincinnati, Reales de Kansas City y Miami Marlins. Ahora pertenece a los Yankees de Nueva York y con los Gigantes del Cibao jugó en tres de las últimas cuatro campañas.

Noboa dijo que en principio quiso hacer un cambio diferente con Francisco, en que estuvieran envueltos múltiples jugadores, pero fue rechazado y se decidió hacer el uno por uno.

Resuelto caso Yermín

Noboa aseguró que el impase con el jugador Yermín Mercedes fue resuelto, que habló con él y lo notó bastante positivo, que está trabajando fuerte y lo vio muy bien físicamente.

Dijo que le aconsejó que se olvidara de los problemas que tuvo (abandonó el equipo en un momento crucial de la campaña pasada), que se concentre y vaya al Licey a jugar pelota, pero que tiene que adaptarse a la disciplina del equipo y de sus compañeros que están fajados todos los días en el terreno.

Confió en que tomará bien el consejo y agregó que nunca pensó en cambiarlo, porque cree que es uno de los mejores bateadores de la Liga dominicana, que encaja en la alineación del Licey como tercero, cuarto, quinto o sexto al bate. También que puede ayudar en la parte defensiva, en la receptoría.

Tras abandonar al equipo, el Licey suspendió al nativo de La Romana de manera indefinida.

 

Jairo Cuevas coach pitcheo

Junior Noboa adelantó la contratación de Jairo Cuevas como el nuevo coach de pitcheo de los Tigres y que los próximos días va a informar la estructura del cuerpo de entrenadores, entre los que habrá cambios.

Indicó que Cuevas trabaja con la organización Angelinos de Los Ángeles de Anaheim, en el nivel Triple A, en quien ve a “un muchacho” que pudiera mantenerse por muchos años con el conjunto azul, lo cual es muy importante en su visión como gerente general.

Explicó que un entrenador de pitcheo a largo plazo es importante, porque conoce a los lanzadores nativos del equipo y puede saber en cual situación puede actuar mejor cada uno.

Noboa dijo que permanecerá con el equipo la mayoría de coaches, pero que habrá algunos ajustes, porque no está seguro de que la Liga Paralela funcione este año.

Con el manager Sojo

Respecto al seguimiento con su manager para la próxima temporada, el venezolano Luis Sojo, el jede de las Operaciones de Béisbol aseguró que se conversa bastante con él, que el equipo le hace saber todo lo que se está haciendo, cómo marcha la liga, “que estamos positivos” y cómo vamos como país.

Adujo que hay una cosa clara, que como nación tenemos que mejorar, hay que garantizar un protocolo para asegurar la salud de los jugadores y el personal en la época en que se vaya a jugar, que sea en un ambiente sano.

Para fines del montaje del torneo, señaló que “hay algo bueno”, como fue la reunión de la Liga Dominicana de Béisbol con los tres candidatos principales a ganar las elecciones generales del 5 de julio próximo (Luis Abinader del PRM, Gonzalo Castillo del PLD y Leonel Fernández de FP) y que los tres están “sumamente positivos en dar una ayuda” al torneo invernal próximo.

Apreció que la LIDOM va a necesitar de la ayuda oficial, porque la mayoría de las empresas han sufrido bastante económicamente por la crisis del coronavirus, que ya hay algunas muy importantes que han avisado que posiblemente no participen en la promoción del torneo.

“Y entonces vamos a necesitar ayuda” –continuó- “para que el pueblo dominicano pueda tener béisbol; que yo creo que nos lo merecemos; que si estamos en una situación buena de salud después de todos estos meses críticos, creo que no hay nada mejor que tener un buen torneo de béisbol, para que nuestra mente vuelva y tener un poco de recreación”.

 

 

LICEY ADQUIERE A ROSELL HERRERA POR JUAN FRANCISCO

Por DiMaggio Abreu

SANTO DOMINGO  (Licey.com).- Tigres del Licey adquirió al jugador con experiencia de Grandes Ligas Rosell Herrera, de los Gigantes del Cibao, al que envió de vuelta al líder de jonrones de todos los tiempos en la pelota invernal dominicana, Juan Francisco.

Herrera es un utílity que puede defenderse en el campo corto, la tercera base y los jardines, nativo de la capital, 27 años, que también es un bateador ambidiestro.

Entre las temporadas 2018 y 2019 ha disputado 149 partidos de Grandes Ligas con los Rojos de Cincinnati, Reales de Kansas City y Marlins de Miami. Ahora pertenece a la organización Yankees de Nueva York en el béisbol de Estados Unidos.

La transacción fue avalada por el presidente de la Liga de Béisbol Profesional de República Dominicana, licenciado Vitelio Mejía Ortiz.

“Rosell es un jugador versátil, que hará que nuestra alineación sea más atlético”, valoró el gerente general del los Tigres Junior Noboa a la nueva adquisición azul, que en tres temporadas en que ha visto acción con los Gigantes, ha disputado 100 partidos. No actuó la última campaña.

“Le agradecemos a Juan por los años que estuvo con nosotros y por los buenos momentos que brindó a nuestra organización y a la fanaticada de los Tigres del Licey”, fue el mensaje de Noboa para quien se llegó a denominar como “el caballo azul”.

El Licey adquirió a Francisco junto al jardinero Pedro Zapata de los propios Gigantes, el 15 de julio de 2011, por el jardinero Carlos Peguero, el receptor Robinzon Díaz y el lanzador derecho Jhonny Núñez.

Durante su estancia con el Licey, Francisco disparó 38 cuadrangulares, que sumados a los 32 que logró en su etapa de tercera base de los Gigantes, entre 2007-08 y 2010-11, asumió el liderato de todos los tiempos en batazos de cuatro esquinas para un total de 70.

Rosell Herrera es profesional desde 2010, firmado por la organización Rockies de Colorado. Desde 2017 se ha desempeñado entre Triple A y Grandes Ligas.

En las mayores ha agotado 383 turnos y 421 apariciones, con 86 hits conectados, promedio de .225, con 20 dobles, tres triples, tres jonrones, 31 impulsadas, 35 anotadas, un OBP de .286.

En tres temporadas con los Gigantes desde 2016-17, acumuló 378 veces al bate, con ocho dobles conectados, cuatro triples y dos jonrones, 36 carreras anotadas, igual cantidad de impulsadas, 14 robos de bases, 32 bases por bolas, promedio .191, un OBP de .275.

Es la segunda transacción que el Licey realiza en el transcurso de tres semanas. El 21 de mayo se atrajo desde las Águilas Cibaeñas al receptor Pedro Severino a cambio del utílity Arismendy Alcántara.

LICEY EXPRESA CONDOLENCIAS A RAFAEL DÍAZ

SANTO DOMINGO. La junta ejecutiva del Club Atlético Licey expresó su más profundo pesar a su comentarista Rafael Díaz Abreu por el fallecimiento de su padre, el señor Lino Díaz, acaecido la madrugada de este domingo 7 de junio en esta capital.

El presidente de la entidad, doctor Domingo E. Pichardo Peña, definió como una muy sensible pérdida para la familia del Licey, la partida de un ser querido, como es el progenitor de uno de los distinguidos integrantes de la cadena de trasmisión de su equipo en el béisbol profesional dominicano.

Exhortó a Rafael Díaz a armarse de fortaleza y guardar conformidad ante la irreparable pérdida de su padre, y los mismos sentimientos para sus hermanos Humberto y Carlos Díaz.

Iguales expresiones externaron a su compañero de labores, los integrantes de la cadena del Licey, que coordina el director de Comunicación del club, Ildefonso Ureña.

El señor Lino Díaz falleció a la edad de 71 años, mientras estaba interno en el centro CECANOT, en esta capital y su sepelio pautado en horas de la tarde de este mismo domingo en el cementerio Cristo Redentor.

 

LIDOM Y FENAPEPRO SE REÚNEN Y HACEN PROGRESOS PARA FIRMA DE UN NUEVO ACUERDO

Santo Domingo.- Sendas comisiones técnicas de la Liga de Béisbol Profesional de República Dominicana (Lidom) y de la Federación Dominicana de Peloteros Profesionales (Fenapepro) celebraron este viernes una reunión de trabajo en la que hubo progresos con miras a alcanzar un nuevo acuerdo entre ambas entidades.

Los comisionados de ambos organismos conversaron por casi cuatro horas a través de la aplicación de comunicación Zoom en un espíritu de total cordialidad y cooperación, y tocaron únicamente los puntos relacionados con la agencia libre.

Ambas partes examinaron propuesta y contrapropuesta sobre el modelo de agencia libre. En algunos puntos hubo acuerdos y en otros se realizaron observaciones que serán analizadas por los técnicos de cada institución, que volverán a reunirse el próximo martes nueve de junio en horas de la mañana.

La representación de Lidom estuvo encabezada por su vicepresidente, Winston Llenas Davila; Valentín Contreras, coordinador de operaciones; Jorge Torres, director técnico, y su asistente, Francisco Hernández Micheli; José Gómez, gerente general de los Leones del Escogido, y Carlos José Lugo, del departamento operaciones de los Tigres del Licey.

La comisión de Fenapepro fue conformada por su presidente, Erick Almonte; Vian Araujo, director ejecutivo; Esteban German, secretario; Quilvio Veras, tesorero,  además del asesor de esa entidad, el venezolano Félix Luzon.

Tanto Llenas Dávila como Almonte afirmaron que la cordialidad, el respeto y la cooperación con la que se llevó el encuentro dejó claro que Lidom y Fenapepro buscan lo mejor para el béisbol dominicano, y que si se continúa en ese espíritu se puede augurar la pronta suscripción de un nuevo convenio.

MLPPA MANTIENE FIRME POSTURA CONTRA PROPUESTA DE MÁS RECORTES SALARIALES

ESPN

Los jugadores de Grandes Ligas no aceptarán otro recorte salarial y “rechazaron tajantemente” el plan de la liga de comenzar la temporada, de acuerdo a un comunicado del director ejecutivo del sindicado, Tony Clark.

El comunicado se dio luego de una teleconferencia de dos horas del consejo ejecutivo de la Asociación de Jugadores de Grandes Ligas y otros líderes del gremio y un día después de que la liga rechazó la propuesta de los peloteros de jugar una temporada 114 partidos con salarios totalmente prorrateados.

La liga quiere un calendario drásticamente reducido para que los dueños puedan pagarle a los jugadores por partidos.

“Esta semana, las Grandes Ligas comunicaron su intención de programar una temporada drásticamente recortada a menos de que los jugadores negocien concesiones salariales”, dijo Clark. “Las concesiones que buscan se agregan a las reducciones de miles de millones de dólares que los jugadores ya han acordado”.

Los jugadores creen que el acuerdo de finales de marzo con la liga especificaba su pago por la temporada de forma prorrateada, pero el lenguaje en el acuerdo también dijo ue ambos lados discutirían la “viabilidad económica” de jugar partidos sin aficionados en medio de la pandemia por el coronavirus.

La primera propuesta de la liga desde ese acuerdo, que pedía una escala móvil de nuevos recortes salariales en una temporada de 82 partidos, fue rechazada tajantemente por los jugadores.

 

Las negociaciones están en un punto muerto.

“Los jugadores propusieron más juegos, dos años de Playoffs extendidos, aplazamiento de salarios en caso de una cancelación de la Postemporada de 2020 y la exploración de eventos adicionales de categoría y mejoras en la transmisión con el fin de llevar creativamente nuestros jugadores a los aficionados y al mismo tiempo, aumentar el valor de nuestro producto”, dijo Clark en el comunicado.

“En lugar de comprometerse, la liga respondió que recortará la temporada, a menos que los jugadores acepten más reducciones de salario”, agregó.

“El consenso abrumador del concejo es que los jugadores estén listos a reportarse, listos para volver al campo y que estén dispuestos a hacerlo bajo condiciones sin precedente que podrían afectar la salud y seguridad, no sólo de ellos mismos sino de sus familias también. La exigencia de la liga para concesiones adicionales fue tajantemente rechazadas”, señaló Clark. El reloj se agota en relación al inicio de la temporada, como lo indicó un directivo que señaló que los pitchers necesitarían hasta cuatro semanas para prepararse. Ese periodo pone en riesgo la fecha del 4 de julio para un probable inicio de la campaña, a menos que se llegue a un acuerdo antes.